Edoardo Campanella | RED/ACCIÓN

Capitalismo social

El papel del capital social se hizo evidente durante la pandemia, que ha afectado más a los países y comunidades con la menor cantidad de confianza mutua y solidaridad. Dado que es probable que persistan muchos de los cambios en los arreglos laborales de la era de la crisis, las conexiones sociales serán la clave para el crecimiento futuro.

El fin de la era del petróleo

Durante más de un siglo, la industria del petróleo y el gas ha desempeñado un papel central en casi todos los desarrollos geopolíticos importantes. Ahora que los días de los combustibles fósiles finalmente parecen estar contados, es hora de considerar no solo lo que vendrá después, sino también lo que será necesario para llegar allí.

La venganza del precariado

Así como la pandemia de COVID-19 ha puesto el foco en los trabajadores esenciales que a menudo se pasan por alto, también debería aumentar nuestro aprecio por el trabajo de fondo que entra en la economía digital. La mayoría de los gigantes tecnológicos de hoy simplemente no existirían sin las contribuciones de los trabajadores "poco calificados".

La ciudad poscovid: el renacimiento de las áreas marginadas

Desde la Revolución Industrial, la actividad económica ha tendido a concentrarse en unos pocos núcleos urbanos en constante expansión. Pero ahora que la crisis del COVID-19 ha familiarizado a todos con los beneficios del trabajo remoto, muchos de los factores que tradicionalmente han atraído talento y capital a las megaciudades están cambiando repentinamente.