Hugo Drochon | RED/ACCIÓN

La guerra de los barbijos

La pandemia y las protestas de los últimos meses en Estados Unidos deberían servir como un recordatorio de una verdad simple: una máscara siempre es solo una máscara. Lo que importa para la democracia no es si las personas se cubren la cara en público, sino qué personas y por qué.