Valeria Silva | RED/ACCIÓN

Estrés crónico: la reconstrucción de Valeria, la mujer que solo podía sentir que su cuerpo peleaba contra una amenaza desconocida

Con 28 años y responsabilidades laborales que la agobiaban, esta abogada y estudiante de periodismo sentía cansancio extremo y empezó a perder fuerzas. “Me sentí morir”, dice en esta crónica escrita en primera persona. Con ayuda terapéutica pudo entender que su cuerpo se manifestaba enfermo porque le pedía reposo y que había perdido el apetito porque se preparaba para escapar de una amenaza. La autora alumbra las alarmas que encendió su organismo y ella no logró ver. Y recupera el aprendizaje de su tratamiento.