La NASA planea acercarse más que nunca al Sol para fines de 2024 - RED/ACCIÓN

La NASA planea acercarse más que nunca al Sol para fines de 2024

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

La Sonda Solar Parker estará a seis millones de kilómetros de la estrella para diciembre. Con un escudo térmico, recopilará datos sobre el clima espacial que permitirán predecir y mitigar los riesgos de las tormentas solares.

La NASA planea acercarse más que nunca al Sol para fines de 2024

Modelo 3D del Parker Solar Probe de la NASA. Foto: NASA.

El proyecto llamado Sonda Solar Parker de la NASA alcanzará una distancia sin precedentes de solo seis millones de kilómetros del Sol a finales de este año. Además, se enfrentará a temperaturas de alrededor de 1.400 grados Celsius en el punto más cercano de su órbita.

La iniciativa fue lanzada en 2018 a través de una sonda espacial. Esta es una nave espacial no tripulada que tiene el objetivo de recopilar información para estudiarla. En este caso, está protegida por un robusto escudo térmico compuesto de carbono para sumergirse en la corona solar, la atmósfera superior del Sol. En 2021, se convirtió en la primera nave espacial en atravesarla.

"Básicamente estamos casi aterrizando en una estrella", dijo Nour Raouafi uno de los científicos del proyecto a la BBC. La estrategia consiste en entrar y salir rápidamente y realizar mediciones del entorno solar.

Se prevé que el 24 de diciembre, esa sonda alcanzará velocidades astronómicas de 435,000 mph o 700.000 kilómetros por hora, lo que sería suficiente para volar desde Nueva York a Tokio en un minuto. Esto le permitirá girar alrededor de Venus para aprovechar la gravedad del planeta y adquirir velocidad extra.

Este encuentro tan cercano permitirá a los científicos estudiar las olas en el viento solar, cruciales para comprender los patrones del clima espacial y anticipar eventos que podrían afectar las comunicaciones y la tecnología en la Tierra. La sonda capturará imágenes, sonidos y mediciones precisas que revolucionarán la comprensión de la dinámica solar y su impacto en nuestro planeta.

El viaje planeado para diciembre de 2024 de la sonda supondrá su mejor oportunidad para poder obtener información de los procesos solares clave. Los datos recopilados por esta misión no solo ampliarán nuestro conocimiento del Sol, sino que también nos permitirán predecir y mitigar los riesgos de las tormentas solares.

Después de diciembre la órbita de la sonda ya no le permitirá girar alrededor de Venus e impedirá un encuentro aún más cercano con el Sol.

En esta página podés ver la trayectoria de la sonda espacial en tiempo real.