Errores y aciertos del discurso de Fernández | RED/ACCIÓN

Errores y aciertos del discurso de Alberto Fernández

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Cómo en siete minutos, cuarenta y cinco segundos, el presidente, único orador, se hizo cargo de la derrota.

Errores y aciertos del discurso de Alberto Fernández

El presidente reconoció la derrota en las PASO con un discurso moderado que podría haber reencauzado la campaña del gobierno de cara a las elecciones de noviembre. Dejó pasar la oportunidad: le habló más a la militancia que al ciudadano independiente, que es a quien tiene que pedirle su voto.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Alberto Fernández, el domingo pasado. Imagen TV: AFP

El discurso. Siete minutos, cuarenta y cinco segundos. Nada o una eternidad, según se mire. Alberto Fernández, el único orador, en el centro del escenario. Se hacía cargo de la derrota. Lo custodiaban ocho figuras del Frente de Todos: los candidatos hacia los costados y Cristina Kirchner, Sergio Massa, Axel Kicillof y Máximo Kirchner hacia el centro. Caras serias, cada tanto matizadas por una media sonrisa. Todos con posición de granaderos: las piernas separadas, como buscando firmeza en la tierra. Una puesta en escena sobria, digna, inobjetable.

Los discursos de los días de elección son un género en sí mismo. Y los de los derrotados, un subgénero especial. El objetivo, en este caso, es uno solo: mejorar la performance en la elección de noviembre. Las estrategias, dos: contener a la propia tropa y atraer a los que apoyaron a otras fuerzas políticas o votaron en blanco. Sobre todo lo segundo. Lo que sirva para eso, suma. Todo lo demás, resta. Un desafío complejo en un contexto polarizado: pocos se pasan de un bando al otro.

Las palabras y los gestos del presidente dan para horas de análisis. Un resumen podría ser así:

  • El tono. Moderado, sereno. Sin alegría –hubiera sido extraño– pero sin dramatismo. No hay crispación ni despecho. Si un extranjero que no habla castellano viera el discurso, percibiría un lenguaje gestual sobrio y tranquilo. Punto a favor.
  • El público. Un puñado de militantes aplaude desde sus sillas en el salón mientras millones de ciudadanos en sus casas lo siguen por TV. Una y otra vez, el presidente parece que se dirige a los primeros. Con lenguaje de marketing político explica que “hay una demanda que seguramente no hemos satisfecho en los votantes”. Doña Rosa no quiere que la traten de votante ni se refieran a su demanda insatisfecha: espera empatía. Punto en contra.
  • El guión. El discurso se articula con una secuencia: el pueblo se expresó, la pandemia nos complicó a todos, posponiendo las PASO pudimos vacunar más, hicimos un enorme esfuerzo, algo no habremos hecho bien, a partir de mañana vamos a escuchar más, nosotros queremos la inclusión y el adversario no, la campaña recién empieza, vamos a revertir el resultado, felicito a los que ganaron. Muy mejorable: en comunicación, el orden de los factores sí altera el producto.
  • La historia. Había una vez un héroe (nosotros) que superó muchos obstáculos (la pandemia) e hizo cosas buenas (vacunó) pero no logró llegar a la meta (ganar la elección). Ahora el héroe va a escuchar a la gente, la va a convencer y así va a revertir el resultado. Mala elección de roles: el ciudadano pretende para sí el rol de héroe. No se lo cede a nadie, y menos a un político. Si el político se lo usurpa, genera incomodidad. Quizá el peor de los errores.
  • El mantra. “Nosotros” es la palabra más usada. Perfecta para alinear a los ya convencidos. Excluyente, poco amigable para los neutrales y adversarios. Un lujo que puede darse quien ganó la elección. Pésimo recurso para el derrotado que necesita sumar. Inoportuno.
  • La propuesta. El resultado en noviembre va a ser otro “porque a partir de mañana nos vamos a ocupar de prestar atención y resolver el problema que la gente nos plantea”. Buen intento: un guiño al ciudadano.
  • Autoboicot. Pero es el mismo presidente quien dinamita su propio acierto: “porque seguimos convencidos que estamos frente a dos modelos de país: un modelo que a todos incluye y un modelo que a todos deja a un costado”. El moderado a quien hay que seducir –el que podría cambiar su voto– no está cómodo con la dicotomía nosotros buenos y ellos malos.

Una oportunidad perdida para el presidente. Lo miraba el país entero y la dejó pasar. Quizá olvidó una de las reglas básicas de cualquier discurso: la improvisación debe estar cuidadosamente planeada. Palabra por palabra.

2

Tres preguntas a Wendy LeBorgne. Es una médica especializada en patologías de la voz, speaker y autora estadounidense. Entrena a artistas, CEOs y otros líderes desde Professional Voice Consultants, LLC, su compañía.

  • ¿En qué sentido nuestra voz es parte de nuestra marca personal?
    En general no nos gusta escuchar nuestra propia voz, y no consideramos cómo somos percibidos por los demás por nuestra voz. Nuestra voz es como nuestra huella digital o como los rasgos de nuestra cara: es única y es auténticamente nuestra. Es el elemento más importante de tu marca personal. Cuando hablamos de un logo de una marca, hablamos de tipografías, colores e imágenes que interactúan de cierta manera para evocar una cierta emoción en una determinada audiencia. Y si no lo logra, hay que revisar todo eso. En la marca personal pasa algo parecido, y ahí la voz es el elemento principal. La marca personal es eso que dice la gente de nosotros cuando nos vamos. Llevo 20 años estudiando la voz de las personas, y tengo comprobado que es tan importante lo que decimos como cómo lo decimos. Y no es sólo entonación: es una combinación de elementos lo que crea tu voice brand.
  • ¿Cuáles son los elementos de la voice brand?
    Son 5 elementos: intensidad, entonación, ritmo, frecuencia y calidad. La intensidad es algo que podemos medir en decibeles, y el modo en que lo percibimos es en el volumen, y nuestros preconceptos personales y culturales sobre el volumen influyen en nuestra percepción. Un adolescente y un adulto juzgan diferente el volumen. La intensidad puede transmitir agresividad, asertividad o incluso entusiasmo, según el contexto. La entonación es lo que hace interesante a lo que decimos. Si varía demasiado la persona suena tonta; si no varía nada, suena monótona, aburrida. La tendencia a terminar con un tono de interrogación da la impresión de inseguridad: mala idea en una entrevista laboral. El ritmo es cuán rápido o lento hablamos. Los speakers que más nos atraen están en un promedio que va de 162 a 175 palabras por minuto. El exceso de velocidad transmite ansiedad, el exceso de lentitud puede sonar condescendiente. Como en la música, la clave está en el balance.
  • ¿Y la frecuencia y la calidad?
    La frecuencia, el cuarto elemento, se mide en Hertz. Hay normas sociales para hombres, mujeres y niños, y sabemos cuáles son los límites de frecuencia para que a los demás les guste nuestra voz. La voz demasiado alta en mujeres es percibida como de alguien joven y no del todo inteligente. Si es muy baja puede entenderse como autoritaria, y se le aumenta el ritmo, pasa a ser agresiva. Es interesante que el promedio de frecuencia en mujeres bajó después de 1960, porque fue necesario competir con los hombres. Los hombres con frecuencia más baja de voz ganan más plata, tienen más hijos y alcanzan posiciones de liderazgo más altas. Algo parecido pasa en los animales. La calidad incluye desde la claridad hasta la limpidez o falta de ronquera. Es interesante que la originalidad es muy valorada: una voz puede no ser perfecta, pero es interesante, y quizá porque es algo ronca. Hoy está permitido en las clases medias-altas de los Estados Unidos que las mujeres tengan cierta ronquera de frecuencia baja, y las Kardashians tienen algo que ver con eso.

Las tres preguntas a Wendy LeBorgne se tomaron de la presentación “Vocal Branding: How Your Voice Shapes your Communication Image”, dada en el contexto de TEDxUCincinnati. Para ver la presentación completa, podés hacer click acá.

3

Aniversario. Palabras de Valeria Abadi, Presidente del Círculo Dircoms:

Desde el año 2020 tengo el honor y la enorme responsabilidad de presidir el Círculo DIRCOMS de la República Argentina. Un espacio creado hace 19 años por un grupo de colegas para compartir experiencias, formación y generar red entre los Directores de Comunicación y Asuntos Públicos de las empresas del país.

Hoy somos cerca de 200 socios que representamos a industrias diferentes y tenemos perfiles diversos. En estos años el Círculo fue ampliando sus actividades para los socios alineadas a las nuevas demandas de nuestro rol, y también ha generado iniciativas que nos acercan a una comunidad más amplia de personas e instituciones interesadas en las mismas temáticas. En este sentido, hace más de un año, junto con Red/Acción, lanzamos COMMS, una newsletter que cada semana leen más de 2500 personas, tuvimos la primera edición los PREMIOS DIRCOMS para reconocer a las mejores campañas de Comunicación de las empresas, firmamos un "Acuerdo por la Verdad y la Democracia" junto con FOPEA y el ConsejoPR y realizamos campañas de comunicación para saludar en el Día del Periodista y en fechas especiales junto con ADEPA, ATA, ARPA, CPA y ConsejoPR.

Estoy convencida de que la mejor forma de poner en valor nuestra profesión es construyendo redes tanto entre pares como con la sociedad.

Hoy celebramos el 19° aniversario del Círculo y aprovecho para agradecer especialmente a Michael Ritter, el fundador de este espacio y a todos los Presidentes que tuvo DIRCOMS así como también a los miembros de la Comisión Directiva por haber contribuido a que DIRCOMS sea un espacio tan valioso del que me enorgullece ser parte.

Invito a todos los lectores de COMMS a dejar su saludo a DIRCOMS en nuestro Linkedin.

4

Academia. No es lo mismo comunicar a una persona visual, a una auditiva o a una predominantemente kinestésica. La programación neuro lingüística (PNL) ayuda a entender esos diferentes perfiles de los interlocutores y ofrece herramientas para hacer más efectiva la comunicación con cada uno de ellos.

Este artículo presenta técnicas de comunicación que utilizan programación neurolingüística (PNL) de utilidad en el ámbito empresarial o académico. Incluye una descripción de los métodos que utiliza la PNL para mejorar las prácticas de modelado, el desarrollo del comportamiento y la comprensión estratégica y ofrece una variedad de instrumentos, técnicas y procesos para mejorar las habilidades de presentación y llevarlas a otro nivel.

5

Oportunidades laborales.

  • Facebook abre la posición de Regional Director, Spanish Speaking South America. LINK.
  • Binance tiene abierta la búsqueda de PR Director - LATAM. LINK.
  • Lenovo busca Senior Manager, Government Relations - Latin America (minus Brazil). LINK.

Hasta acá llegamos esta semana. Todas tus ideas, propuestas o consultas son bienvenidas. Podés escribirme a [email protected]

¡Hasta el miércoles que viene!

Juan

Podés leer todas las ediciones de Comms en este link.

Con apoyo de

Media Partner

* El contenido de Comms no necesariamente representa la posición institucional del Círculo DirComs. El Círculo de Directivos de Comunicación (DirComs) es una asociación civil que busca promover el intercambio de conocimiento y experiencias entre los máximos responsables de comunicación corporativa, relaciones institucionales, asuntos públicos y gubernamentales de las principales empresas del país. *