Adair Turner | RED/ACCIÓN

El gran desafío climático no es la industria o el acero: son los alimentos

Desde el informe Stern sobre la economía del cambio climático, publicada en 2006, los costos estimados para lograr emisiones netas de gases de efecto invernadero de los sistemas de energía, construcción, industriales y de transporte del mundo se han desplomado. Y en muchos sectores, como el transporte por carretera, los consumidores pagarán menos por ser ecológicos.