Natalia Kanem | RED/ACCIÓN

Los beneficios económicos y sociales de la planificación familiar

Las mujeres pobres, con menos educación o residentes de áreas rurales enfrentan importantes obstáculos económicos, culturales e institucionales al control de la natalidad, y en su desesperación suelen apelar a métodos de prevención del embarazo peligrosos. Si tuvieran acceso universal a información y servicios relacionados con la planificación familiar voluntaria, se evitarían hasta tres de cada cuatro muertes maternas y hasta un quinto de las muertes infantiles.