Kevin Randall | RED/ACCIÓN
Harvard Business Review | 14 de marzo de 2019

Las 10 ciudades más atractivas para mudarse por trabajo

A pesar de ciertos vientos políticos que soplan en contra de la globalización, las compañías continúan reclutando talento de todo el mundo, y las personas talentosas siguen teniendo ganas de tener una experiencia de trabajo fuera de su país de origen.

Para las empresas, se ha vuelto imperativo el buscar más allá de las fronteras geográficas para atraer y retener al mejor talento. Los trabajadores más jóvenes priorizan las experiencias internacionales y la movilidad para el desarrollo de su carrera. De acuerdo con un reporte de PwC sobre los millennials, el 71% desea trabajar en el exterior en algún momento de su carrera.
Entonces ¿dónde quieren vivir estos jóvenes? ¿Y por qué quieren vivir ahí? 

AIRINC, una compañía global de investigación, creó un índice que ayuda a responder estas preguntas. Usando información que recopiló su propio equipo, el cual continuamente investiga las condiciones financieras y estilo de vida de más de 400 ciudades alrededor del mundo, la firma identificó los lugares más atractivos para los trabajadores.

La consultora tuvo en cuenta información de salario, impuestos y costo de vida, para calcular el poder de compra neto de un salario típico en cada ciudad. Esto se combinó con un ranking de estilo de vida, que tiene en cuenta los beneficios sociales. De este modo, se realizó una calificación que permite comparar las condiciones de vida entre ciudades. He aquí los resultados.

Las 10 ciudades más atractivas para los trabajadores:
1. Zúrich, Suiza
2. Génova, Suiza
3. Ciudad de Luxemburgo, Luxemburgo 
4. Múnich, Alemania 
5. Viena, Austria
6. Nueva York, Estados Unidos 
7. Berlín, Alemania 
8. Toronto, Canadá
9. Calgary, Canadá
10. San Francisco, Estados Unidos

 Aunque no es sorprendente que ciudades como Zúrich y Nueva York entraran en la lista de las mejores 10, el índice ayuda a ilustrar la compensación entre factores financieros y de estilo de vida.

Melbourne (número 16), por ejemplo, suele ser reconocida como una de las mejores ciudades para vivir en el mundo, considerando su clima agradable, vibrante mezcla de etnias y culturas, y balance entre ocio y trabajo. Sin embargo, es un lugar costoso, así que los factores financieros dejaron a Melbourne fuera del top 10.

Manama, Bahréin (número 51) tiene el problema opuesto a Melbourne: está calificada como la número uno en las mediciones financieras, pero cae en el ránking debido a una menor calificación en los factores de estilo de vida.

Sin embargo, incluso con menores salarios, Calgary califica bien debido a los bajos costos y buen estilo de vida. En ese caso, parece que el salario no lo es todo; lo que es vital es lo que el poder de compra.

Hacia el futuro, la mayor pregunta parece ser cuándo las ciudades asiáticas y los mercados emergentes llegarán al top 10. Singapur califica en el puesto 14.

La información de AIRINC muestra un aumento en la movilidad del talento extranjero en dirección a Asia y otras ubicaciones emergentes, en comparación con ciudades occidentales y desarrolladas. Mientras continúen las iniciativas como el Brexit o las políticas de la administración Trump, el balance de la ciudades atractivas a nivel global podría seguir cambiando.

Kevin Randall es un estratega de marca que escribe para The New York Times, Vanity Fair y The Economist.

©HBR, distribuido por The New York Times Licensing Group