Bradbury y 'Fahrenheit 451' vuelven ilustrados… y aún mejores | RED/ACCIÓN

Bradbury y ‘Fahrenheit 451’ vuelven ilustrados… y aún mejores

Ante el 100° aniversario del nacimiento del escritor, sale una reedición espectacular de su novela por Libros del Zorro Rojo, traducida por Marcial Souto. Es la única edición ilustrada que existe.

¡Hola! El 22 de este mes, Ray Bradbury, el escritor que revivió la ciencia ficción con electrochoques, cumpliría 100 años. Entre las reediciones especiales para la ocasión rescato la de Fahrenheit 451 de Libros del Zorro Rojo: es una delicia ilustrada por Ralph Steadman.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Mi contacto marciano con Bradbury. Lo admito ahora: no soy una gran lectora de sus libros (que siempre me recomiendan una y otra vez). Como sea, Bradbury me cae mil. Lo veo como un escritor con alma de cartero, de lechero, de apacible vendedor de biblias.

Una vez estuve por conocerlo. Iba a venir a la Feria del libro a tener una charla con Brian W. Aldiss, pero canceló su viaje días antes. Esta suspensión a último momento hizo que tuviera que hablar varias veces con él por teléfono. Incluso me pidió que el día en el que tendría que haber sido la conferencia lo llamara desde la Feria para contarle desde el lugar de los hechos cómo me imaginaba que hubiera sido… y fue una de las charlas telefónicas más bizarras de toda mi vida (lo que no es para nada poco: charlas bizarras por teléfono es una definición bastante ajustada de cuando trabajo con escritores).

2

You are the Rey. Para esa época yo trabajaba en El Ateneo, que distribuía la editorial Minotauro, sello que publicaba a Bradbury. Se había hecho todo lo que correspondía para su estadía en Buenos Aires. Teníamos, incluso, una sala de la Feria ambientada en plan futurista. Días diseñando la utilería para montar una base espacial marciana en una de las salas de la Sociedad Rural. Pero como dije, no vino. Entonces decidimos que ya que me había pedido que lo llamara desde la Feria, aprovechábamos la llamada y juntábamos un par de fans para que lo saludaran.

Tengo una imagen remota de la editora y escritora Paula Pérez Alonso charlando por teléfono con Bradbury y me río sola. Nos pareció una buena idea. Es decir, para que se entienda: al hombre que le devolvió la vida a la ciencia ficción, en el año 2001 (que era sinónimo de futurismo), iba a ser llamado por teléfono ¡como si fuera el año 1901! Y lo hicimos.

La novela de Bradbury, en la edición de 1953.

Era abril de 2001, o sea, estábamos a pocos meses de que el país volara por los aires. Todavía me veo al teléfono, en un escenario, con un tubo que hoy recuerdo rojo, apuntando a una multitud de nerds agolpados en una sala bochornosa, excitadísimos.

Adentro, a los gritos, en un inglés imposible, coral, todos gritábamos “Hello, Ray, you are the Rey!”. “Ha, ha –escuché que se reía el anciano–, the what?”. “The king, maestro! ¡El Rey, viva el rey!”, le repetía yo, a carcajadas, en trance lírico. Y todos gritaban de alegría, como si estuviéramos hablando con el primer hombre que pisó la luna, recién coronado y desde el espacio. Hablé con Aldiss semanas después y me dijo que Ray se había divertido. En fin.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

La portada de la edición de Libros del Zorro Rojo.

En fin. Todos sabemos que los recuerdos pueden mentirnos. Pero traigo a colación este cuento porque, ante este nuevo aniversario del nacimiento del Rey, salió una reedición espectacular de Fahrenheit 451 por Libros del Zorro Rojo, traducida por Marcial Souto. Es la única edición ilustrada que existe y el trabajo es de un gigante: Ralph Steadman, quien junto con Hunter S. Thompson contribuyó al nacimiento del periodismo gonzo, cuya expresión máxima es Miedo y asco en Las Vegas, que él ilustró.

4

Una ilustración de la edición nueva.

Zorrunos. Libros del Zorro Rojo es una editorial hermosa. Su catálogo, después de 16 años, es extensísimo, pero mantiene una constante, que es la de combinar ilustraciones impecables con títulos clásicos. Esa mezcla del lenguaje gráfico contemporáneo y títulos eternos los transforma en algo nuevo: títulos maravillosos.

No sólo están hechos para que los más chicos empiecen a leer y a coparse con libros alucinantes, sino también para que los adultos los agarremos y los devoremos con un goce doble: el de confundir, ponele, bellas artes con literatura.

5

Ralph Steadman, el ilustrador, colaboró con Hunter S. Thompson en los albores del periodismo gonzo.

Pequeñas obras de arte. Tienen a Julio Cortázar ilustrado por José Muñoz y por Enrique Breccia; y Harry Clarke los ilustra a Andersen, a Poe, a Goethe; también aparece Alejandra Pizarnik revivida por Santiago Caruso; y Pat Andrea vuelve todavía más surreal a Carroll en Alicia en el país de las maravillas. Y también tienen títulos de Baudelaire, Kafka y Wells.

Y ahora, para conmemorar los 100 años del nacimiento de Ray Bradbury (¡de quien Borges dijo que era quizás mejor que Lovecraft!), trajeron a la Argentina una edición impecable de ese clásico abrasador: Fahrenheit 451.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar: ¿ya la conocés? Ofrece una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilita el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Espero que te haya gustado el envío de hoy. Yo me retiro a seguir buscando libros. ¿Dudas? ¿Sugerencias? ¿Lecturas? Escribime a [email protected]

Va un fuerte abrazo,
Flor

Recibí SIE7E PÁRRAFOS

Sobre libros y escritores. Todos los martes, por Javier Sinay.

Ver todas las newsletters

EN PROFUNDIDAD