Daniela Aza | RED/ACCIÓN

Aprendizajes de una mujer con discapacidad: “Ni los médicos sabían la firmeza con la que mis pies iban a poder pisar y dejar huella”

Daniela Aza tiene 36 años y nació con artrogriposis, lo que le generó curvaturas en pies y manos. En esta crónica, habla de frases que excluyen y de barreras físicas que imponen límites. Además, contesta preguntas de la comunidad de RED/ACCIÓN e identifica a las personas y las circunstancias que la ayudaron a empoderarse. "El diagnóstico negativo que me dieron al nacer no fue mi destino, sino más bien una puerta", dice.