Por qué el líder debe hablar de «nosotros» | RED/ACCIÓN

Por qué el líder debe hablar de «nosotros»

El uso entre la realeza del “nosotros” tiene una larga e interesante historia. Muchos le atribuyen su primer uso al monarca Enrique II, quien lo usó en 1169 para dar a entender que hablaba tanto por sí mismo como por Dios. Con el paso del tiempo, los líderes comenzaron a usarlo para referirse a ellos y a sus electores.

Sin embargo, más allá de usar el pronombre plural para indiciar que habla por otros (o por una deidad), resulta que usar el “nosotros” también podría significar que usted es más considerado con los demás y posiblemente incluso un mejor líder.

Un equipo de investigadores – Ewa Kacewicz, James W. Pennebaker, Matthew Davis, Moongee Jeon y Arthur C. Graesser – estudió el uso de pronombres por parte de individuos en una variedad de contextos. Su teoría era que el uso de pronombres (primera, segunda o tercera persona y singular versus plural) podría brindar pistas respecto al estatus de un individuo dentro del grupo o jerarquía y posiblemente su probabilidad de acceder a una posición más alta.

Los investigadores diseñaron cinco estudios separados, en los que el lenguaje se usaba en diversos contextos, pero siempre en situaciones con diferencia de estatus entre las personas que se comunicaban. En el primer estudio, se colocó a los participantes en grupos de cuatro personas con un líder elegido al azar y se les dio una tarea de toma de decisiones. En el segundo y tercero, equipos de dos personas recibieron ya sea una serie de problemas a resolver o la tarea de hablar informalmente a través de un foro de chat en línea (y más tarde auto-reportaron sus evaluaciones de estatus respecto a la otra persona).

En el cuarto estudio, nueve participantes voluntarios entregaron su correspondencia de correo electrónico con hasta otros 20 individuos y auto-reportaron su estatus respecto al de cada uno de ellos. El quinto estudio fue quizá el más interesante; los investigadores recolectaron 40 cartas escritas por soldados del ejército iraquí bajo el régimen de Saddam Hussein (obtenidas a través del Iraqi Perspectives Project). La mitad de esas cartas fueron escritas por oficiales de rango mayor a oficiales menores y la otra mitad por oficiales de rango menor a oficiales de más elevados.

En su análisis de los cinco escenarios, publicado en el Journal of Language and Social Psychology, los investigadores encontraron resultados sorpresivamente consistentes. Los individuos con menor rango tendieron abrumadoramente a usar el pronombre de la primera persona del singular (yo) en comparación con individuos de estatus más alto. Del mismo modo, personas de estatus más elevados usaron significativamente más el pronombre de la primera persona del plural (nosotros) en relación con aquellos de estatus menor. Los pronombre de segunda persona (“usted, suyo”) también aparecieron con mayor frecuencia en el lenguaje de los participantes de estatus alto de los cinco estudios, aunque el efecto era más débil que el de “nosotros.”

Los resultados de los estudios implican que los individuos de estatus más elevado demuestran una orientación hacia los otros significativamente mayor que la de aquellos de menor estatus. Del mismo modo, las personas de estatus bajo parecen estar más orientadas hacia ellos mismos. En cualquier caso, los resultados recalcan la importancia de un enfoque en los demás para aquellos que buscan ascender en sus organizaciones.

Aunque cambiar del singular “yo” al plural “nosotros” no lo convertirá en rey o en primer ministro, podría ayudarlo a mover su perspectiva desde el enfoque en usted mismo al enfoque en los demás y podría hacerlo más consciente de las necesidades de los otros. Quizá podría hacerlo un mejor líder.

David Burkus es el autor de “The Myths of Creativity: The Truth About How Innovative Companies and People Generate Great Ideas.”

©HBR, distribuido por The New York Times Licensing Group

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

El fin del amor, comentado por Emilia Erbetta

Anclada en su propia historia -la de una chica nacida en una comunidad judío ortodoxa-, en su primer libro de ensayos Tamara Tenenbaum aprovecha la mirada extrañada de su salida al mundo para preguntarse por el amor.

Opinión

Foto: Nik Shuliahin en Unsplash

Una política inteligente para la salud mental

Los costos de la enfermedad mental, en forma de discapacidad, pérdida de productividad y muerte prematura, a menudo se subestiman. Abordar el desafío requiere aprovechar las tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial.

Influencers: una oportunidad para que los mensajes de la marca no se vuelvan spam

El principal consejo de las autoras es construir relaciones a largo plazo con los influencers. Una buena estrategia es que ellos se sientan embajadores de la firma. Los casos de Asos y L’Oréal.

loading