Steven Kurutz | RED/ACCIÓN
Vida Cotidiana | 5 de abril de 2019

Foto: Adam Amengual / The New York Times

9 maneras para reducir tu consumo de plástico

¿Te estás ahogando en plástico, pero no estás seguro de cómo liberarte? Los purgadores de plástico dicen que se puede reducir drásticamente, si no eliminar, su consumo de plástico cambiando algunos hábitos diarios. Aquí hay nueve pasos para empezar.

1. LLEVAR UNA BOLSA REUTILIZABLE.

Esto es la vida sin plástico 101. Lleva una bolsa de tela a la tienda de comestibles, al mercado de productores, a la farmacia y a cualquier otro lugar donde se le pueda entregar una bolsa de plástico.

2. UTILICE CONTENEDORES LIBRES DE PLÁSTICO.

Los frascos de vidrio o metal se pueden usar para almacenar granos, nueces, harina y otros alimentos, así como detergente para la ropa, jabón y cremas corporales. Pero no tires automáticamente todos sus recipientes de plástico; eso crea residuos innecesarios.

3. EMPACA UN KIT DE VIAJE.

Los cubiertos de bambú y una bandeja de comida no plástica, sorbete y botella de agua eliminarán la necesidad de la mayoría de los plásticos de un solo uso mientras estás en movimiento. “Los restaurantes y vendedores de todo el mundo se están acostumbrando mucho más a las personas que traen sus propios contenedores”, dice Jay Sinha, fundador de Life Without Plastic, una tienda en línea.

4. COMPRAR A GRANEL.

Para evitar el envasado de alimentos, compre en el mercado a granel y traiga sus propios recipientes de vidrio. Pese el frasco de antemano para evitar que le cobren de más.

5. COMPRA ARTÍCULOS USADOS.

Cierto plástico doméstico es inevitable, especialmente en los electrodomésticos modernos. Entonces, hasta que hagan una aspiradora de metal, Beth Terry, quien escribe el blog My Plastic-free Life, sugiere comprar de segunda mano, a través de Craigslist o en una tienda de segunda mano. “No estoy comprando plástico nuevo”, dice. “También estoy evitando el embalaje”.

6. RECICLAR PLÁSTICOS “BUENOS”.

Las botellas de plástico transparente, las botellas para champús, los envases de yogur, los juguetes y los envases de alimentos reutilizables tienen una mayor probabilidad de ser reciclados. Cubiertos desechables, envoltorios adhesivos y tazas y tapas de café tienen una probabilidad muy baja.

7. UTILICE ROPA NATURAL.

Las fibras sintéticas de la ropa “son un enorme problema de contaminación plástica”, dice Sinha, porque son un contribuyente clave a la contaminación microplástica. Elige ropa hecha de tejidos como algodón, lana, cáñamo y seda.

8. HAZLO TU MISMO.

Con tantos artículos de tocador empacados en plástico, Chantal Plamondon, fundadora de Life Without Plastic, se convirtió en una química doméstica. “Hacemos nuestra propia pasta de dientes con bicarbonato de sodio, aceite de coco y aceites esenciales”, dice. “Hacemos cremas para el cuerpo de coco o aceite de macadamia”.

9. VIVE SIN.

Si la opción es plástico o nada, siempre puedes elegir nada.

© 2019 The New York Times

Recibí SUSTENTABLES

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters