John Murton | RED/ACCIÓN

Que la financiación pública esté del lado correcto de la historia

El uso de energía solar ya es la forma de producir electricidad más barata de la historia. Pero para poder limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, se necesita una transformación mucho más rápida de los sistemas energéticos. Y para eso es necesario que gobiernos y organismos de financiación pública dejen de dar apoyo a los combustibles fósiles.