Hablar de lo que no se habla: crean un espacio sobre menopausia en las redes sociales | RED/ACCIÓN

Hablar de lo que no se habla: crean un espacio sobre menopausia en las redes sociales

No Pausa propone romper tabúes y construir una nueva mirada para las nuevas generaciones. Además pretenden echar luz sobre las consecuencias de la desinformación.

“Chicas, miren la parte positiva, es lo único que vamos a tener en común con Beyoncé: todas vamos a pasar por la menopausia”, dice divertida la periodista brasileña Miriam De Paoli. Es que desde que el año pasado la ginecóloga le dijo que había entrado en esta etapa, ella se dio cuenta no solo de que no había suficiente información disponible sobre lo que le sucede a las mujeres en esa parte de sus vidas sino de que hablar de menopausia todavía es un tabú. Así fue que decidió hacer algo al respecto. Junto a las comunicadoras Milagros Kirpach, Sofía Varela y Karina Korenblum -profesionales de distintas edades y especializaciones- decidieron crear No pausa: “un ecosistema de comunicación que pretende dar visibilidad a la menopausia”.

Qué es (y qué no es). No pausa está dirigida tanto a mujeres entre 40 y 55 años (y en adelante), como a “millenials que quieren entender qué pasará con ellas y que sienten profunda curiosidad por lo que les pasa a sus madres”. Se propone construir una nueva mirada sobre la menopausia para las nuevas generaciones, para que puedan aprender y comunicar al respecto. Y, más adelante, abarcar otros temas vinculados de los que se habla aún menos, como por ejemplo: la andropausia.

La iniciativa busca aprovechar las particularidades que ofrecen las plataformas 3.0, sus diversos lenguajes y formatos para “empoderar desde la información”. Promover un espacio de intercambio donde se puedan compartir experiencias, romper mitos, hablar de la menopausia “sin tabúes, sin límites, sin miedos”.

Sus creadoras se proponen instalar el tema desde distintas perspectivas, reflexionar acerca de cómo afecta la menopausia en la salud, los vínculos afectivos, el trabajo. También pretenden echar luz sobre las consecuencias que la desinformación puede generar en esta etapa que, en la actualidad “implica cerca de un tercio de la vida de toda mujer”.

De Paoli deja claro que no es un sitio médico, no publicitan marcas ni organizaciones ni profesionales.Tampoco quieren hablar desde una sola voz. Por el contrario, buscan que sea un espacio que se enriquezca de la diversidad. Que pueda facilitar la comunicación con especialistas sin ser restrictivos: “la amiga que trabaja menopausia y sexualidad y tiene un grupo de teatro que tiene cierto impacto, el médico que es un capo en terapias de reemplazo hormonal, la médica que no cree en esas terapias pero cree en técnicas milenarias, todos van a tener voz en No pausa”, explica. “La idea no es decirle a la mujer que atraviesa esa etapa qué hacer, si no mostrarle todas las posibilidades”, agrega Kirpach.

Cuál es su objetivo. “Visibilizar”, explica De Paoli: “La menopausia es un etapa invisible. Creo que es una de las últimas barreras del empoderamiento femenino. Porque nosotras hablamos de empoderar a nuestras hijas pero no hablamos de lo que nos pasa ni con nuestras amigas”.

La periodista señala que el tabú que rodea a esta etapa está directamente vinculado con la idea de finitud. Y esto, dice, es algo con lo que hay que romper: “hoy la menopausia se da en mujeres que nunca estuvieron tan lejos de ese concepto de finitud. Se nos termina la reproducción. No todo el resto”, sentencia.

La iniciativa busca: generar “una voz empoderada y experta sobre esta etapa en la comunidad latina; acompañar con información curada; hablar de todo el proceso (premenopausia, perimenopausia, menopausia y posmenopausia); contar experiencias y compartir contenido de excelencia”.

Dónde se produce ese intercambio. No pausa nace como una comunidad online. Se define como un “ecosistema de comunicación” porque, en principio, todo ocurre en las plataformas que ofrece la era digital: sitio web, Instagram, Facebook, Twitter, Youtube, Pinterest, Newsletters.

Igualmente, una vez consolidadas, desean dar un paso más y pensar en políticas públicas. Intentarán convertir No pausa en una asociación civil con el objetivo de “impulsar un protocolo para que los hospitales públicos tengan una mirada un poco más humana hacia las mujeres a partir de los 45 años y sus síntomas”, y “llevar charlas a las comunidades vulnerables” y transmitir la información.

Lo importante es hablar

¿Qué es una mujer menopáusica hoy? ¿Tiene características definidas? ¿Cómo se ve? ¿Qué tipo de menopausia tiene: precoz, inducida? “Hay tantas menopáusicas como mujeres”, dice De Paoli, “y eso es lo más interesante”. Por esta razón, aseguran, lo importante es hablar del tema, informarse: no solo al momento de entrar en la menopausia sino antes, para saber qué cambios puede atravesar el cuerpo.

“Es solo eso: una etapa más de la vida. Ni mejor ni peor que las otras. Pero el camino se hace más fácil acompañadas”, dicen en su manifiesto inaugural. “Estamos seguras de que en la Menopausia, menos es siempre más y la pausa, solo un prejuicio social. Mejor hablemos de No Pausa”.

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

Mercados verdes, la fórmula para un crecimiento justo

La única solución realista a la crisis climática es reemplazar la energía basada en combustibles fósiles con energías renovables lo suficientemente rápido y rentable como para mantener en funcionamiento los motores del crecimiento económico.

Por qué Épicos, el emprendimiento que promueve la agroecología, puede revolucionar el campo

Épicos fue el ganador de “Emprender con Impacto”, un programa de formación y aceleración online regional para emprendedores con impacto económico, social y ambiental organizado por Mayma y Mercado libre.

Albinos: entre los prejuicios y la pelea para que puedan acceder a los tratamientos que necesitan

De chicos, sufren acoso escolar y discriminación. Aseguran que los llaman "vampiros" y los asocian con lo diabólico. Ahora, se organizan y agrupan desde las redes sociales para conseguir que una ley promueva el diagnóstico temprano, un relevamiento en todo el país y acceso a los tratamientos que necesitan para proteger sus ojos y su piel.

Actualidad

Intervención: Pablo Domrose

Una conversación con trabajadoras sexuales: “Queremos acceder a una jubilación”

La asociación que las agrupa asegura que en el país unas 80.000 personas ofrecen servicios sexuales. La gran mayoría no tiene otro empleo ni obra social. Mientras sigue el viejo debate entre abolicionistas y regulacionistas, RED/ACCIÓN reunió a trabajadoras sexuales que reclaman "una moratoria para poder jubilarse" con lectores y especialistas en derecho.