Delivery plant-based + 3 películas + jazz | RED/ACCIÓN

Delivery plant-based + 3 películas para mirar antes de morir + jazz en vivo

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

En esta edición, manjares veganos a domicilio, joyas imperdibles de la historia del cine y citas con distintos exponentes del jazz porteño.

Delivery plant-based + 3 películas para mirar antes de morir + jazz en vivo

¡Psssst! Acá vamos con una nueva edición de CHILLAX. No voy a hacer mucho preámbulo: si te gusta el jazz, disfrutás del buen cine y te interesa la gastronomía en todas sus variantes, seguí leyendo.

Vuelvo a agradecer a Fiorella Levin, asidua lectora de esta newsletter, por sus increíbles datos sobre cultura plant-based. A vos te digo lo mismo: cualquier idea, recomendación o pensamiento será más que bienvenido en [email protected].

Compartí esta newsletter o suscribite

1

DATO: NADIE SABE CUÁL ES EL ORIGEN DE LA PALABRA “JAZZ”

En un caserón antiguo en San Telmo (adonde muchos juran que hay espíritus) de vez en cuando hay una jam de jazz. Los organizadores no te pasan la dirección exacta: prefieren encontrarte en algún punto de la calle y escoltarte a la casa, abriéndo la puerta rápidamente y entre susurros. Adentro, la mansión está escasamente iluminada y casi no tiene muebles. La gente toma vino de dudosa procedencia en vasos descartables y se sienta en el piso a escuchar.

En cuanto a la música en sí, este jam es una ruleta rusa. Lo digo porque fui dos veces y obtuve resultados muy disímiles. La primera vez fue un intercambio celestial entre músicos muy talentosos; la segunda, algo más parecido la zapada que organizaba mi hermano a los 15 años habiendo tomado apenas dos clases de guitarra. Se tocó muchas veces “Whole Lotta Love”, de Led Zeppelin, y “Message In A Bottle”, de The Police. Con eso te digo todo.

Con este sabor amargo, paso el dato de cuatro shows de jazz que ocurrirán en los próximos días:

  • Hoy a las 19:00, Enrique Peña Quinteto interpreta standards en El Quetzal. Las entradas son al sobre y la capacidad, limitada.
  • Gustavo Cortajerena, Pablo Raposo, Diego Golszein y Santiago Lacabe (trompeta, piano, contrabajo y batería, respectivamente), tocan esta noche a las 20:30 en Borges 1975.
  • Este sábado a las 17:00, el excelso pianista Ernesto Jodos homenajea a Thelnious Monk y Eric Dolphy en la terraza de Aldo’s y en compañía de la contrabajista Diana Arias.
  • También el sábado pero a las 20:30 y en Jazz Voyeur, Paula de la Vega y Adrián Mastrocola van a presentar boleros con un giro de jazz.

2

PLANTAS EN TU PUERTA

Encontrá las 5 diferencias entre un pancho de Pantano y uno normal. (Rpta: no hay).
  • Bajo los lemas de “sin sufrimiento animal” e “impulsando la re-evolución”, Gordo Vegano hace envíos de manjares plant-based (¿existe algo así como un gordo vegano? Me suena casi a un oxímoron). Atentis a este flan de cajú con dulce de leche de coco, por ejemplo.
  • Pantano hace (y muy bien) lo que se conoce como street food, pero en clave vegeta. Me refiero a panchos, pizzas, sándwich de milanesa, hamburguesas y churros, entre muchas otras delicias. Chequeá su Instagram y tentate.
  • @soysushivegano sirve sus creativos rolls (con fainá, caprese, nachos mexicanos, vegadelfia y la lista sigue) en un packaging biodegradable, lo cual siempre debe ser considerado un plus.
  • Koi Dumplings (qué rico por favor, se me hace agua la boca) tiene un menú específicamente vegano que abarca desde buns de tofu a kebabs veganos, pasando por baos de hongos y ramen. Acá podés fijarte qué hay.
  • Y te paso dos más, anotá: Futuro Veggie, que supo ser la primera cafetería 100% vegana de argentina y hoy tiene sucursales en Congreso y Barrio Norte, y Casa Mhia, en plan fast food.

3

TRES PELÍCULAS PARA QUE DESPUÉS PUEDAS MORIR TRANQUILO

Antes de proseguir, te cuento que el Ministerio de Cultura unió fuerzas con el Complejo Teatral de Buenos Aires, el Instituto Italiano de Cultura y la Fundación Cinemateca Argentina para dar vida a un Encuentro con el Nuevo Cine Italiano. La programación abarca seis películas bastante recientes, que dan cuenta de la riqueza que tiene la escena cinematográfica tana. Hoy a las 18:00, se transmite por streaming Latin Lover, de Cristina Comencini. Anotá lo que viene en los próximos jueves: Loca alegría, de Paolo Virzì; Le confessioni, de Roberto Andò y Un castillo en Italia, de Valeria Bruni Tedeschi.

Bien. Paso a contarte sobre tres películas que miré hace poco y que están entre las mejores de la historia (esto es información, no opinión). No me alcanzan las palabras para recomendarlas lo suficiente:

El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders (1987).
  • Una de ellas es El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders. Alguien me había que la mire, que seguro me encantaría, alegando que el videoclip de mi canción “Casi extraños” tiene una estética similar. No se equivocó con que iba a gustarme. Y aunque entiendo la reminiscencia, mi videoclip no puede ser comparado con una joya de ese calibre.

    Paso a contarte sobre qué versa. En los años ochenta, dos ángeles pululan por la ciudad de Berlín, en la República Federal de Alemania. Por los traumas de la Segunda Guerra, Berlín es una herida gigante que todavía no cicatrizó. Muchas personas luchan por salir de la decadencia, la depresión, el desempleo. La misión de estos ángeles, que son altos y usan tapados negros (bastante facheros, por cierto), es la de dar ánimo en momentos difíciles. En varias escenas de la película vemos a estos seres de otro mundo circular por una modernísima biblioteca y frenando a escuchar los pensamientos de la gente. La cosa se complica cuando uno de los ángeles se enamora de una humana, lo que lo lleva a desear convertirse en mortal. Rodada mayormente en blanco y negro y con un ojo estético que conmueve, la película es un mensaje de esperanza para la humanidad. Cereza del postre: hay una escena en la que aparecen Nick Cave & The Bad Seeds tocando en vivo.

    Como era de esperar, Hollywood hizo una versión de El cielo sobre Berlín, y se llama Un ángel enamorado. La trama es la misma pero transcurre en Los Ángeles, y en vez de Bruno Ganz en el rol protagónico lo tenemos a Nicolas Cage. Non mi piace.
  • Las otras dos películas que quiero recomendar pertenecen a la trilogía de los colores, del director Krzysztof Kieślowski. En total, son tres largometrajes con los nombres de Bleu, Blanc y Rouge (en referencia a los colores de la bandera francesa). A su vez, estos colores están asociados a los conceptos de libertad, igualdad y fraternidad, ideales de la revolución de 1798; cada película va a hacer un uso especial de ese color a la vez que reflexiona sobre cada uno de estos conceptos.

    Por ejemplo, Bleu cuenta la historia de una mujer que, tras perder a su marido y su hija, busca dejarlo todo y liberarse de su pasado y su identidad. En Rouge (fraternidad), una modelo forja una improbable amistad con un juez jubilado. En ambas, la belleza de cada plano y el uso de la cámara son incomparables.

    Nota mental: hay que mirar también La doble vida de Verónica, otra joyita de Kieslowski, y por qué no su Decálogo, una serie dramática de diez episodios que reflexionan sobre cada uno de los Diez Mandamientos (como buen polaco, Kieslowski era católico).
Trois Couleurs: Bleu, de Krzysztof Kieslowski (1994).

4

BONUS TRACK: UN POETA ARGENTO / UN DOCUMENTAL

Paco Urondo (1930 - 1976).

No hay que olvidarse de Francisco Paco Urondo, gran poeta, periodista y militante político que murió en manos de la dictadura militar argentina en 1976. Canal Encuentro produjo un documental sobre su vida en 2012, en el marco del ciclo Memoria Iluminada. Ahora se puede ver online en este link.

Ya que estoy (y a modo de cierre), comparto acá unos hermosos versos que Urondo escribió cuando estaba preso en la cárcel de Villa Devoto, en 1973:

Del otro lado de la reja está la realidad, de
este lado de la reja también está
la realidad; la única irreal
es la reja; la libertad es real aunque no se sabe
bien
si pertenece al mundo de los vivos, al
mundo de los muertos, al mundo de las
fantasías o al mundo de la vigilia, al de la
explotación o de la producción.
Los sueños, sueños son; los recuerdos, aquel
cuerpo, ese vaso de vino, el amor y
las flaquezas del amor, por supuesto, forman
parte de la realidad; un disparo en
la noche, en la frente de estos hermanos, de estos
hijos, aquellos
gritos irreales de dolor real de los torturados en
el angelus eterno y siniestro en una brigada de
policía
cualquiera
son parte de la memoria, no suponen
necesariamente el presente, pero pertenecen a
la realidad. La única aparente
es la reja cuadriculando el cielo, el canto
perdido de un preso, ladrón o combatiente, la voz
fusilada, resucitada al tercer día en un vuelo
inmenso cubriendo la Patagonia
porque las
masacres, las redenciones, pertenecen a la realidad,
como
la esperanza rescatada de la pólvora, de la inocencia
estival: son la realidad, como el coraje y la
convalecencia
del miedo, ese aire que se resiste a volver
después del peligro
como los designios de todo un pueblo que
marcha hacia la victoria
o hacia la muerte, que tropieza, que aprende a
defenderse, a rescatar lo suyo, su
realidad.
Aunque parezca a veces una mentira, la única
mentira no es siquiera la traición, es
simplemente una reja que no pertenece a la
realidad. 

FIN. ¡Hasta el próximo jueves!

Cuidate y divertite,

Delfi

Recibí CHILLAX.

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todos las newsletters