Cómo ser un viajero sustentable | RED/ACCIÓN

Cómo ser un viajero sustentable

Lars Leetaru / The New York Times

Incluso si te esforzás para tener un estilo de vida sustentable en el hogar, puede ser tentador evitar pensar en el impacto que tus viajes podrían tener en el medio ambiente. Nadie quiere sentirse culpable en sus vacaciones.

Pero los efectos que tiene viajar sobre el medio ambiente son significativos. Un estudio publicado el año pasado por la Universidad de Sydney encontró que el turismo global representa el 8 por ciento de las emisiones totales de carbono, tres veces más de lo que se pensaba.

«A medida que los viajes mundiales son cada vez más baratos y accesibles, el uso de aviones, cruceros, trenes y autobuses aumenta y genera una cantidad tremenda de carbono y otras sustancias nocivas», dice Samantha Bray, directora general del Centro para el Viaje Responsable , una organización sin fines de lucro que apoya las prácticas de turismo sustentable.

Sin embargo, ser un viajero sustentable o ecológico, uno que considera el impacto que tienen los viajes en los entornos físicos y culturales visitados, no es tan inconveniente como puede parecer. Acá hay algunos pasos prácticos que los viajeros pueden tomar para limitar el daño potencial que se produce al explorar el mundo.

Ir por las vías

La forma en que eligas llegar a tu destino puede ser la decisión más importante cuando se trata del impacto ambiental de tu viaje.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, los aviones producen el 12 por ciento de todos los gases de efecto invernadero generados por el transporte en ese país. Las emisiones de automóviles y otros vehículos representan un porcentaje total aún mayor.

Si se puede llegar en tren a donde tu destino, considerá tomar uno.

«Es una excelente manera de ver un destino y tiene un impacto de carbono mucho menor que volar», dice Justin Francis, CEO de Responsible Travel, una agencia de reservas de viajes que se especializa en turismo sustentable.

Evitar volar por completo a veces no es una opción para los viajeros, pero la idea es eliminar vuelos innecesarios cuando sea posible.

«Los vuelos más cortos y las escalas son más contaminantes por pasajero-milla que los vuelos más largos, ya que los despegues y los aterrizajes generan una parte significativa de las emisiones totales por vuelo», dice Francis. «Probá evitar los vuelos internos dentro de un destino: usá el transporte público local donde sea posible y viajá a pie o en bicicleta para explorar áreas más pequeñas».

Otras ideas incluyen tomar menos vacaciones pero más largas y volar directamente lo más posible.

Hospedarse en alojamientos sustentables

Donde elijas dormir por la noche también juega un papel clave en ser un viajero ecológico. Esta parte requiere un poco de trabajo de piernas e investigación, sin embargo.

«Las prácticas de sustentabilidad de los hoteles han crecido enormemente en los últimos años, especialmente a través de programas de certificación que siguen los estándares internacionales de mejores prácticas», dice Bray.

El Consejo Global de Turismo Sustentable (GSTC) reconoce los programas de certificación para hoteles y operadores turísticos, dice Bray. Los viajeros pueden visitar su sitio para ver las listas de estos programas, que incluyen The Rainforest Alliance y Earth Check, y los hoteles que están acreditados normalmente mostrarán un logo de G.S.T.C. de certificación en sus propios sitios web y materiales de marketing.

Pero los hoteles que no son reconocidos oficialmente por sus esfuerzos ecológicos aún pueden ser sustentables, por lo que debes consultar con un hotel que estés considerando antes de reservar.

«Siempre pregunte a su proveedor de vacaciones por su política de turismo responsable: si no tienen una, entonces no la están tomando en serio y es posible que desee reconsiderar», dice Francis.

Los aspectos clave que se deben buscar en una política de turismo responsable incluyen los impactos ambientales, sociales y económicos locales, de los residuos, el agua y la energía. También debe buscar el compromiso del hotel con su comunidad local y el empleo justo de la gente local, dice Francis.

Respetar a los anfitriones

«Tan pronto como recuerdes que estás visitando las casas de personas y los veas como anfitriones en lugar de proveedores de vacaciones homogéneos, te convertis en un turista más responsable», dice Francis.

Bray sugiere seguir el mantra de «no dejar rastro» cuando se visita un destino, ya que la creación de desechos sólidos, especialmente plásticos, tiene impactos ambientales significativos.

«Los viajeros pueden ayudar a reducir su producción de desechos llevando sus propias bolsas reutilizables, pajitas, utensilios y recipientes para llevar», dice Bray.

Los turistas también pueden optar por gastar su dinero en empresas que se abastecen localmente.

“Esto puede ser a través de comer alimentos cultivados localmente o comprar artesanías producidas localmente. Muchas veces, hacer la elección más sustentable y beneficiosa a nivel local es realmente más enriquecedor», dice Bray.

Al visitar un destino que enfrenta un problema específico, ya sea una crisis ambiental como la escasez de agua o una dificultad económica, considera las maneras en que se puede contribuir a la comunidad y disfruta de tu viaje mientras enriqueces el lugar que te está enriqueciendo. Sin embargo, no todos los enfoques son buenos.

«A veces, retribuir mientras se viaja puede tener consecuencias imprevistas», dice Bray, como aumentar la dependencia de las comunidades al turismo o la caridad, o canalizar el trabajo fuera de los locales y de los trabajadores de temporada.

Bray sugiere ponerse en contacto con el ministerio de turismo del destino para averiguar cómo apoyar mejor el problema. También se puede preguntar en el hotel u operador turístico si tienen recomendaciones sobre cómo involucrarse mejor.

Conocer a tu operador de turismo

Algunas compañías turísticas son mejores que otras en lo que respecta a la conservación del medio ambiente, la protección de la vida silvestre, el apoyo al patrimonio cultural y el empleo de guías locales. En general, elegí operadores que sean transparentes sobre su apoyo a las comunidades que visitan.

«Muchos lo están haciendo muy bien, incluso logrando ser carbono neutral, y ahora tienen políticas de viaje responsables que guían cómo interactúan y apoyan a las comunidades», dice Bray.

Si una compañía de viajes no tiene clara su política, preguntales directamente si emplean a locales y cómo se conectan con la comunidad. También hay grupos de defensa sin fines de lucro como la Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES) que requieren que sus organizaciones miembros sigan prácticas de turismo sustentable.

En los recorridos por la vida silvestre, «nunca se debe alimentar, tocar y alterar el comportamiento natural», dice Francis. «Si se lo alienta a hacer algo de esto en su viaje, le recomendamos informar a los operadores turísticos que fomentan este tipo de comportamiento y hacerlos responsables en las redes sociales o sitios de revisión si es necesario».

© 2019 The New York Times

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

100 Mujeres

Ilustración: Pablo Domrose

Aldana Di Costanzo: “No quiero más niños viviendo su duelo en soledad”

En la infancia, la muerte de un ser querido es confusión, tristeza y enojo. Aldana Di Costanzo lo sabe: tenía seis años cuando su papá murió de cáncer. Ya recibida de psicóloga, creó una fundación para acompañar a niños y niñas que atraviesan esa experiencia.

Cultura

Foto: Unsplash

El año pasado, el cine nacional concentró la mayor cantidad de espectadores desde Relatos Salvajes

Mientras la venta de entradas continúa cayendo, la audiencia de películas argentinas llegó al 14,77% de los espectadores. El Ángel y El Potro lograron posicionarse entre las más vistas del año.

Opinión

Foto: The Conversation

Así benefician las relaciones sociales a las personas mayores

Las personas mayores suelen tener una menor frecuencia de contactos; el tamaño de su red social se reduce significativamente y la familia más cercana se convierte en la principal, y a veces única, fuente de apoyo.

loading