¿Cómo incide el cambio climático en los desplazamientos internos? | RED/ACCIÓN

¿Cómo incide el cambio climático en los desplazamientos internos?

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Un vistazo al reporte sobre el nexo entre el cambio climático, los desastres y los desplazamientos. Además, fallo histórico contra Shell y regresan las negociaciones climáticas.

¿Cómo incide el cambio climático en los desplazamientos internos?

Un nuevo reporte analiza el rol que el clima cambiante está teniendo en el desplazamiento interno de personas. En esta edición, compartimos sus hallazgos más destacados.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Fotos: Honduras, Sudán del Sur y DRC, por NRC | Intervención: Denise Belluzo

GRID 2021. Éstas son las siglas, por su versión en Inglés, del Informe Global del Desplazamiento Interno que en la edición 2021 se centró en la relación entre el cambio climático, los desastres (o, como prefiero llamarlos, eventos climáticos) y los desplazamientos de personas. 

El rol que el cambio climático tiene en la movilidad de las personas es algo que a veces se lo percibe como un efecto a futuro, pero es una realidad que ya está entre nosotros y sobre lo cual necesitamos profundizar en conocimiento, estudio y acción. Y este reporte lo demuestra. Analicemos lo más destacado. 

  • ¿Qué pasó en 2020 con los desplazamientos internos? Algo para nada bueno. Hubo un notable incremento de desplazamientos internos, aún considerando que fue el año de los confinamientos y restricciones de movilidad por la pandemia. En 2020, los conflictos y los desastres dieron lugar a 40.5 millones de nuevos desplazamientos internos en 149 países y territorios, con los mayores de ellos en China, Filipinas y Bangladesh. Honduras, Cuba, Nigeria y Guatemala fueron los países latinoamericanos entre los 25 primeros países con más desplazamientos.

    El total de personas que vivían en situación de desplazamiento interno a fines de 2020 alcanzó una cifra récord de 55 millones: 48 millones por conflictos y violencia, y 7 millones por desastres.
  • ¿Cuál es el rol del clima? El reporte analiza dos principales causas de desplazamiento: por conflictos y violencia, y por desastres. Nos enfocaremos en la segunda. De los 40.5 millones de nuevos desplazamientos mencionados anteriormente, 30.7 millones fueron por desastres. De los desplazamientos por desastres, el 98% se debieron a eventos relacionados con el clima, principalmente tormentas e inundaciones.

    Ejemplo de ello fueron las prolongadas temporadas de lluvias en Oriente Medio y África subsahariana o la temporada de huracanes del Atlántico más activa registrada. ¿Otros eventos asociados? Incendios, temperaturas extremas, sequías, deslizamiento de tierras.

    Estos convierten el área en totalmente inhabitable y hacen que el regreso, después del desastre, no sea una opción para las personas afectadas.
  • ¿Y el rol de ese clima en cambio? Bueno, todo lo anterior se intensifica. El cambio climático no sólo intensifica las variables de las que dependen estos desastres, sino que también incrementa el riesgo y los peligros relacionados con sus impactos sobre las personas.

    Desde el Observatorio de Desplazamiento Interno, responsable del reporte, subrayan que el cambio climático no es el único factor que impulsa el riesgo de desplazamiento y que aún falta mucho por hacer en materia de recolección y análisis de datos para poder establecer una relación directa. Ello además no puede dejar de lado aspectos sociales y económicos ante eventos climáticos más intensos, ni los efectos a largo plazo del cambio climático -como la desertificación o la pérdida de biodiversidad- que pueden tener un impacto en los desplazamientos.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Bangladesh | Foto: WFP

¿Cuál es el mayor desafío para la acción ante esta problemática? La multicausalidad. Es en la convergencia de conflictos por violencia y desastres por clima que lleva a las personas a desplazarse, incluso no por primera vez, sino por segunda o tercera. A veces por violencia y otras por desastres. En relaciones múltiples entre ambos.

Por ejemplo, el reporte ilustra dos situaciones. La primera: el aumento de las temperaturas y la sobre-explotación de recursos conduce a la escasez de agua. Ello genera tensiones y conflictos entre grupos de personas por el acceso al agua. Resultado: desplazamientos. La otra situación: un conflicto dificulta el acceso al sustento para vivir, ello genera desplazamientos y establecimiento en tierras marginales; lo que aumenta la exposición y vulnerabilidad ante cualquier desastre.

“La crisis de desplazamiento de hoy surge de muchos factores interconectados, como el cambio climático, conflictos prolongados e inestabilidad política. En un mundo ahora más frágil a causa de la pandemia de la Covid-19, la voluntad política sostenida y la inversión en soluciones locales serán más importantes que nunca”, dijo Alexandra Bilak, directora del Observatorio.

Conforme el reporte, la acción debiera basarse en tres ejes: políticas más avanzadas, reducción de riesgos ante desplazamientos y respuesta efectiva. Entre las respuestas se debe contemplar lo que el desplazamiento implica en materia del impacto en educación de esas personas, acceso a la vivienda, salud y seguridad, e ingresos económicos.

Y puntualmente ante los desastres, se deben trabajar en mejores políticas en materia de integración local o reubicación planificada de las personas afectadas. El último dato que no quiero dejar de mencionar: el 95% de los nuevos desplazamientos por conflictos de 2020 ocurrieron en países altamente o muy altamente vulnerables al cambio climático. La adaptación no debe ser dejada a un lado ni en las políticas climáticas ni el financiamiento climático.

Podés acceder al reporte completo, en inglés, aquí.

3

"Shell destruye el clima y nuestros océanos" | Foto: Greenpeace

¡Fallo histórico! Un tribunal del distrito de La Haya, donde Shell tiene su sede, ordenó hoy a la empresa a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 45% para 2030, respecto de los niveles de 2019. ¿Por qué es histórico? Porque es la primera vez que se responsabiliza legalmente a una empresa por su contribución al cambio climático. Y porque ello marca un precedente de ahora en adelante, especialmente con las empresas de combustibles fósiles.

La demanda había sido presentada por siete agrupaciones ambientalistas en nombre de más de 17.000 ciudadanos locales.

  • Un dato a no pasar por alto. En 1988 (año en que nací) Shell ya contaba con un reporte interno a partir del cual se sabe que la empresa no sólo conocía sobre el calentamiento global sino también sobre cómo su empresa estaba contribuyendo a él.

4

Sede de la CMNUCC en Bonn, Alemania | Foto: UNFCCC

Las negociaciones climáticas are back! Y venía ansiando escribir esto hace rato. La COP25 de diciembre de 2019 fue la última instancia formal de negociaciones para avanzar en la implementación del Acuerdo de París en cambio climático. Si bien tuvo algunos resultados positivos, dejó un gusto a poco (o nada) respecto de lo más importante que debía ocurrir: la reglamentación del artículo 6 sobre mecanismos de mercado y no mercado. (Puedes recordar mi análisis de la COP25 desde Madrid aquí). Ahora, volvemos al ruedo... con algunas pequeñas grandes diferencias.

  • ¿Qué ocurrirá? Desde el próximo lunes 31 de mayo hasta el viernes 17 de junio se llevarán a cabo las reuniones intersesionales, preparatorias a la COP26, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se celebraría en noviembre próximo en Glasgow. Su objetivo: avanzar en el todo trabajo que quedó acumulado desde Madrid debido a las postergaciones por la pandemia.
  • ¿Cómo vamos a participar? Las negociaciones no escaparán a la nueva normalidad de la virtualidad. En lugar de estar todos reunidos en Bonn, Alemania, participaremos desde nuestras casas de modo online. Se ha preparado una plataforma especial para las reuniones y, según el rol de delegado nacional, observador o periodista, cada uno tiene distintas posibilidades de participación. Es la primera experiencia online y, por ello -sumado a todos los desafíos de transparencia, conectividad, huso horario- no se tomarán decisiones formales. Ellas se dejarán para cuando la presencialidad sea posible.
  • ¿Cuáles son las expectativas? La red que reúne a organizaciones climáticas de todo el mundo, Climate Action Network, describe los temas sobre los cuales se debiera progresar en las intersesionales de las próximas tres semanas, "sin que ninguna Parte se aproveche de la virtualidad para obstaculizar el progreso". Algunos de ellos: acelerar la movilización del financiamiento climático prometido, mejorar los mecanismos para aumentar la ambición en la reducción de emisiones y la adaptación, avanzar con principios firmes y claros respecto del artículo 6.

5

En agenda: tres breves para accionar. Te comparto tres propuestas en calendario para involucrarte a través de la lectura, la formación o la participación.

  • Para leer. En Argentina, el trigo transgénico volvió a estar en el centro del debate por una posible primera alianza comercial con Havanna para incluirlo en la receta de sus conocidos alfajores. Al respecto, te recuerdo este artículo que escribí para RED/ACCIÓN sobre el trigo transgénico, con voces a favor y en contra.
  • Para formarte. Negociaciones de cambio climático y salud es el nombre del curso online que acaban de anunciar la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Instituto de Naciones Unidas para la Formación Profesional y la Investigación (UNITAR), y Climate Tracker (una iniciativa que quiero mucho y con la que aprendí un montón en las negociaciones). Son dos webinarios, gratis, pero Inglés. El primero será el próximo lunes 31 de mayo y el segundo el martes 15 de junio.
  • Para participar. Abrió la convocatoria para aplicar a la segunda edición del premio REvolutionaries que reconoce las contribuciones de jóvenes líderes de América Latina y el Caribe en materia de energías renovables. Pueden trabajar en el sector público, privado o la sociedad civil. Más información aquí.

Aprovecho para agradecerte por ser parte de PLANETA. Al leer, participar y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de (re)construir un planeta mejor. Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro Co-Responsable y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no sólo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. 

En un mundo pre-pandémico estaría preparando la valija y los apuntes para viajar a Bonn, Alemania, y cubrir las intersesionales. En este raro mundo actual, me preparo ya con mi acceso habilitado para cubrir las negociaciones de forma online. Y sobre ello profundizaré en las próximas semanas. ¡Deséame suerte con estar varias horas frente a la computadora!

Un saludo y cuídate,

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters