Comer plantas está de moda + coordenadas del buen jazz + nuevas muestras de arte | RED/ACCIÓN

Comer plantas está de moda + coordenadas del buen jazz + nuevas muestras de arte

Además de indagar en los mejores restaurantes veggie, esta edición hace un recorrido por las exhibiciones que están dando que hablar y algunos rincones con el mejor jazz porteño.

¡Hola! Abre la newsletter de esta semana una sección dedicada al mundo veggie con restaurantes que responden a esta filosofía. Además, jazz en vivo y muestras de arte para elevar tu corazón. Ahí vamos:

Compartí esta newsletter o suscribite

1

SURFEANDO LA OLA VEGETA

El otro día fui al gimnasio y la entrenadora me dijo que lo ideal para “estar bien” es dejar de comer carne, lácteos, harinas, alcohol y azúcar. Me dio angustia. En este momento tengo muchísimxs amigxs que están talibanes de la alimentación consciente: “no consumo leche ni queso”, “no como carne pero sí como pescado”, “no como alimentos procesados”, “no como gluten”, “hago ayuno intermitente”, y un sinfín de etcéteras. Cada uno es profeta de una religión distinta, cada uno se sienta en la mesa con su propia Biblia.

Mi conclusión, después de hablar con muchxs de ellxs, es que la única salida posible es directamente morirnos de inanición, porque todo es veneno y el calentamiento global mete bastante miedo. Las vacas tienen gases y eso nos va a sumir en un inverno eterno, los gases de las vacas son nuestro meteorito extinctor.

Todo, absolutamente todo, da cáncer: el agua de la canilla, la coca, el alcohol, la verdura no orgánica, la carne, la harina, el azúcar, el celular, tu computadora, el maldito wi fi. Pero de ninguna forma permitas que esto te genere estrés, porque el estrés también te da cáncer. ¿No nos estaremos volviendo un poco obsesivos con el bienestar, como dice Fran Leibowitz en su documental? Pienso esto mientras espero que llegue la hamburguesa con queso que me pedí para coronar la jornada. Mañana arranco con un jugo de limón en ayunas. Seguro sirve de algo.

Aún así, no voy a negar que el universo de la comida natural me interesa cada vez más. Desde mi lugar de agnóstica, visité algunos restaurantes que me sorprendieron por su creatividad y su sabor.

  • Recién me metí en el Instagram de Artemisia y se me hizo agua la boca. Bajo la premisa de cocina natural, este restaurant ya es un clásico de la movida veggie en la ciudad. Los platos son abundantes y ultra coloridos. El pan, buenísimo. El restaurant logra cerrarle la boca a cualquiera que diga que la cocina vegeta es aburrida o insípida.
La fachada de Sacro también llama la atención por su diseño y arquitectura.
  • A menos de dos cuadras tenés Sacro, con platos veganos que sorprenden. También sorprende lo caro que es… pero quién te quita lo bailado. El baño tiene sonidos selváticos. La decoración está hecha con mármoles y piedras sacados de nosedónde. No te equivocás con las empanadas de carbón activado y los tostones de plátano. Si querés un trago podés ir por un vegetal penicilin, que no está mal pero tampoco hagamos de cuenta que está tan bien como un penicilin normal. ¿Qué es un penicilin? Eso increíble que pasa cuando mezclás whisky, jengibre, miel y limón.
  • El colmo de los restaurantes de moda es Mudra. El diferencial de este lugar es que, bajo la consigna plant-based, busca que sus platos se asemejen a lo que normalmente se lograría usando proteína animal. Algunos ejemplos muy celebrados por los comensales: anticucho de portobellos, sushi de mango y crema de cajú, pizza de pepperoni hecho a base de porotos, y la hamburguesa de calabaza sin gluten. El menú del restaurant, que está comandado por la chef Astrid Acuña, recibió el asesoramiento de Matthew Kenny, rey indiscutido de la cocina plant-based en todo el mundo. 
Mudra también ofrece meriendas sumamente tentadoras. En la foto, curd de limón con bizcochuelo de naranja y oliva.
  • El otro día andaba por la zona de Colegiales y, de manera azarosa, hice un pedido en Jardín. Grata sorpresa. ¿Viste que pedir un Rappi a ciegas es una ruleta rusa? Esta vez me salió bien: además de ser una delicia, el lugar tiene un diseño y un packaging de suma belleza. No te equivocás con esto, el Sun Bowl, que tiene hummus, falafel, tomates cherries, alioli y verdes. Cómo explicarte.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

SIN EXCUSAS PARA NO VER ARTE

  • Siempre me hicieron un poco de gracia los textos introductorios a las muestras de arte, por lo pretenciosos que son muchos de ellos. Además, porque seguramente en el momento de la creación los artistas no pensaban exactamente en lo que los teóricos del arte interpretan a posteriori. En criollo, lo siento medio sanata. Y si no me creés, analicemos la descripción de la muestra del artista Víctor Florido en Galería Pasto:

    Tres ambientes diagrama sobre la labor artística, la posible pertinencia de una imagen en su aparición y la potencia que trae. Desglosa, a su vez, estos problemas relacionados con la precariedad que se presenta ante una posible eficacia en el proceso artístico y su voluntad representativa enlazada con condiciones materiales para su concreción”.

    Qué necesidad.

    Al margen, las cosas que vi de Florido me gustaron y mucho. Chequealo acá.
Estudio para un retrato (2017), de Víctor Florido.
  • Siguen los festejos por los 100 años del nacimiento de Astor Piazzolla. Después de la serie de conciertos en el Colón, el CCK exhibe una muestra-homenaje de este músico fuera de serie: se plantea un recorrido a través de momentos clave de su carrera y su vida personal, enriquecido por las instalaciones de distintos artistas argentinos que reflexionan sobre su legado.
  • Mi mamá está que salta en una pata. Vino el otro día a contarme que a una artista a la que compró una mini-obra hace siglos “¡la están exponiendo en el MALBA! Ahora lo que compré se va a recontra cotizar. Soy una visionaria”. En su cabeza, era como si hubiese comprado bitcoins en 2008. La artista en cuestión es Alejandra Seeber, y además de haber desembarcado en ese museo tiene una muestra más chiquita en Barro, atrás de la Usina del Arte.
  • La galería Revolver está ubicada atrás del ACA de Libertador, en la calle Pagano y más concretamente en una cuadra que tiene un microclima de silencio digno de asombro. Imprescindible visitar la galería y coronar con un café en el Croque Madame del Museo de Arte Decorativo.
Cuidado con la pintura (2011), de Alejandra Seeber.
  • El canon accidental es una exposición que hace una relectura del a historia del arte argentino a través de la obra de 44 artistas mujeres, muchas de ellas desconocidas e ignoradas en su época. La muestra se desprende de la colección del Museo de Bellas Artes, sede de la movida, y de otras colecciones privadas y públicas. La visita es gratis y hay tiempo hasta el 1 de agosto.
  • Esta es la última semana para ver El medio es el mensaje y el mensaje está en la pintura, muestra inspirada en la frase del teólogo de la comunicación Marshall McLuhan que comprende obras de Sameer Makarius (fotógrafo groso si los hay), Horacio Zabala y Marta Minujín, entre otrxs. La cita es en Herlitzka + Faria, ubicada en Retiro.

3

JAZZ AL SUR

  • Bebop Club es el ciclo de jazz que hospeda el restaurante Aldo's, ubicado en Palermo. Hoy a las 18:30, Mariú Fernández & Banda se presenta con un concierto al aire libre con clásicos del género y covers de Amy Winehouse (artista reversionada hasta el hartazgo en el último tiempo). Para reservar: 11 4773 3739.
  • John Coltrane es uno de los mayores exponentes de la historia del jazz.Hay que escuchar su obra cumbre, A Love Supreme, para comprobarlo. Mañana a las 23, un cuarteto prodigioso integrado por Carlos Lastra en saxo, el pianista Ernesto Jodos, Carto Brandán en batería y Julián Montauti en contrabajo hace homenaje de la mística de Trane. Entradas acá.  
Además de la obra de Coltrane (foto), vale la pena visitar la obra de quien fue en su momento su esposa, Alice Coltrane. Puntualmente este disco.
  • Me interesa y mucho ir a escuchar a Jazz Dog Brothers, también mañana, en Thelonious (qué pena que este bar cambió de locación… la ambientación de la de antes tenía una mística especial que te hacía viajar en el tiempo a esos bares viejos y glamourosos de jazz). Este quinteto, del que forma parte Daniel Pipi Piazzolla, aborda tanto temas propios como versiones de clásicos del hard bop de los 50s y 60s.
  • Enrique Peña es un guitarrista y compositor colombiano radicado en Buenos Aires. En compañía de Juan Bayón en contrabajo e Inti Sabev en clarinete, este trío se presenta el próximo miércoles en El Quetzal con obras originales en las que se entrecruzan la guitarra clásica, el folklore colombiano y el jazz.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar: ¿ya la conocés? Ofrece una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilita el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

Hasta aquí llegamos por esta vez. Si querés escribirme a [email protected], te leo.

Hasta el próximo jueves, amigx hedonista,

Delfi

Recibí CHILLAX.

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todos las newsletters