Me da vergüenza mi depresión prenatal, pero hablo sobre ella igual por esto | RED/ACCIÓN

Me da vergüenza mi depresión prenatal, pero hablo sobre ella igual por esto

Una de cada cinco mujeres tiene problemas de salud mental durante y después del embarazo. Generar más conciencia es importante para que obtengan el tratamiento que necesitan.

Sally Deng/The New York Times

Tuve depresión prenatal cuando esperaba a mi primera hija en 2012. No es algo en lo que piense a menudo, siete años después del peor de mis síntomas, aunque ocasionalmente tengo un destello de memoria sudorosa y humillante. Como cuando estoy en el tren y paso por la estación Canal Street, la parada de metro que usaba para ir al trabajo durante mis días más oscuros, me hace acordar de que estaba tan ansiosa que me tomaba horas subir al tren porque tenía un miedo irracional de un ataque terrorista o de desmayarme sobre el tercer carril.

Alrededor de ese tiempo, escribí una serie sobre la depresión prenatal para la publicación Slate en la que hablé sobre la difícil decisión de volver a tomar antidepresivos al final de mi primer trimestre. En ese momento, no me había dado cuenta de que había tenido dos factores de riesgo principales para la depresión durante mi embarazo: mis episodios previos de depresión clínica, y el hecho de que dejé de tomar antidepresivos para concebir. Cuando tuve mi segundo hijo en 2016, decidí seguir con mi dosis diaria de 10 miligramos de Prozac durante todo el embarazo y no tuve una recaída.

Si tenés ansiedad severa o depresión mientras estás embarazada, la decisión de medicarse no es una cuestión de riesgos versus beneficios, dice la Dra. Pooja Lakshmin, profesora clínica de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad George Washington.

"Es una pregunta de riesgo-riesgo, porque cualquiera de los lados en los que caes tiene algún riesgo", dice Lakshmin. "La depresión y la ansiedad no tratadas tienen efectos profundos en la mamá, el bebé y toda la familia".

Entre los riesgos de la depresión prenatal no tratada están el parto prematuro y el bajo peso al nacer, mientras que entre los riesgos de usar los antidepresivos durante el embarazo también se encuentran … el parto prematuro y bajo peso al nacer. (También vale la pena señalar que la mayoría de los estudios sobre mujeres embarazadas y medicamentos son observacionales, que no son los estudios de mayor calidad).

Aunque mis dos hijos nacieron sanos y saludables, y no tengo problemas duraderos, todavía me siento avergonzada por lo que pasé, como si necesitar ayuda psiquiátrica durante el embarazo fuera una marca negra en mi boletín de calificaciones maternas.

Una de cada cinco mujeres experimentará trastornos perinatales de ansiedad y estado de ánimo; incluyendo la ansiedad prenatal y posparto, y depresión y psicosis. Alrededor del 8 por ciento de las mujeres estadounidenses toman antidepresivos durante el embarazo.

Le pregunté a la Dra. Lakshmin, así como a la Dra. Samantha Meltzer-Brody —fundadora y directora del Programa de Psiquiatría Perinatal de la Universidad de Carolina del Norte y coautora de un estudio de 2017 publicado en The Lancet Psychiatry, que identificó cinco subtipos diferentes de depresión perinatal— sobre cómo las mujeres pueden obtener la mejor atención de salud mental durante sus embarazos y después. Aquí sus consejos.

CONOCE LOS FACTORES DE RIESGO PARA LA DEPRESIÓN PRENATAL. Un historial de enfermedades mentales no es el único factor de riesgo para la depresión prenatal, dice Meltzer-Brody. Otros factores de riesgo incluyen un historial de eventos adversos en la vida como el abuso sexual, la falta de apoyo social y vivir en la pobreza. También hay un componente hormonal, dice: "Hay evidencia de que la sensibilidad hormonal en las mujeres durante el ciclo de vida reproductiva hace que algunas mujeres sean vulnerables" a los trastornos del estado de ánimo durante cualquier cambio hormonal. Por lo tanto, es más probable que las mujeres que tienen antecedentes de trastorno disfórico premenstrual (depresión severa o ansiedad la semana anterior a su período) o que reaccionen mal al control hormonal tengan trastornos del estado de ánimo perinatal.

SI TIENE UNA HISTORIA DE ENFERMEDAD MENTAL, COMIENCE A PLANIFICAR ANTES DE CONCEBIR. Esto puede no ser posible, ya que alrededor del 45 por ciento de los embarazos en Estados Unidos no son planeados. Pero si sabes que deseas quedar embarazada, comenzá a trabajar con un psiquiatra en el que confíes, dice Lakshmin. Queres a alguien que te apoye a vos y a tus decisiones sobre los medicamentos durante el embarazo. Una cosa a considerar es qué tan grave es tu enfermedad. Si has sido suicida u hospitalizada sin tomar medicamentos, es posible que no sea una buena candidata para dejar los medicamentos.

Si vas a dejar la medicina para concebir, hacélo dos a tres meses antes de comenzar a probar, dice Lakshmin. De esa manera, tendrás tiempo para ver cómo te sentís fuera de los medicamentos antes del ataque hormonal del embarazo. Y nunca dejes de tomar tu medicación de la nada: hay que disminuir la medicación bajo el cuidado de un psiquiatra.

Tenga otros apoyos en su lugar, recomienda Lakshmin, sabiendo que la parte del medicamento de su tratamiento ya no estará allí. Ver a un terapeuta con más frecuencia, practicar yoga prenatal o contar con el apoyo adicional de amigos y familiares puede ayudar.

SI TIENE SÍNTOMAS PERSISTENTES DE ANSIEDAD Y DEPRESIÓN DURANTE SU EMBARAZO, BUSQUE AYUDA. Meltzer-Brody dice que la ansiedad y la depresión no tratadas durante el embarazo no solo se resuelven mágicamente cuando dan a luz, es un factor de riesgo importante para la depresión posparto. La depresión prenatal durante el primer trimestre a menudo se pasa por alto, ya que las náuseas, vómitos y fatiga pueden hacer que las mujeres que no están clínicamente deprimidas se sientan deprimidas, dice Meltzer-Brody.

Si estás deprimida, de mal humor o ansiosa durante dos semanas sin alivio durante cualquier trimestre, y es un cambio marcado con respecto a tu línea de base, consultá con un profesional médico, dice Meltzer-Brody. Para la ansiedad leve o moderada y la depresión durante el embarazo, se recomienda la psicoterapia basada en la evidencia. Para la ansiedad o la depresión moderada o grave, es posible que se necesiten medicamentos, dice Meltzer-Brody. Si te sentís suicida o tenés pensamientos de autolesión, no esperes dos semanas; buscá ayuda médica de inmediato.

© 2019 The New York Times

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

En primera persona

Foto: Rodrigo Mendoza. Intervención: Pablo Domrose

Claudia Boeri: “Trabajar en equipo permite tener mayor impacto”

La presidenta de la Región Sur de SAP cree que al talento hay que sumarle la práctica, y es una defensora acérrima de la visualización de los escenarios y las jugadas futuras para aprovechar las oportunidades.

Urbanizar barrios es ser parte del mundo

Más allá de las consideraciones éticas personales - algunos ven en los proyectos de urbanización un supuesto premio a “usurpadores” -, las soluciones propuestas para estos espacios en Argentina se inscriben en un largo proceso evolutivo de la manera de concebirlos. Lo que está fuera de discusión es que el proceso tiene que ser política de Estado.