Raul Ramos Lobo | RED/ACCIÓN

Tener un empleo no garantiza librarse de la pobreza

Uno de cada seis europeos tiene un salario bajo. Además, la pobreza salarial y la elevada rotación laboral se traducen en menores bases de cotización a la seguridad social y en menores tiempos cotizados, afectando así a las pensiones futuras.

¿Por qué hay que pagar impuestos?

Son un elemento indispensable del contrato social. El estado necesita que ciudadanos y empresas contribuyan a sostener bienes públicos como la educación, la salud y el cuidado del medio ambiente.