Episodio 3: Una testigo sin nombre | RED/ACCIÓN

Episodio 3: Una testigo sin nombre

saltoEdited

Episodio 3:
Una testigo sin nombre

Investigar un asesinato terrorista cuando han pasado más de dos décadas no es fácil, ni mucho menos. Los testigos desaparecen e incluso mueren. Los documentos se estropean, se pierden o son destruidos. Las pruebas se desvanecen. Sin embargo, en ocasiones, una llamada puede cambiarlo todo.

Por Pablo Romero – Producción de Cuonda

7 de junio de 2018









Transcripción

Intro:

En 1993 ETA mató a mi padre en un atentado terrorista. Durante 20 años no hice nada por saber la verdad. Ahora, y después de una larguísima investigación, sé que hay mucho más de lo que me contaron. Ésta es la historia.

[VOZ EN OFF]

SIN MÚSICA

Investigar un asesinato terrorista cuando han pasado más de dos décadas no es fácil, ni mucho menos. Los testigos desaparecen e incluso mueren. Los documentos se estropean, se pierden o son destruidos. Las pruebas se desvanecen. Sin embargo, en ocasiones, una llamada puede cambiarlo todo.

[FIN VOZ EN OFF] [CORTE / Efectos] [PABLO]

Después de publicar la primera parte de la historia sobre la investigación del asesinato de mi padre, me quedé hecho polvo. Perdí 22 kilos en dos meses, en los que vomitaba sin parar. Tenía calambres muy dolorosos en la parte derecha de mi cuerpo. Perdí memoria y la capacidad de leer y escribir. Estaba desesperado.

Me puse en manos de médicos, psiquiatras y psicólogos. Iba a reuniones en hospitales, tomaba un montón de pastillas. Unos meses de baja médica más tarde, quedé desvinculado de EL ESPAÑOL.

[RAFAGA-EFECTOS]

Muy poca gente lo sabía entonces, creo que ni siquiera mi abogado lo sospechaba. En los textos de la serie había metido unos cuantos mensajes ocultos. La idea era que determinadas personas se pongan en contacto conmigo. Como si fuera una película de detectives. De locos.

Traté de mover la historia por varios medios: radios, televisiones… Necesitaba que el mensaje llegase a quien tenía que llegar. ¿Quizá un nuevo testigo? ¿Un político? ¿otro policía? Estaba agotado física y mentalmente, al límite de mis fuerzas.

[RAFAGA-EFECTOS]

Algunos me preguntaron por qué publiqué la historia ahora, cuando no estaba cerrada del todo. Sólo tenía pruebas de que García Corporales había sido uno de los miembros del comando que mató a mi padre. Él resultó investigado, sí, pero ¿hasta cuándo?

Una de las razones que me impulsaron a publicar fue intentar proteger a quienes me estaban ayudando entre bambalinas: si sacaba las crónicas, cualquier intento del juez por saber de dónde sacaba la información iba a chocar con el muro del derecho al secreto de fuentes. Pero estaba tan cansado…

[RAFAGA-EFECTOS]

De repente, sucedió el milagro. En noviembre de 2016 recibí una llamada de un policía retirado.

[FIN PABLO] [CORTE POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 1]

“En la fecha de autos era de la Brigada Provincial de Información de Madrid”.

[FIN POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 1] [YO]

Este tipo había sido uno de los primeros en llegar al lugar del atentado en el 93. Me llamaba desde fuera de Madrid. Hablaba muy despacio, parecía nervioso. Me dijo que había sido el jefe de uno de los primeros grupos policiales que habían llegado al lugar del atentado, el 21 de junio de 1993. Me dio su nombre y apellidos. Joder, me dio incluso el numero de identificación.

Había leído mis crónicas y me contó una historia increíble: que una ciudadana había localizado a dos terroristas del comando Madrid a principios del año 1993, les había perseguido por el paseo de la Castellana de la capital y había anotado el modelo, el color y la matrícula del coche en el que se habían montado: un Ford Fiesta rojo con placas M-0050-IX. Es decir, el mismo coche que estalló en segundo lugar el día de la masacre.

Pero es que su testimonio iba más allá, ya que identificaba -y abro comillas, “fehacientemente”- a María Soledad Iparraguirre, alias ‘Anboto’, y a Jesús García Corporales.

Tenía que hablar con él cara a cara. Reservé un coche y hotel, y me fui a verle a finales de aquel mes.

[RÁFAGA]

(música)

Él quedó en recogerme a la puerta de mi hotel a las 9:00 horas. Vino en un Mercedes plateado, enorme. Me monté en él y comenzó un viaje surrealista por todo el norte la provincia, que duró prácticamente la mañana entera.

Durante todo el trayecto, Carlos hablaba de su vida y yo escuchaba. Poco después, fuimos por una carretera muy estrecha hasta un antiguo cruceiro encima de un monte verde. ¡Menudas vistas!

Aparcó junto enfrente de la cruz mientras empezaba a llover. Las preguntas se me amontonaban. Puse en marcha la grabadora y Carlos comenzó a hablar.

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 2]

“Vamos a ver, existieron dos coches, el coche bomba en sí -el Opel Corsa que causa la matanza- y luego el otro, el que usan los autores para abandonar el lugar y que queda abandonado en la calle Serrano, como a unos 500 o 600 metros del lugar del atentado. La matrícula se identifica y llega a nuestro conocimiento -del grupo- llega unos meses antes. Creo recordar que a través de una comunicación de la comisaría del distrito de Tetuán nos dicen que había una señorita que, o bien ese día o el día anterior, estaba efectuando unas compras en El Corte Inglés del Paseo de la Castellana, concretamente en la sección de supermercado, y ve a una pareja comprando quesos. Y la chica reconoce, concretamente y fehacientemente, a una mujer: María Soledad Iparraguirre Guenechea, alias ‘Anboto’, que iba con un acompañante. Por el tiempo transcurrido no me atrevo a decir si fue el tantas veces mentado compañero sentimental José Javier Arizkuren Ruiz, alias ‘Kantauri’, o bien si era Jesús García Corporales, ‘Gitanillo’. Por tanto, en cuanto al varón ya no me atrevo a asertar nada porque no lo recuerdo. Eso sí, no yerro si digo que a Soledad Iparraguirre sí que la identifica.

La joven, sigilosamente, los persigue. Ellos cruzan la Castellana, se meten en el restaurante José Luis. No sé si consumen algo o no. Sí van a una cabina telefónica y hacen uso de ella. Vuelven a salir al exterior y unos metros más adelante se suben en un coche que tenían aparcado, un Ford Fiesta de color Rojo de cuya matrícula no me acuerdo.

Al día siguiente, si no fue ese día, sé que se personaron ella y su madre en la Brigada Provincial de Información de Madrid, Grupo III, a última hora de la tarde, sobre las 20:00 horas podría ser (no me atrevo a ser más exacto porque estamos hablando de hace más de 23 años). Juraría que se les toma declaración”.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 2] [PABLO]

Así que teníamos el segundo coche del atentado circulando por Madrid con dos etarras a bordo unos meses antes. Y uno de los ocupantes era la sanguinaria Anboto, una histórica terrorista de ETA. El otro, García Corporales, el Gitanillo, a quien teníamos ya imputado. Con él había hablado en la cárcel de Vitoria meses antes sin tener ni idea de su implicación.

La declaración de la joven testigo desató una intensa búsqueda del vehículo por la capital en los primeros meses de 1993.

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 3]

Automáticamente, la brigada completa se echó a la calle una serie de días, de modo que cada grupo hacía recorridos por Madrid en busca de ese vehículo. De todo el mundo es sabido que los etarras no solían dejar los coches en la calle, hay que tener esto en cuenta: tenían sus lugares para ocultar los coches, independientemente de que podían disponer de varios juegos de matrículas falsas para cada uno de ellos. Igual veías un vehículo sospechosos pero cuya placa de matrícula no coincidía con la descrita por la señorita. Lo que está claro es que el choche se estuvo buscando, y no se encontró.

Cuando estábamos en el lugar del atentado, se produjo una explosión muy próxima, percibimos de hecho el estallido. A través de la radio, desde la emisora central de la Jefatura Superior, llegó a nuestro conocimiento que había estallado otro vehículo, un Ford Fiesta, etcétera. Y que estaba deteriorado, pero no tanto como para no ver la matrícula. Y ésta correspondía claramente al coche que nos había facilitado la joven. Es más: nos dijeron: “Y una de las ocupantes va herida”. Enseguida pensamos que podía ser ‘Anboto’, así que buscamos por los hospitales y al final hallamos que no era ella, sino otra persona que circulaba por el lugar en el momento de estallar el vehículo y que fue alcanzada por la explosión. Como siempre pasa, por desgracia, por efecto de las bombas además de los objetivos resultan heridas otras personas, y era el caso de esta señora.

Salimos pitando para allá, y cuando vimos el coche efectivamente todos comentamos: “Joder, el coche de la niña ésta”.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 3] [PABLO]

¿Quién era esa chica? El inspector no lo recordaba. Pero su nombre tenía que estar, a la fuerza, en algún documento de la época en la que ella declaró en comisaría. Es lo lógico, ¿no?

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 4]

“La verdad es que no puedo… Bueno, puedo maliciar o imaginar pero… estamos hablando de cosas serias y la verdad es que no sé qué pudo pasar con la declaración de esta señorita. O bien si se remitió a la Audiencia Nacional, al juzgado que estuviera de guardia en ese momento… pero no lo sé, la verdad es que no lo sé”.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 4] [YO]

Yo seguía insistiendo mientras la lluvia golpeaba sin misericordia el techo de aquel Mercedes. ¿Dónde estaba esa declaración? ¿Hay archivos en la Brigada Provincial? ¿Y en la central?

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 5]

“Cuando ocurría un atentado en Madrid, por razones de funcionalidad y operatividad de los grupos, cada uno redactaba e instruía sus propias diligencias, de las cuales el original, como es óbice, se remitía al juzgado de guardia de la Audiencia Nacional; creo recordar que una copia iba a la Fiscalía de la Audiencia; otra copia, al archivo central; otra, a la Comisaría General de Información; otra copia, al archivo de la brigada; por último, una sexta copia al archivo del grupo correspondiente.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 5] [PABLO]

¿Cómo son esos papeles? ¿Qué descripción física tenían esos documentos depositados en el archivo del que fue su grupo? Y lo más importante, ¿dónde estaban? El inspector jubilado me contó cómo él mismo había protegido en su día los legajos del archivo de su grupo, que se estaban deteriorando.

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 6]

“A título personal y particular, compré unos rollos de forro de plástico, hice legajos nuevos y los forré con este material. Se trata de ese papel plástico adhesivo que se usan para forrar los libros de los niños, ¿me entiendes? De esa forma los papeles quedaban más protegidos y fortalecidos. El forro era de un color verde “pasto”. En el lomo de cada tomo iba una tira identificativa en la que se podía leer ‘ETA’ y el número del legajo”.

[…]

Sobre el año 1999 o quizá 2000, llegó un comisario a hacerse cargo de aquella brigada y como quiera que ETA se estaba haciendo “buena”, pues optó por mandar al sótano del edificio donde estaba alojada todo el archivo del grupo. Allí se fueron los legajos verdes, al menos la mayoría de ellos, tengo entendido. Y bueno, allí duermen, en ese sótano.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 6] [PABLO]

A esas alturas no me quedaba más remedio que preguntarle al inspector: Si sobre el terreno, frente a los restos en llamas del atentado, tanto él como otros compañeros de su grupo caen en la cuenta de que el segundo coche del atentado es el mismo que estuvieron buscando ustedes durante un importante lapso de tiempo ese mismo años… ¿Por qué no llamaron otra vez a la joven que había localizado el vehículo e identificado a sus ocupantes?

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 7]

“Bueno, es que la ‘sorpresa’ vino una vez que dijimos: “anda, si es el coche de la niña…” ¿Volver a incidir en el tema del coche? La niña no nos iba a portar nada más. Bueno, digo niña pero era una señorita que estaba ya en la universidad…”.

[…]

“No iba a aportar nada más. ¿Qué iba a decir? ¿Que el mismo coche que había explotado era el mismo que ella había visto?”

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 7] [PABLO]

Y sin embargo, aquella niña, como la llamaba él, había realizado una identificación fehaciente de sus ocupantes, que eran terroristas del comando Madrid de ETA y, casi con seguridad, autores materiales de la masacre. Casi nada. El inspector se sentía cada vez más intimidado por mi insistencia.

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 8]

“Bueno… La verdad es que me has hecho una pregunta casi de fiscal. La verdad es que ahora mismo no recuerdo. Hasta casi me atrevería a decir que no se le volvió a tomar declaración a la señorita toda vez que…”.

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 8] [PABLO]

Efectivamente, no se le volvió a tomar declaración porque, de otro modo, tendría que aparecer en el sumario, y ahí no hay ni una sola referencia sobre este hecho de importancia crucial. Coño, es que se pudo haber identificado a los terroristas el mismo día que mataron a mi padre. ¡Y toda esta historia se hubiera cerrado entonces!

[FIN PABLO] [CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 9]

De los atestados se hace responsable el instructor, bajo indicaciones del comisario. El que decide que sea el instructor es el comisario. (inciso). Era el comisario el que asignada el instructor. Las diligencias las firmaba él en primer lugar.

[…]

Si aquello no se mandó a la AN o si no se mandó, cosa que me extraña… pues no sé. No lo sé. Lo lógico y normal es que su hubiera hecho, era muy claro. ¿Que a lo mejor en un primer momento no se mandó a la AN? Si hay unas diligencias iniciales, si hay una declaración de tres, cuatro meses antes, cuando la señorita identificó a los terroristas y el coche, en la Castellana, en José Luis…? Quizá todo eso estaba guardado en un cajón.

[…]

Esta señorita vio a esta terrorista y dice que son… en uno de los coches, claro, claro…

[FIN CORTE: POLI CORTE VOZ DISTORSIONADA 9] [PABLO]

Terminamos de conversar y Carlos arrancó el Mercedes. Salimos del paraje por otro camino rural. Íbamos en silencio.

[SILENCIO]

Volvimos a la ciudad. Me dejó enfrente del hotel en donde me había recogido cinco horas antes. Nos despedimos con un fuerte abrazo. Yo le pedí que declarase en la Audiencia Nacional. Podía hacerlo por escrito. Él aceptó.

Y yo me preguntaba, ¿cuál sería la reacción del juez ante semejante giro?

[FIN PABLO]

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.


hacete miembro

SERIES RED/ACCIÓN | 100 MUJERES

5

Noé Ruiz

“Hay mucho egocentrismo en la dirigencia sindical”

Por Agustina López


VER NOTA

GPS PM

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibe nuestro resumen editorial
todas las tardes

LO+VISTO

ENCUENTROS
RED/ACCIÓN

ENCUENTROS

Los desafíos urgentes del periodismo argentino
Adriana Amado y Julián Gallo. Modera Chani Guyot.

Jueves 3 de mayo
Fundación Telefónica
Arenales 1540 – CABA
18:00hs

Inscripción: encuentros@redaccion.com.ar

Sociedad | 12 de diciembre

Fuente: Economía Femini(s)ta. Intervención: Pablo Domrose.

Tampones e impuestos: el costo de ser mujer

En promedio, las mujeres menstruamos más de 2.500 días en el curso de toda nuestra vida. Es decir, pasamos el equivalente a casi siete años usando tampones, toallitas o copa menstruales. A pesar de que estos productos son esenciales para asegurar la higiene menstrual, sus costos presentan una barrera para para muchas mujeres, en particular aquellas de sectores económicos más vulnerables.

En los últimos años, en el marco de un creciente movimiento por los derechos de las mujeres, empezaron a surgir campañas alrededor del mundo demandando la exención de impuestos a productos de cuidado menstrual. Argentina no es la excepción. En el último año se presentaron más de 11 proyectos de ley sobre el tema a nivel nacional, provincial y municipal. ¿Qué proponen éstas iniciativas y por qué son importantes en la lucha por la igualdad de género?

¿Cuánto cuesta menstruar?

Según datos compilados en 2017 por Economía Femini(s)ta, en Argentina las mujeres (y las personas transgénero y de género fluido) gastan un promedio de $1.628 al año en productos de cuidado menstrual como toallitas y tampones. Esto significa un gasto de hasta $65.000 en el período promedio de 40 años que menstrua una mujer.

“Estas barreras económicas hacen de un hecho biológico, un obstáculo para el ejercicio de los derechos en igualdad de condiciones”, dice Norma Durango, senadora nacional (PJ- La Pampa).

Estos costos que tienen que afrontar las mujeres mes a mes se suman a una significativa brecha salarial entre los hombres y las mujeres. Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las mujeres en el país cobran un 30% menos que los hombres por los mismos trabajos realizados. Esto significa que por cada peso que gana un hombre en el país, una mujer gana 70 centavos. A esto se le suma una mayor tasa de desocupación y pobreza entre las mujeres.

“La imposibilidad de gestionar de manera adecuada la menstruación es un factor de desigualdad más que se suma a la brecha salarial entre varones y mujeres, a la redistribución asimétrica del trabajo doméstico, entre otras inequidades de género que vivenciamos las mujeres en los distintos ámbitos”, dice Durango.

Fuentes: Economía Femini(s)ta, Ministerio de Producción y Trabajo, Ministerio de Transporte. Intervención: Pablo Domrose.

Las iniciativas para hacer los productos menstruales más accesibles

El 8 de marzo de 2017, en el marco del Paro Internacional de Mujeres, Economía Femini(s)ta lanzó la campaña #Menstruacción, a través de la cual juntó productos de gestión menstrual y los acercó a quienes no podían comprarlos.

“La falta de acceso a los productos de gestión menstrual aumenta las probabilidades de deserción escolar y ausentismo, infecciones y precarización económica”, explican desde la organización.

En el último año, la campaña estableció numerosos puntos de recolección de donación de productos menstruales en la Ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, Rosario, Salta y Santa Fé.

Dónde donar productos de gestión menstrual

Otras de las demandas de la campaña incluyen la eliminación del IVA de los productos de gestión menstrual y la provisión gratuita de estos productos en distintas instituciones como escuelas, cárceles y hogares para personas en situación de calle.

“Los productos de cuidado menstrual deberían ser considerados de primera necesidad, ya que afectan el acceso a los derechos básicos de las personas que menstrúan”, dice Agostina Mileo, parte del equipo de Economía Femini(s)ta. “Cobrar impuestos sobre estos productos no se condice con la naturaleza de su uso obligatorio.”

Según registros de la AFIP, entre los productos exentos de IVA en el país se encuentran los jugos puros de fruta, los anillos de alianza matrimonial y las champañas destinadas a destilación.

Los proyectos de ley en Argentina

En el último año han surgido más de 11 proyectos de ley de alcance nacional y local que buscan eliminar el IVA a los productos menstruales y garantizar su provisión gratuita para mujeres en situaciones vulnerables. Estos proyectos fueron presentados a nivel nacional, en la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Rosario, Viedma y Ushuaia.

“El proyecto de ley que presentamos crea el Programa Nacional de Promoción de la Salud Menstrual, con la finalidad de crear medidas que permitan a las personas gestionar su menstruación de una manera saludable”, explica Durango, una de las senadoras que presentó un proyecto a nivel nacional. “A su vez, para quienes no cuenten con los recursos económicos suficientes, se prevé la entrega gratuita de los elementos para la gestión menstrual”.

El proyecto presentado por Durango ingresó al Senado de la Nación el pasado 7 de junio y fue girado a las comisiones de Salud, de Educación y Cultura y de Presupuesto y Hacienda. Hasta el día de hoy no tuvo tratamiento en la comisión cabecera. Desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social explican que no existe actualmente un área trabajando sobre el tema, y que la ley debería primero aprobarse para luego identificar cuál sería el ministerio a cargo de implementar las reformas sugeridas.

En Rosario, un proyecto similar presentado con la firma de todos los bloques políticos que conforman el Consejo Municipal corrió la misma suerte.

“Fuimos la primer ciudad en el interior del país que presentó un proyecto sobre el tema. Pero lamentablemente no hemos conseguido que el gobierno de la ciudad lo sancione”, dice Norma López, concejala del municipio. “Si la legislación pasa, va a ser de un impacto muy importante en cuanto a la salud y la economía de las mujeres. Vamos a poder posibilitar el acceso a una buena mejor de vida”.

Fuentes: New York Times, International Business Times, El Tiempo, Global Citizen, BBC. Intervención: Pablo Domrose.

Qué soluciones encontraron otros países

Alrededor del mundo, 10 países implementaron leyes para disminuir o completamente eliminar los impuestos sobre productos de gestión menstrual, entre ellos Canadá, Kenya, Francia, Estados Unidos (9 estados del país), e India. En América Latina, el único país que eliminó los impuestos sobre toallitas y tampones fue Colombia, en noviembre de este año.

Asimismo, en 2017 Escocia se convirtió en el primer país en el mundo en entregar productos de higiene femenina gratuitamente a personas de bajos recursos. Según la organización Fare Share, que impulsó la iniciativa, dos tercios de las personas que se benefician de este programa habían tenido dificultades en acceder a productos menstruales en el pasado.

En algunos países en los cuales no ha habido avance legislativo en el tema, el sector privado ha jugado un importante rol en hacer más accesibles los productos menstruales. En Inglaterra, por ejemplo, Tesco, la cadena de supermercado más grande del país se comprometió a absorber el costo de los impuestos sobre estos productos y bajar el precio de más de 100 productos de higiene femenina. Desde el lanzamiento de la campaña de Tesco en 2017, varias cadenas de supermercado inglesas se sumaron a la iniciativa.

Sustentabilidad | 12 de diciembre

Ilustración: Pablo Domrose

COP24: A la espera de avanzar en la acción ante el cambio climático

“Hay avances, pero aún queda mucho trabajo por hacer”. Esta es la frase que, desde el lunes, define la situación aquí en la segunda semana de la COP24. El desafío para esta edición es casi tan importante como el hecho de haber logrado un Acuerdo de París un día como hoy hace tres años: ahora se trata de implementarlo. Para ello, son múltiples los temas que se ponen en juego a través de un paquete de reglas que marcarán su puesta en práctica.

No voy a entrar en los tecnicismos que se ponen en juego (porque creéme, son muchos), sino que el balance general de los avances alcanzados y desafíos futuros, vendrán una vez concluida la cumbre. Mientras, son importantes las palabras de Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención a cargo de la COP: “Nadie está esperando a que estén listos los acuerdos para empezar a actuar ante el cambio climático. La transición hacia un modelo sustentable de desarrollo ya está en marcha”. Con ella conversé en exclusiva para RED/ACCIÓN y aquí pueden leer la entrevista.

Ya celebrado el G20 y analizando los consensos allí alcanzados, la Argentina está presente en la COP24, con el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, como su principal representante. Su pedido ante la Convención se alinea con el de otros países latinoamericanos: que los países que históricamente más han contaminado sean los que aporten financiamiento para las políticas de mitigación y adaptación al cambio climático de los países en desarrollo. Su desafío futuro será ver cómo continúa el trabajo en las negociaciones con Brasil, bajo el nuevo gobierno de Bolsonaro, y cómo continúa defendiendo la explotación de gas en Vaca Muerta como una vía entre sus medidas de reducción de emisiones. Mientras tanto… la espera.

Marchar por la salud del planeta… y la nuestra

Una seguridad pocas veces vistas, un frío que me congelaba los dedos para tomar imágenes, consignas de todo tipo con un lema en común: no queda tiempo para salvar el planeta, hay que actuar ahora. Entre las casi mil personas que se manifestaron este sábado en los alrededores del predio de la COP, la vi a ella: Clara. En su cochecito, bien abrigada con su campera rosa, con una mirada profunda que me invitaba a leer el cartel que llevaba sobre sus piernas: “¡Peligro! El gas ‘natural’ es un combustible fósil y es altamente adictivo”. Le pregunté a su mamá, Anna, por qué marchaba. Su respuesta fue contundente: “Porque creo que algo hay que hacer. Porque quiero que mi hija y mis nietos vivan en un planeta vivible”.

La movilización tuvo sus réplicas en otras ciudades de Europa. Aquí en Katowice me encontré con diversos testimonios que pueden concentrarse en dos grandes grupos: los activistas internacionales que asisten a la conferencia y reclaman urgencia en la acción climática, y familias locales que exigen al gobierno polaco terminar con la explotación de combustibles fósiles. En Polonia, el 80% de la electricidad es generada a partir de la quema de carbón. Sus emisiones contaminantes no sólo alteran el ambiente, sino que afectan la propia salud de los habitantes. Mientras Anna “espera que los líderes hagan lo que tienen que hacer en la mesa de negociación”, le compró un libro infantil a Clara que genera conciencia sobre los residuos. “Pequeños actos”, me dice y que ya dejan un impacto en esas futuras generaciones que marchan por un mundo mejor desde el presente.

Recibí SUSTENTABLES

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

Sustentabilidad | 12 de diciembre

Foto: Administración de Parques Nacionales

Las cifras que avalan la apuesta del Gobierno para que los parques nacionales impulsen las economías regionales

La gestión de Mauricio Macri ha aumentado considerablemente la superficie destinada a parques nacionales y este año fue histórico, ya que se crearon cuatro áreas protegidas: Aconquija (Tucumán), Iberá (Corrientes), Traslasierra (Córdoba) y Ciervo de los Pantanos (provincia de Buenos Aires). Es parte de una apuesta para hacer del turismo vinculado a la naturaleza un elemento clave de una política de desarrollo económico inclusivo y sustentable. Y ahora hay números que avalan ese rumbo.

Un nuevo estudio de la consultora Elypsis revela que el impacto directo del gasto en turismo vinculado a la naturaleza podría alcanzar los US$ 3.400 millones y el impacto total sería de US$ 6.400 millones. Eso generaría 309 mil nuevos puestos de trabajo que permitirían sostener una población de alrededor de 600 mil personas.

La industria del turismo en números:

  • En 2017 los parques nacionales recibieron 2,7 millones de visitantes residentes y 1 millón de extranjeros. En los últimos 20 años las visitas se multiplicaron por cinco, muy por arriba del crecimiento general del turismo.
  • En la Argentina, la industria del turismo es más grande que el sector ganadero y más grande que la producción automotriz. El año pasado el gasto en turismo en el país fue de US$ 15 mil millones. Dos tercios de ese gasto se explican por el turismo interno, mientras que la llegada de turistas internacionales aportó el tercio restante. La cifra equivale a 1,5 veces el valor de la producción de carne vacuna o de la industria automotriz y es similar a la producción anual de petróleo y gas e incluso a la de soja.
  • El 30% de ese gasto global en turismo fue generado por el denominado turismo de ocio “por naturaleza”. Elypsis dice que el potencial turístico vinculado a la naturaleza en Argentina es enorme y que como industria tiene la capacidad de recaudar el equivalente al 20% de las reservas y ser el motor para el desarrollo económico regional.
  • El estudio muestra que una habitación de una posada permite facturar US$ 15 mil al año, que es lo mismo que se produce de carne bovina en 250 hectáreas. Pero mientras la ganadería da un empleo cada 1.000 hectáreas, los hospedajes dan mucho más trabajo.
  • Los parques nacionales capturan un alto porcentaje del turismo extranjero, que gasta entre US$ 100 a US$ 120 por noche. En tanto el turista argentino gasta entre US$ 30 a US$ 34 por noche.
Uno de los gráficos que ilustran el informe de la consultora Elypsis.

El desafío para la Argentina

Según la consultora, para que el país materialice su potencial turístico, tiene que recuperar el terreno perdido en los últimos años. Argentina fue el país con la peor performance exportadora de turismo de la región, tanto en los últimos 10 años como en los últimos 20 años.

Desde la implementación del cepo en 2011 hasta el año pasado, el turismo receptivo cayó un 12% y el vinculado al ocio (sierras, ríos y montañas) bajó un 30%, llegando a los niveles de 2005.

Argentina perdió participación como destino del turismo internacional. Pasó de representar 13% en América Latina en 1995 al 7% en 2016. En el Cono Sur, el deterioro fue mayor: Argentina recibía la mitad del turismo en 1996, cayó al 33% en 2011 y a solo el 28% en 2016.

Elypsis dice que una reinserción exitosa del país a los flujos internacionales de turismo permitiría, bajo un escenario optimista, que el gasto en turismo vinculado a la naturaleza aumentara de US$ 5.300 millones a US$ 11.700 millones al año.

El estudio muestra que el turismo está detrás del desarrollo territorial y poblacional de muchas ciudades del Interior y en muchos casos son el principal sostén de la economía. Ciudades como el Chaltén o Calafate, en Santa Cruz; Villa La Angostura o San Martín de Los Andes, en Neuquén; Iguazú, en Misiones; o Esquel y Epuyén, en Chubut, vieron crecer su población a un ritmo mucho más rápido que el país. Y eso se debe principalmente al turismo.

La posibilidad de observar animales silvestres es uno de los imanes turísticos. Crédito: Fundación CLT

El rol de la fundación Tomkins

El estudio de Elypsis fue encargado por la fundación The Conservation Land Trust (CLT), del filántropo y ambientalista estadounidense Douglas Tompkins, fallecido hace tres años. Su esposa, Kris, lidera la fundación y está enfocada en asegurar su legado en Argentina y en Chile.

CLT donó las tierras para la creación del Parque Nacional los Esteros del Iberá. En Iberá se lleva adelante la restauración y reintroducción de fauna más importante de América Latina.

Tomkins dice que le gustaría ver que las comunidades alrededor de los parques nacionales entiendan que existe un vínculo entre un ecosistema saludable y una comunidad sustentable: “Las comunidades que se benefician lo van a proteger del calentamiento global y deterioro más que nadie y esa es nuestra apuesta”.

Preguntale a Elena Santa Cruz

Elena Santa Cruz es Licenciada en Educación Inicial, voluntaria titiritera y payaso de hospital en hospitales pediátricos, penales, y hogares de chicos.

Sustentabilidad | 12 de diciembre

Crédito: Lyra Films / CLT

Crean por ley dos reservas marinas y 2018 es récord en la instauración de áreas protegidas

El Senado convirtió en ley el plan para darle protección al 10% del Mar Argentino al crear dos áreas marinas protegidas frente a Tierra del Fuego.

Con la sanción de este proyecto, el país concreta el mayor avance de su historia hacia la conservación de su mar: pasó de proteger un 3% a alcanzar el 10%, un compromiso internacional al que adhirió cuando se suscribió al Convenio sobre la Biodiversidad Biológica y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que establece justamente preservar el 10% de las zonas costeras y marinas antes de 2020.

La propuesta instaura dos parques oceánicos del tamaño de las provincias de Formosa y Misiones con distintos niveles de protección, desde la prohibición absoluta de toda actividad hasta zonas donde se podrá pescar o navegar pero de manera controlada.

Además, con la materialización de este proyecto, 2018 pasó a ser el año en el que más áreas protegidas se crearon, ya que a estos dos parques marinos se le suman Aconquija (Tucumán), Iberá (Corrientes), Traslasierra (Córdoba) y Ciervo de los Pantanos (provincia de Buenos Aires).

De esa manera se supera la marca alcanzada en 1937, año en que se crearon cinco parques nacionales, entre los cuales figuran Perito Moreno, Los Glaciares y Lanín.

La importancia de las áreas protegidas marinas. Un informe de la Administración de Parques Nacionales dice que las redes de pesca dejan una huella en el fondo del mar y arrasan con invertebrados, como corales, esponjas, medusas y estrellas de mar. Cuando el daño se perpetúa, hablan de huellas de mar muerto. Y también advierten sobre la pesca incidental de peses que luego descartan y la muerte de aves y otras especies que quedan atrapadas en las redes.

Las protecciones que se instaurarán están contempladas por ley y ofrecen distintos niveles, que van de más restrictivos a más permisivos. En este gráfico se entienden fácilmente cuál es el objetivo de esa gradualidad:

Ahora veamos qué tipo de protección le darán exactamente a las futuras áreas marinas protegidas. Yaganes tendrá proyectada una zonificación tridimensional.

  • El fondo marino constituirá una reserva nacional marina estricta. Es decir, se prohibiría toda actividad salvo la investigación científica y la necesaria para monitorear el lugar. No se puede pescar, explorar el suelo en busca de hidrocarburos, visitar la zona ni hacer ejercicios militares.
  • Un amplio sector, el más alejado de la costa, tiene su columna de agua zonificada como parque nacional marino. Ahí no podrá haber actividades pesqueras pero sí educativas y turísticas, pero en armonía con la conservación.
  • Finalmente, la columna de agua cercana a Tierra del Fuego será una reserva nacional marina de usos múltiples, dónde sí se permitirá pescar, pero con métodos menos agresivos, más controlados y limitados en cuanto a períodos estacionales y volúmenes.

Burdwood II se dividirá en dos sectores:

  • Al oeste, en el sector proyectado como reserva nacional marina, se contempla el uso sostenible. Es decir que se podrá pescar pero bajo las reglas que se disponga en el plan de manejo. También se habilitarían actividades turísticas y educativas. 
  • Al este, operará el sector propuesto como reserva nacional marina estricta. Es decir, de absoluta conservación, pero con la posibilidad de realizar actividades científicas.

Quiénes respaldan la plan. El plan fue impulsado por las 16 ONG que conformaron el Foro para la Conservación del Mar Patagónico, como Fundación Vida Silvestre, FARN y Aves Argentinas. También de la comunidad científica y de otras ONG, como The Conservation Land Trust Argentina (CLT), que impulsa la campaña Sin Azul no hay Verde, que justamente hace foco en la necesidad de proteger el mar.

Sociedad | 12 de diciembre

Tomamos decisiones más rápido y con menos información de lo que pensamos

Nadav Klein es investigador post doctoral en la facultad Harris Public Policy, Universidad de Chicago.

Vivimos en una era de la información. En teoría, podemos enterarnos de todo sobre cualquier persona o cosa con un mero clic. Toda esta información debiera permitirnos tomar todo el tiempo decisiones basadas en excelente información y datos.

Pero la generalizada disponibilidad de información no significa que uno haga en realidad uso de ella aún cuando la tenga. De hecho, décadas de investigaciones en psicología y ciencia de la conducta muestran que la gente hace de inmediato juicios precipitados basados en poca información, en distintas situaciones.

La gente se hace impresiones duraderas de los otros en el lapso de milésimas de segundo, las juntas encargadas de evaluar a los maestros juzgan a los docentes en menos de un minuto en tanto que los consumidores toman decisiones de compra basadas en escasa deliberación. Hasta las decisiones a la hora de votar pueden aparentemente basarse en impresiones formadas durante períodos de tiempos increíblemente cortos.

Si estos hallazgos le parecen increíbles, investigaciones recientes realizadas por mi colega y por quien esto escribe sugieren que usted no es el único. La inmediatez del juicio humano sorprende a la gente por lo general. Los individuos no tienen prevista la poca información que ellos y otros usan a la hora de tomar decisiones.

Y esta desconexión puede tener consecuencias en la vida cotidiana: después de todo, el hecho de reconocer qué tanta -o tan poca- información utiliza en realidad la gente para hacer juicios y tomar decisiones podría influir en lo que compartimos con otros. La candidata a un empleo debiera tener idea de qué tanto van a leer de su CV sus posibles empleadores de modo de priorizar sus esfuerzos acorde con ello.

Y ayudaría cuando uno está decidiendo qué tanta información tener al tomar nuestras propias decisiones. ¿Cuánto tiempo, por ejemplo, debemos probar un servicio de subscripciones antes de decidir si nos gusta lo suficiente como para pagarlo? ¿Cuánto tiempo debiéramos salir con una persona que nos interesa como pareja antes de decidir si nos comprometemos o no?

Comparando predicciones y la realidad

En nuestra investigación, mi coautor Ed O’Brien y yo evaluamos si la gente es capaz de anticipar con exactitud qué tanta información usan tanto ellos como los otros a la hora de hacer distinto tipo de juicios. Descubrimos de forma sistemática que la gente se sorprende de la rapidez con la que hacen juicios y de la poca información en la que se basan para hacerlo.

Preguntamos a los participantes en uno de los estudios que se imaginaran teniendo interacciones agradables o desagradables con otras personas. A modo de comparación, preguntamos a otro grupo de participantes que anticiparan cuántas de esas interacciones necesitarían ellos para determinar el carácter de alguien. Descubrimos que la gente pensaba que necesitaba muchas interacciones para poder hacer esa apreciación, cuando, de hecho, el primer grupo necesitaba nada más que unas pocas.

En otro estudio les preguntamos a estudiantes de MBA (Master of Business Administration o Maestría en Administración de Empresas) que escribieran solicitudes para hipotéticos puestos administrativos y le pedimos luego a gente de Recursos Humanos que leyera los materiales. Nuestros candidatos escribieron y compartieron mucho más material del que se preocuparon en leer los profesionales que contrataban.

Le pedimos también a gente que nunca había estado casada que vaticinara, después de conocer a su futuro cónyuge, cuánto tiempo le llevaría decidir si esa persona era el amor de sus vidas. Un 39 por ciento de esta gente que nunca había estado casada dijo necesitar salir con esa persona durante más de un año antes de poder sentirse lista para pasar el resto de su vida con él o ella. En cambio, la gente casada dijo haber hecho ese juico con mucha mayor rapidez -sólo el 18 por ciento indicó que le había llevado más de un año llegar a esa conclusión.

Vaticinios equivocados similares tienen lugar cuando se evalúan los servicios de subscripción basados en períodos de prueba, cuando se prueban bebidas nuevas o cuando se evalúan rachas de suerte, rendimientos atléticos o notas académicas. En todos los casos, la gente dijo creer usar más información de la que usó en realidad.

Malinterpretando esta tendencia humana

Existen varias razones por las que la gente tendría la impresión equivocada sobre la velocidad con la que ellos y otros hacen apreciaciones.

Una posibilidad es la creencia de que la mente humana procesa la información progresivamente. Una perspectiva ingenua podría imaginar que la información nueva se apila arriba de información vieja hasta que se llega a algún umbral mental para la toma de una decisión. Sin embargo, lo que sugieren las investigaciones preliminares es que el agregado de información se acerca mucho más a una función exponencial; las primeras informaciones pesan mucho más que las últimas.

Otra posibilidad es que la gente no logra darse cuenta de lo rica e interesante que es cada pieza separada de información. En psicología esto se denomina brecha de empatía. Pensemos en la pregunta de cuántas interacciones son necesarias para que decidamos si nos gusta y confiamos en alguien. Sería tentador pensar que uno va a evaluar racionalmente cada interacción al igual que haría con una estadística en seco. Pero los encuentros sociales son vívidos y cautivantes, y la primera experiencia puede simplemente resultar tan maravillosa como para inclinar nuestro juicio de manera irrevocable, volviendo innecesarias las futuras interacciones.

Reconociendo el apuro para juzgar

No está claro que las decisiones rápidas sean siempre malas. A veces los juicios apresurados son llamativamente exactos y pueden llegar a ahorrarnos tiempo. Sería devastador tener que revisar toda la información disponible sobre un tema cada vez que tuviéramos que tomar una decisión. Sin embargo, el hecho de no entender bien cuánta información utilizamos de hecho para hacer nuestros juicios es algo que tiene importantes implicancias más allá de tomar buenas o malas decisiones.

Tomemos el caso de las profecías autocumplidas. Imaginemos una situación en la que un gerente se forma una opinión tentativa sobre un empleado que luego deviene en una serie de decisiones que afectan toda su trayectoria profesional. Un gerente que ve a un subordinado dar un pequeño paso en falso en un proyecto insignificante podría evitar asignar proyectos interesantes para el futuro que, a su vez, podrían paralizar las perspectivas profesionales de este empleado. Si los gerentes no son conscientes de qué tan dispuestos están a hacer juicios iniciales veloces y basados en poca información, serán menos proclives a cortar de raíz estos destructivos ciclos autocumplidos.

Otro ejemplo sería la tendencia humana a apoyarse en estereotipos a la hora de juzgar a otras personas. Si bien uno puede creer que tendrá en cuenta toda la información disponible sobre otra persona, la gente tiene más probabilidades de considerar muy poca información y dejar que los estereotipos entren subrepticiamente. Sería un error comprender la rapidez con la que se hacen juicios que vuelven tan difícil la exclusión de la influencia de los esterotipos.

La tecnología moderna permite que virtualmente toda decisión tomada hoy esté más informada que la misma decisión tomada hace algunas décadas. De todos modos, la confianza humana en apreciaciones rápidas podría frustrar esta promesa. En la búsqueda por una toma de decisiones basada en mayor información, los investigadores necesitarán analizar formas que alienten a la gente a aminorar la velocidad de los juicios.

© The Conversation

Traducción por Silvia S. Simonetti

The Conversation
Educación | 12 de diciembre

Foto: FEIM

El desafío de acceder a una educación sexual integral

Si bien el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, o Ley 26.150, existe desde el 2006, sólo 2 de cada 10 alumnos argentinos reciben hoy en el aula educación sexual de manera habitual.

La disparidad entre las escuelas es muy grande. Actualmente, organizaciones de la sociedad civil, centros de estudiantes y docentes toman la iniciativa.

Según una encuesta de la consultora D’Alessio IROL, solo 2 de cada 10 alumnos argentinos reciben hoy en el aula educación sexual de manera habitual y entre quienes accedieron, el 95% refirió que se trataron aspectos de enfermedades de transmisión sexual y el aparato reproductor, dejando de lado temas como igualdad entre varones y mujeres, diversidad sexual, violencia contra las mujeres y formas de prevenir el acoso. El tema, que hubiera sido una falencia más del sistema educativo, adquirió otra dimensión cuando, una vez que no progresara la legalización del aborto, varios de los grupos más activos pusieron la revisión del alcance y contenidos de la Educación Sexual Integral (ESI) al tope de la agenda legislativa.

Tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, gran parte de los legisladores plantearon la necesidad de revisar la plena vigencia de la ESI y programas para prevenir el embarazo no planificado en la adolescencia.

Si bien el Programa Nacional de Educación Sexual Integral, o Ley 26.150, existe desde el 2006, la legislación no se aplica homogéneamente en todas las provincias ni en todas las escuelas. “Santa Fe es la provincia que más avanzó en la implementación de la ley.  Por lo general, en las provincias del norte del país no se implementa la ESI. En realidad, hay que reconocer que se aplica muy poco en todo el país”, señala Mabel Bianco, presidente de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

Originalmente, la Ley 26.150, establece que todos los niños, niñas y jóvenes que asisten a escuelas públicas y privadas del país tienen derecho a recibir educación sexual integral, articulando sus aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.  Y para cada nivel fija contenidos y orientaciones para su tratamiento.

La Cámara de Diputados de la Nación comenzó a trabajar sobre un proyecto de modificación de la ESI que consiguió un dictamen por unanimidad el pasado 4 de septiembre en el plenario que unificó a las comisiones de Educación y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. Las modificaciones, ahora, deberán ser consideradas en el recinto de la Cámara de Diputados, para luego, pasar al Senado.

La diputada de la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli no firmó el proyecto con las modificaciones porque consideró que era sacar un dictamen a los atropellos. De todos modos, asegura que la correcta aplicación de la ESI fue uno de los argumentos que esgrimió para evitar los abortos.

Debe considerarse que en el proyecto de presupuesto para 2019 presentado por el Poder Ejecutivo Nacional, la partida asignada al programa de Fortalecimiento de ESI pasó de $22 millones a $103 millones. Además, el programa de Desarrollo de la Salud Sexual y Procreación Responsable pasó de $245 millones a $560 millones.

¿Qué se entiende por educación sexual?

“Advertimos que el problema de la ley, que se creó en 2006, era que dejaba contentos a todos. Por el interés de generar un consenso, se sancionó una norma que tiene poca aplicabilidad. En Argentina, llamamos educación sexual a cosas diferentes y un defecto de la ley es la ambigüedad. ¿Los argentinos estamos dispuestos a ponernos de acuerdo con el piso mínimo? Todos vamos a tener que ceder un poco. Se necesita un instrumento que sea aplicable”, enfatizó Mariano Narodowski, pedagogo y profesor en la Universidad Torcuato Di Tella.

Foto: FEIM

El mayor punto que enfrenta posiciones es el artículo 5 de la Ley 26150. El mismo dice: “Cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional, la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”.

Aquellos, que buscan la reforma de la norma, pretenden que la misma sea obligatoria en las currículas, porque argumentan que aquellas instituciones que adecuan la ESI a su ideario y a su contexto limitan la correcta aplicación de la ley. Según Bianco, los programas de ESI favorecen a que los adolescentes puedan decir no a tener relaciones sexuales y plantea trabajar sobre el consentimiento y el respeto a la decisión de cada uno.

La referente de FEIM agrega: “Enseña a defenderse y eliminar la violencia sexual. Además, pone foco en aspectos sobre cómo cuidarse durante las relaciones sexuales para prevenir Enfermedades de Transmisión sexual y también embarazos no planificados”.

Narodowski considera que es necesaria una base obligatoria para que el Estado proteja a los menores de edad. Según el referente, estos puntos deberían ser: el conocimiento biológico con fundamentación científica; el cuidado en las relaciones sexuales; el respeto y reconocimiento a la diversidad sexual; y la concientización y cuidados  respecto a los abusos sexuales y la violencia de género.

Otras posiciones, sobre todo de sectores religiosos, apelan a que las escuelas puedan adecuar los contenidos a su ideario. Por ese motivo, alentaron la consigna “Con nuestros hijos, NO”, que exige a los colegios que se abstengan de realizar actividades referidas a la sexualidad que atenten con sus valores, tradiciones y convicciones.“La controversia se genera en relación a la ideología de género. No hay que focalizarse en eso que es lo que nos divide. Todas las provincias van a tener que enseñar educación sexual científica”, aclara Campagnoli.

La Conferencia Episcopal Argentina emitió un comunicado el 3 de octubre, donde se expresa a favor de la educación sexual, pero en contra de la modificación del artículo 5. Dice: “La escuela pública en general y la católica en particular, pueden apoyar la insustituible tarea y derecho que tienen los padres a la educación sexual de sus hijos e hijas, con elementos teóricos, científicos y pedagógicos, aprovechando el hecho de que los niños, niñas y adolescentes pasan mucho tiempo en las instituciones educativas. Sin embargo, es muy importante que los chicos y chicas reciban en la escuela un mensaje coherente, alineado, complementario, respecto de aquel que reciben en el hogar”.

Mónica del Río es miembro de la Junta Ejecutiva de la Red Federal de Familias, organización que propone educar en el amor para el matrimonio y la familia. Ella opina:“Estamos en desacuerdo con que el Estado usurpe un rol que no le corresponde en materia educativa. Rechazamos la temprana y sistemática erotización de los niños, cosa que los confunde y corrompe”.

Los estudiantes y las organizaciones civiles

Mientras tienen lugar los debates, gran parte de los estudiantes de los distintos niveles educativos no reciben la educación necesaria para ejercer su derecho. Según la Unesco, demasiados jóvenes reciben información confusa y contradictoria sobre las relaciones y el sexo a medida que hacen la transición de la niñez a la edad adulta.

“En el Mariano Acosta, tuvimos una jornada de ESI bastante buena tocando temas como el machismo y el consentimiento. En nuestro caso, se aplica porque fue un reclamo de les estudiantes y porque tuvimos un montón de reuniones con docentes para poder llegar a acuerdos. Todas las actividades que tenemos son iniciativas puramente del estudiantado y algunes docentes. Particularmente mi colegio es privilegiado a comparación con otros”, cuenta Mora Torras, estudiante del Colegio Mariano Acosta, una escuela de nivel secundario de la ciudad de Buenos Aires.

Además, la adolescente resalta que más allá de las actividades que generaron entre estudiantes y docentes, desde la currícula escolar se trató lo básico de lo básico: cómo poner un condón y algunas enfermedades que se pueden transmitir mediante una relación heterosexual.

Foto: SonRisas

Mejor hablar de ciertas cosas es un taller que lleva adelante la Asociación Civil SonRisas en sus centros sociales, en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría en Monte Grande. Allí, un sábado cada quince días adolescentes de entre 12 y 15 años se reúnen durante una hora y media con voluntarios de la organización para debatir y reflexionar sobre distintas cuestiones vinculadas a la sexualidad.

“Muchas veces llegan con la teoría sobre los métodos anticonceptivos, pero el taller es el espacio donde pueden preguntarse qué les pasa respecto a eso temas, qué les pasa con la identidad y cómo usan los anticonceptivos. Muchas veces cuentan que les da vergüenza usar el preservativo o que no saben cómo usarlo”, relata Valeria Gimeno, psicóloga y coordinadora del taller.

En relación a las madres de los y las adolescentes que participan del taller, Gimeno cuenta que al principio ellas creían que hablar de sexualidad despertaba en sus hijos ganas de no cuidarse y de tener relaciones. Desarrolla: “Creían que hablábamos de cosas obscenas. En algunas oportunidades las invitamos a participar y ahora, son ellas las que me piden que hable de determinadas cuestiones en el taller”.

Con mis hijos no te metas es un colectivo que nació en Perú y se replicó en Argentina. Nadia Márquez es abogada y forma parte del colectivo. Dice: “Estamos de acuerdo con la educación sexual. El problema es cuando se quiere enseñar a través de la ideología de género. Cuando el Estado adopta una ideología deja de ser laico y afecta a la libertad de pensamiento. No se puede meter en la parte moral, porque eso atañe a cada familia. Con la ideología de género, están confundiendo a los chicos”.

En tanto, para Cecilia Valeriano, Coordinadora en la Fundación Huésped, la escuela es el espacio, donde se garantiza un piso de igualdad. Explica:“Las trayectorias diversas se tienen que enriquecer en el ámbito educativo. Eso no desvaloriza el aprendizaje en los hogares. Frente a la emergencia del feminismo aparecen nuevos disparadores y de eso es imposible volver atrás. La visibilización de la temática hace que haya más presión para la efectiva aplicación de la ESI y la misma se notó en las escuelas. Que la educación sexual sea integral es lo más importante porque de ese modo se marca un posicionamiento ético, que tiene que ver con cómo se entiende la salud desde el Estado”.

Este sábado 15 de diciembre a las 11 hs. se realizará el Hackatón Jóvenes por la ESI para crear contenidos de difusión, que formarán parte de una plataforma digital sobre el tema. El encuentro será en la Universidad Tecnológica Nacional y está organizado por distintas ONGs.


¿Sabías que Amnistía Internacional está juntando firmas para que se aplique la Ley de Educación Sexual en la escuelas?

Firmá acá

Preguntale a Mariela Fumarola

Mariela Fumarola fundó Caminos Solidarios, un grupo de más de 100 voluntarios que asisten a personas en situación de calle con comida, abrigo y cualquier otra necesidad que puedan cubrir.

Sie7e Párrafos | 12 de diciembre

Manual para escribir bien (y para seguir haciéndolo cuando no se sabe a dónde ir)

Libro de Estilo
El País
Aguilar

Comentario y selección por Luis Majul, periodista. Es autor, entre otros, de “El y Ella”, “El Final”, “El dueño” y “Lanata” (una biografía).

Uno (mi comentario)

La tercera edición del Manual de Estilo del diario El País de Madrid llegó a mis manos el día de mi cumpleaños número 29, el 17 de mayo de 1990. Fue uno de los regalos más apreciados que recibí en toda mi vida. Me lo obsequió uno de mis mejores amigos, Sergio Frenkel, un argentino que vive en Madrid desde 1989. Sergio fue una de las personas que me ayudó a soportar la angustia del proceso de escritura de mi primer libro, Por qué cayó Alfonsín (El Nuevo Terrorismo Económico). Cuando estaba desesperado porque no sabía cómo seguir, releía las normas básicas de escritura y redacción del manual, y me volvía el alma al cuerpo.  El País, Libro de estilo, publicó su primera edición en abril de 1977, un año después de su fundación. Las reglas fundamentales aparecieron ahí, y están reproducidas en los párrafos aquí debajo. Como cualquier lector atento sabrá descubrir, no solo sirven para los redactores de El País, sino para cualquiera que pretenda escribir con sencillez, efectividad, y hasta con cierta elegancia. Las tengo marcadas a fuego. Me resultaron inolvidables.

Dos (la selección)

“Las frases deben ser cortas, con una extensión máxima aconsejable de 20 palabras. Sujeto, verbo y predicado es regla de oro. No obstante, conviene variar la longitud y la estructura de las frases y los párrafos. Es una forma de mantener el interés. Cambiar la forma, el orden y los elementos de las frases resulta más importante, incluso, que cambiar la longitud. Repetir la misma estructura es el camino más seguro para aburrir al lector”.

Tres

“Es preferible utilizar los verbos en activa y en tiempo presente. Esto acerca la acción al lector. No sería aconsejable la frase “Felipe González dijo ayer que él seguía siendo el Presidente del Gobierno y que fue investido con mayoría absoluta, si se puede sustituir por esta otra “Felipe González dijo ayer que sigue siendo el Presidente del Gobierno y que obtuvo la mayoría absoluta en su investidura”.

Cuatro

Rigor: La información debe ser exacta. Hay que evitar expresiones como ‘varios’ ‘un grupo’, ‘algunos’, ‘numerosos’ para sustituirlas por datos concretos”

Cinco

“En los casos conflictivos hay que escuchar o acudir siempre a los dos partes en litigio”

Seis

Pirámide. En un texto informativo, el uso de la técnica de la pirámide invertida (de mayor a menor interés) es conveniente, pero no obligatorio. Siempre se ha de comenzar por el hecho más importante, que estará recogido a su vez en el título. No obstante, el párrafo siguiente puede constituirlo una frase que explique la entradilla o contenga los antecedentes necesarios para comprender el resto del artículo, rompiendo así la relación de los hechos. Lo mismo puede ocurrir con párrafos sucesivos”.   

Siete

“Los periodistas han de escribir con el estilo de los periodistas, no el de los políticos, los economistas o los abogados. Los periodistas tienen la obligación de comunicar y hacer accesible al público en general la información técnica o especializada. La presencia de palabras eruditas no explicadas refleja la incapacidad del redactor para comprender y transmitir una realidad compleja. El uso de tecnicismos no muestra necesariamente unos vastos conocimientos sino, en muchos casos, una tremenda ignorancia”.


En SIETE PÁRRAFOS, grandes lectores eligen un libro de no ficción, seleccionan seis párrafos, y escriben un breve comentario que encabeza la selección. Todos los martes podés recibir la newsletter, editada por Flor Ure, con los libros de la semana y novedades del mundo editorial.

Recibí SIE7E PÁRRAFOS

Sobre libros y escritores. Todos los martes, por Flor Ure.

Ver todas las newsletters

Actualidad | 11 de diciembre

El día que Trump le mandó un cheque volador a Macri para su campaña

Es una historia que pocos conocen, y la reveló hace un par de días Axios, un medio influyente de los EE.UU. dedicado a la política y la economía. Según los periodistas Jonathan Swan y Alayna Treene, la contó el propio presidente argentino en agosto de 2016 durante una conversación informal con el entonces Secretario de Estado de Barack Obama, John Kerry. Fue unos meses antes de las elecciones de 2016, cuando Donald Trump todavía era un candidato impensado para alcanzar la Casa Blanca.

La anécdota se conoció así: Macri recibió a Kerry y varios oficiales de alto rango de los Estados Unidos en la Casa Rosada, cuando Hillary Clinton tenía una amplia ventaja en las encuestas por sobre Trump.

De acuerdo a tres fuentes que cita el medio Axios, dos de las cuales participaron de la reunión, Macri habría contado que cuando estaba en campaña para llegar a la Rosada recibió una llamada de Trump: “Este es Donald Trump”, explicó Macri a la gente que estaba en la sala, imitando la voz del futuro presidente: “Te he estado observando. Te recuerdo con cariño a ti y a los negocios que hice con tu familia”, personificó Macri. Según las mismas fuentes, el presidente argentino le respondió sonriendo: “¿Con cariño? ¿Con cariño, hijo de fruta?”, acaso pensando en la disputa comercial que Trump tuvo con su padre, Franco Macri, por un negocio inmobiliario en Nueva York.

A continuación Trump le dijo a Macri que lo ayudaría en la campaña. Y a los pocos días, un sobre de FedEx llegó por correo con un cheque de Trump para la campaña de Macri. Una fuente dice que el cheque era de US$ 500; otra dice que era de US$ 5000.

El remate: según las fuentes Macri le dijo a Kerry y a los presentes que cuando su equipo fue a depositarlo, el cheque rebotó.

Axios dice que la Casa Rosada negó el incidente y que la Casa Blanca no quiso comentar. Pero el medio, influyente en la política de los Estados Unidos, insiste en que la conversación ciertamente tuvo lugar y que verificó toda la historia con tres fuentes, dos de las cuales participaron de la reunión con Macri y Kerry.

Cabe mencionar que durante la corrida financiera que azotó a la Argentina, Trump jugó un rol clave para que el FMI saliera al rescate, y cuando Mauricio Macri lo recibió en la cumbre del G20 en Buenos Aires, se trataron como grandes amigos.

Sustentabilidad | 11 de diciembre

Foto: UNFCCC

Patricia Espinosa: “La transición hacia un modelo sustentable de desarrollo ya está en marcha”

(Katowice, Polonia) Patricia Espinosa ocupa un cargo desafiante. Es la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas en Cambio Climático (CMNUCC). Ella es quien lidera el proceso para que los gobiernos lleguen a un consenso para actuar ante el cambio climático.

En una agenda cargada de reuniones, presentaciones y eventos, la representante oriunda de México conversó unos minutos con periodistas hispanoamericanos. Dos palabras califican la charla con RED/ACCIÓN: ambición y urgencia. Es lo que se necesita en los próximos años para revertir la situación en la que se encuentra nuestro planeta.

Reconoce que está durmiendo poco estos días. El motivo es obvio: se desarrolla aquí, en suelo polaco, la segunda semana de negociaciones de la COP24. En esta Conferencia de las Partes se espera definir cómo implementar el Acuerdo de París, ese documento histórico para hacer frente a uno de los principales desafíos de nuestro siglo: el Cambio Climático.

Foto: UNFCCC

– En los últimos meses conocimos diversos estudios con un mismo componente de advertencia: lo que se hace es insuficiente, las emisiones contaminantes crecen y seguirán creciendo. ¿Qué hay que hacer para no salir de esta COP24 con algo que desanime, con algo que no sea suficiente para lo que el planeta necesita?

– Por un lado, la evidencia científica nos confirma que los eventos climáticos extremos que estamos viendo y que están causando muertes en todo el mundo, son reales. Esto no va a mejorar por sí sólo. Tenemos que tomar cartas en el asunto. Por otro lado, tenemos un Acuerdo de París que estableció metas que son consideradas por la evidencia científica como las correctas, como aquellas que no nos van a llevar a los efectos más catastróficos del cambio climático. Lo que necesitamos ahora es que todo eso se traduzca en la voluntad política de poner en marcha un marco de directrices para la implementación del acuerdo. Ello junto con un mensaje claro: la necesidad de incrementar los niveles de ambición de las metas de los países. Y acompañado por compromisos reales en materia financiera.

– ¿Cómo considera que vienen trabajando los países en sus contribuciones nacionales de reducción de emisiones contaminantes?

– Como aún no tenemos los lineamientos para la implementación del Acuerdo de París, no contamos todavía con un instrumento que nos permita medir el progreso. Sin embargo, tenemos información de lo que se está haciendo. Me animo a decir que hay ya mucho en marcha en los países para poder avanzar hacia la implementación de los compromisos que presentaron en París. Es clarísimo que nadie está esperando a que estén listos los acuerdos para empezar a actuar. Esa transición hacia un modelo sustentable de desarrollo ya está en marcha. Además, es muy claro que está vinculada con los principales problemas del desarrollo, como la pobreza o el hambre, una agenda básica de todos los países, especialmente aquellos en desarrollo.

Foto: UNFCCC

– Justamente los países en desarrollo son, al mismo tiempo, los más vulnerables a los efectos adversos del cambio climático. ¿Cuál es su postura en estas negociaciones para conseguir un buen acuerdo?

– Esta conferencia inició desde el primer día con delegaciones que vinieron dispuestas a trabajar, a discutir los temas y textos, a tratar con mucha claridad la necesidad de llegar a acuerdos. Los países en desarrollo están en una actitud exigente y me parece que ello es claro y legítimo. Al mismo tiempo, creo que aquí estamos viendo una actitud constructiva, en el sentido de que lo que se está buscando es un acuerdo. Hay conciencia de que una falta de acuerdo o una finalización que no sea exitosa, no favorece a nadie. De lo que se trata es de cuál es el mejor acuerdo posible que podemos encontrar. Eso no es fácil porque es una agenda muy diversa, de temas muy técnicos, en donde hay muchas interrelaciones entre lo que se discute en un lugar y otro. En esta segunda semana, cuando la presidencia toma bajo su responsabilidad la negociación de todo el proceso, eso puede darnos una oportunidad de integrar mejor la visión de lo que esperamos para esta COP.

Foto: UNFCCC

– Usted también mencionó el financiamiento como un tema clave en las negociaciones. ¿Qué rol considera debe jugar el sector privado?

– El papel del sector privado es fundamental en esta transformación porque, en gran medida, es el que define mucho de las economías de los países. Afortunadamente, estamos viendo que diversas empresas ya están asumiendo esta agenda como propia y la están viendo como una agenda de beneficio para ellos.  El sector privado lo reconoce, por un lado, como un riesgo que hay que asumir y, por otro, como un área de oportunidad. En el sector financiero también hay una evolución. Una cosa es que un banco invierta algunos de sus recursos en acciones de cambio climático y otra muy distinta es que -como ya algunos lo están haciendo- alineen todo su portafolio de proyectos con la acción ante el cambio climático.

Entre todo el tecnicismo detrás de estas negociaciones climáticas, Espinosa subraya la importancia de entender al cambio climático desde sus efectos en las personas y recuerda una experiencia que vivió horas antes de la entrevista: “Conocí a un grupo de peregrinos que vinieron caminando desde Roma, muchos de ellos han perdido la mayor parte de su familia en eventos climáticos extremos. Una de las jóvenes me dijo ‘esto no es broma’. Estamos hablando de tragedias”. La mejor respuesta a ello es la acción.

Ambición y urgencia son las dos consignas que continuarán marcando como objetivo y desafío el rumbo de las negociaciones en estos días que restan bajo la nieve en Katowice.

Preguntale a Mayra Arena

Mayra Arena tiene 26 años y es estudiante de Ciencia Política; en su charla TedX “¿Qué tienen los pobres en la cabeza?” compartió su propia experiencia de nacer y crecer en un barrio pobre.

Opinión | 11 de diciembre

Alcanzar la soberanía energética en el camino hacia la sostenibilidad: el ejemplo europeo

Iñigo Capellán-Pérez es investigador del Grupo de Energía, Economía y Dinámica de Sistemas de la Universidad de Valladolid

Aunque la comunidad científica lleva décadas avisando sobre el rumbo que lleva esta civilización, el margen y el tiempo de acción se agota. No son pocos quienes piensan que incluso se podría haber alcanzado una situación irreversible.

El objetivo es recuperar terreno en aspectos básicos como la alimentación, las finanzas, la información o las comunicaciones. En este contexto, la energía, componente vital para el funcionamiento de nuestra sociedad, no es una excepción. Diversas iniciativas ciudadanas han creado en los últimos años cooperativas de energías renovables.

La energía nos provee de bienes y servicios a costa de elevados impactos ambientales

La energía disponible ha sido, y es, un factor decisivo para el desarrollo a lo largo de la historia de la humanidad. Nuestro actual modelo no escapa a este hecho, y se caracteriza por unos ingentes niveles de consumo energético, responsables de grandes impactos ambientales.

De hecho, el sector energético es actualmente uno de los mayores contribuyentes a la degradación de la biosfera. Como consecuencia, mina de forma irresponsable la base de la que depende nuestro modo de vida.

En este contexto de acuciante crisis ambiental, y teniendo en cuenta el agotamiento de recursos no renovables, será necesaria una gran concienciación social para aceptar los cambios que se avecinan. También para una gestión adecuada –sostenible, eficiente e igualitaria- de los recursos renovables, en la que las personas participen de su gestión, como mostró la nobel de Economía Elinor Ostrom. Transformar los modos de generación, uso y gestión energéticos es necesario (aunque no suficiente) para alcanzar una sociedad sostenible.

Cooperativas de energías renovables y transición energética

Las energías renovables, además de reducir la huella ecológica, ofrecen un gran potencial transformador desde un punto de vista social debido a su modularidad y capacidad de generar energía a nivel local, permitiendo el desarrollo de iniciativas democráticas y participativas.

Las cooperativas tratan de explotar este potencial. Para ello generan y comercializan energías renovables de forma colectiva, lo que promueve un modelo descentralizado de energía, en contraposición al sistema centralizado actual.

Desde los años 1970 han surgido en Europa miles de cooperativas de este tipo, en países como Alemania, Holanda y Dinamarca. En España, este modelo es más reciente y aún minoritario: la primera fue Som Energia, en 2010. Algunas cooperativas centradas en la distribución de electricidad -no solo renovable- sí existían desde hace décadas.

Hoy están en fuerte crecimiento en España. Agrupan a unos 60 000 socios cooperativistas y suministran electricidad a unos 100 000 contratos, como analiza un estudio publicado recientemente centrado en estas organizaciones.

Paradójicamente, la crisis económica ha generado dinámicas virtuosas en el contexto energético estatal. Mostró las grandes deficiencias del proceso de liberalización del mercado de la electricidad, todavía dominado por un número pequeño de empresas grandes tradicionales. También, el problema social de la pobreza energética.

Esto, unido a la politización de las cuestiones energéticas a partir del Movimiento 15M, estimuló la movilización de la población con el objetivo de alcanzar la soberanía energética.

Las cooperativas de energías renovables han surgido en España durante un periodo de hostilidad, por parte del Gobierno, a la introducción de más potencia de generación renovable. Por eso han tenido que aplicar métodos innovadores como la financiación de instalaciones por crowdfunding o mediante “acciones energéticas”.

Estas organizaciones también cooperan y comparten procesos de aprendizaje y experiencias, unidas en una plataforma común “Unión Renovables” con el objetivo de reforzar su posición. Han demostrado también la capacidad de desbordar su propio campo y difundir nuevas ideas a nivel social y político, como el municipal.

Todavía tienen una presencia pequeña en el sistema energético español, pero la replicación del modelo constituye una gran baza para la transición energética sostenible y democrática.

El mito de las energías renovables como únicas responsables del déficit 

Hasta 2010, las energías renovables gozaron de un gran apoyo institucional. España se convirtió en un “paraíso” para la inversión en este tipo de tecnologías, pero en los años siguientes el panorama cambió de manera drástica.

La introducción de barreras a la instalación de renovables fue justificada como una respuesta al sobredimensionado de las primas que estas recibían. Dichas primas fueron responsabilizadas del problema del déficit de tarifa, deuda del estado con las empresas eléctricas, que llegó a alcanzar cifras estratosféricas (26 000 millones de euros en 2013). Este déficit es la diferencia entre los ingresos que las empresas perciben por los pagos de los consumidores y los costes que la normativa les reconoce por suministrar electricidad.

Sin embargo, aunque algunas políticas desarrolladas para promover tecnologías de energía renovable mostraron inconvenientes, no es correcto responsabilizar solo a estas nuevas centrales del déficit de tarifa. De hecho, el desajuste comenzó en el año 2001, cuando la contribución de las renovables era insignificante.

Por otro lado, las primas al régimen especial representaban tan solo una parte del coste total del sistema eléctrico (aproximadamente, el 35 % en el año 2012). Además, no hay que olvidar que sus incentivos también incluían primas sustanciales a recursos no renovables (incineración de residuos o cogeneración, este último a principalmente partir de gas natural fósil).

Por otro lado, el propio diseño del mercado hace que un aumento del suministro proveniente de las renovables tienda a reducir el precio de la electricidad, lo que tiende a compensar el coste de las primas.

Dada la falta de transparencia sobre los costes del sistema, las verdaderas causas del déficit de tarifa no podrán ser identificadas hasta que se realice una auditoría pública, que hasta el momento ha sido rechazada en el Congreso.

El análisis pormenorizado muestra que el relato de que el déficit del sistema fue causado por las subvenciones a las nuevas renovables fue una interpretación interesada, promovida por las empresas tradicionales del sector eléctrico.

Estas empresas, tradicionalmente beneficiadas por la opacidad del sistema energético, habían además invertido poco en renovables y mucho en centrales de gas natural fósil en la década de los 2000, que funcionaban bajo mínimos por la crisis.

Este episodio demuestra que aún son necesarios profundos avances en la transparencia y regulación del mercado energético en España. Solo así podremos avanzar hacia un sistema energético sostenible y democrático.

Iñigo Capellán-Pérez es Investigador del Grupo de Energía, Economía y Dinámica de Sistemas, Universidad de Valladolid

@The Conversation

The Conversation
Sociedad | 11 de diciembre

Ilustración: Pablo Domrose

Mujeres en prisión: pobres y con hijos, la mayoría está encerrada por pasar droga en la frontera o venderla al menudeo

Su mamá la abandonó en un hogar apenas nació, no terminó la primaria y quedó embarazada a los 14. Se las arregló como pudo y sola: vendió trapos de piso en la calle y ropa en una feria. Varios años fue empleada de seguridad. Pero a principios de 2015, con 37 años, sin trabajo y con hijos de 3, 5 y 9 años, aceptó una oferta: vender cocaína en la casilla que alquilaba en la Villa 20 del barrio porteño de Lugano.

El 27 de noviembre de 2015, la policía pateó la puerta de esa casilla y encontró a Gilda en su casa, con 300 dosis de cocaína, unos 100 gramos. Fue presa sin condena y su hermano quedó a cargo de sus hijos. “Gilda es mi nombre real. No me da vergüenza contar lo que me pasó. No vendía droga por ambición, lo hice por desesperación. Lo que me da es pena porque casi pierdo a mis hijos y los hice sufrir”, asegura Gilda, que está en libertad condicional.

Pobre, sin educación, madre soltera y jefa de hogar. Gilda ejemplifica a la perfección la historia de vida más repetida entre las 3.602 mujeres que están presas en la Argentina. Como ella, la mayoría tampoco tenía antecedentes penales, fue encerrada sin condena y su primer delito fue vender o traficar drogas en pocas cantidades.

“Una gran mayoría de las mujeres encarceladas son mulas que por desesperación, por su situación socioeconómica, aceptan pasar por la frontera la droga que se pueden tragar en pequeñas cápsulas o que pueden esconder en su cuerpo. O se dedican al narcomenudeo, que es una comercialización a muy baja escala”, afirma Mariana Lauro, jefa del área de grupos vulnerables de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

La estadística respalda ese diagnóstico. De los 85.283 presos que hay en el país, solo el 4,2% son mujeres. Pero mientras la mayoría de los hombres está detenido por robo y apenas un 12% por causas vinculadas a la venta o tráfico de drogas, entre las mujeres esos dos delitos explican el 43% de las causas de su encierro. 

Crédito: Procuración Penitenciaria de la Nación.

La tendencia es todavía más evidente si se analizan únicamente las cárceles del Servicio Penitenciario Federal, a donde derivan a la mayoría de los detenidos por violar la ley de drogas, ya que en la mayoría de los casos se trata de un delito de jurisdicción federal. En esas unidades, el 60,6% de las mujeres está presa por violación a la ley de drogas.

Saber qué delitos se les imputa a las mujeres presas por su vínculo con las drogas ayuda a entender qué rol tenían en una hipotética red criminal. El 56% está presa por comercialización, el 32% por tenencia y el 12% por tráfico.

“Si analizamos los datos de quienes tienen condenas, vemos que al 84,7% recibió 4 años o menos, que es la pena mínima para quien comercia estupefaciente. Por eso no hay dudas de que estas mujeres son el eslabón más débil y el último. Encerrarlas es una pena desproporcionada”, considera Victoria Darraidou, investigadora del equipo de Seguridad Democrática y Violencia Institucional del CELS.

Madres, con hijos a cargo y “desesperadas”

La Dirección Nacional de Política Criminal en Materia de Justicia y Legislación Penal del Ministerio de Justicia y Derechos Humano de la Nación coincide con el diagnóstico: “Tradicionalmente, el rol de las mujeres en el tráfico de drogas se circunscribe a enlaces prescindibles e intercambiables en los dispositivos de venta de drogas, no representan piezas significativas y son fácilmente captadas por las fuerzas de seguridad”, destacan en un informe publicado el año pasado.

El recorrido o trayecto de las mujeres presas por droga explica esa “desesperación”, como la llamó Gilda, que a muchas las pudo haber empujado a vincularse con el comercio de drogas. Solo el 13% de las presas por drogas del país terminó la primaria o el secundario y casi la mitad no tenía empleo. Mientras que el 80% es madre y tienen en promedio 3 hijos a cargo, según datos de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

¿Querés conocer el análisis del estado sobre drogas y encarcelamiento?

“Lo que ellas hacen es trabajar de mulas o con el narcomenudeo para organizaciones. En ese sentido, la proporción de mujeres que estaba armada al momento de cometer un delito es mucho menor a la de los hombres. Y cuando participan de un delito, las mujeres mayormente suelen estar acompañadas”, remarca Carolina Bologna, investigadora del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Seguridad y Violencia (CELIV), de la Universidad Nacional de Tres de Febrero, que analizó el contexto de encierro de las mujeres en América Latina.

Lo que da a entender Bologna es que la mujer, además de desesperada, es “usada” por otras personas que se aprovechan de su situación.

Crédito: Procuración Penitenciaria de la Nación.

Un caso paradigmático en este sentido es el de Claudia, una mujer boliviana que estuvo presa durante alrededor de un año por cruzar la frontera hacía la Argentina con algo más de un kilo de cocaína en un maletín, un trabajo con el que buscaba juntar 500 dólares que necesitaba para pagar la quimioterapia de su hijo de 13 años, diagnosticado con cáncer.

Cuando el periodista Fernando Soriano hizo público el caso, el juez que lleva la causa permitió que la mujer se reencontrara con su hijo por razones “humanitarias”. El nene finalmente murió y unos días después el juez aceptó excarcelar a la mujer “de manera extraordinaria y excepcional” ante “la situación socio-económica, laboral y familiar”. De esa manera, Claudia pudo volver a Bolivia reencontrarse con sus tres hijas y aguardar el juicio en libertad.

Situaciones como ésta explica en parte por qué una de cada cuatro mujeres detenidas por drogas es extranjera, en su mayoría de Bolivia, Paraguay y Perú.

La mayoría está presa sin condena 

“La situación de las mujeres presas se agrava con otro dato preocupante, que es el uso excesivo de la prisión preventiva. Es decir, tenés mujeres muy vulnerables, que delinquen por primera vez y que son el último eslabón, y que además las mantienen presas sin una condena”, advierte Ariel Cejas Meliare, director General de Protección de Derechos Humanos de la Procuración Penitenciaria de la Nación.

El dato, en ese sentido, es alarmante: el 70% de las mujeres presas en el servicio penitenciario federal no tienen condena. Es decir que están con una prisión preventiva, un recurso que debiera utilizarse excepcionalmente cuando el juez considera que existe un riesgo de fuga o entorpecimiento de la investigación.

En los hombres presos en el servicio penitenciario federal, el 58% está sin condena. En gran medida, esto se debe a que justamente las mujeres están acusadas principalmente por delitos de drogas, que recaen en juzgados federales, muchos de ellos abarrotados de causas y con investigaciones de repercusión nacional, por lo que tienen mayor morosidad.

Esto ocurre a contramano de lo que pasa en la mayoría de las cárceles provinciales del país, donde desde hace dos años se logró que sean más los presos que tienen condena que los que sólo están procesados.

“Una de las principales consecuencias del encierro es que rompe el tejido social. Porque una vez que se aisló a la mujer de sus hijos, de sus amigos, de su familia, salir en libertad es tan difícil como estar adentro. Porque las cárceles aíslan, mantienen a la persona ausente del contacto directo con sus vínculos en el medio libre”, asegura Liliana Cabrera, docente de poesía de YoNoFui, un colectivo feminista integrada por mujeres cis, lesbianas, trans y travestis que da talleres de artes y oficios dentro y fuera de los penales.

El arresto domiciliario busca aliviar la pena

En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación son conscientes de la situación. De hecho, tienen algunas iniciativas muy orientadas a subsanar estas situaciones a través de la prisión domiciliaria, principalmente la que contempla el monitoreo con pulseras electrónicas, que comenzó en junio de 2015.

Ese programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica beneficia hoy a 707 personas que estaban presas en cárceles federales, de las cuales 292 son mujeres, un 42%, una relación muy alta si se tiene en cuenta que en esas cárceles las mujeres son el 8% de la población. Además, de las mujeres que hoy están en sus casas pero monitoreadas con una pulsera electrónica, 263 están procesadas o condenadas por delitos de drogas.

Crédito: Anita Caraffa / Fundación Net.

“Con este programa apuntamos a determinados colectivos de personas en condiciones de vulnerabilidad y tiene una gran impronta de género”,explica Mariel Viladrich, directora del programa y funcionaria del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Viladrich explica que “estas mujeres, en general se encuentran con una vulnerabilidad socioeconómica que es aprovechada por los narcotraficantes, que las utiliza, en el marco del crimen organizado, siendo detenidas cuando entran o salen del país con droga”.

Gilda, la mujer con la que empezamos esta nota, fue una delas que alcanzó el beneficio de la pulsera. “Estuve presa seis meses y al final me dieron la pulsera. Fue un gran alivio. Me pude reencontrar con mis hijos. Como no podía salir de casa, me las arreglé lavando ropa en casa para otras familias. Y ahora, hace dos meses, me dieron libertad condicional. Así que ya puedo trabajar: cuido dos abuelas y compro ropa en Once para revender”, cuenta Gilda, que debe cumplir una condena de 4 años y 3 meses.

También hay un incremento en el otorgamiento de arrestos domiciliarios simples, es decir sin el monitoreo de la pulsera. La Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal de la Corte Suprema de la Nación pasó de otorgar 70 arrestos domiciliarios a mujeres en 2016 a 178 actualmente. Y del total de personas beneficiadas, las mujeres pasaron de representar el 40% a ser el 55%.

Una parte de estas políticas surgen como respuesta a la ley 26.472, de 2008, que amplía la posibilidad de prisión domiciliarias a mujeres embarazadas, con niños menores de 5 años o con una persona discapacitada a cargo.

En YoNoFui está integrada por 40 personas que trabajan en el equipo docente y las demás áreas, muchas de ellas ex detenidas. Una de sus principales apuestas es tender un puente entre el “adentro” y el “afuera”. Y con ese objetivo instauraron varios cursos, principalmente en la cárcel de mujeres de Ezeiza y José León Suárez, en la provincia de Buenos Aires, y de Santa Rosa, en La Pampa. Enseñan carpintería, tejido en telar y encuadernación, entre otras disciplinas. 

Mucho de lo que producen las personas durante el encierro o ya en libertad, lo venden en un mercado virtual. De hecho, la organización está constituida como una cooperativa, lo que ofrece cierto horizonte para el futuro. 

Sie7e Párrafos | 11 de diciembre

Biografía para redescubrir a un revolucionario de las ideas y la exploración: Humboldt

La invención de la naturaleza. El nuevo mundo de Alexander Von Humboldt
Andrea Wulff
Penguin Random House / Taurus

Comentario y selección de párrafos por Gustavo Noriega, periodista y crítico de cine. Fue director de la revista El amante.

Uno (mi comentario)

Las calles de la ciudad de Buenos Aires que corren paralelas a la importante avenida Juan B. Justo y que convierten a Palermo en Villa Crespo o viceversa, tienen ecos de viajes épicos alrededor de la Tierra: Fitz Roy, Bonpland, Humboldt y, del otro lado de las vías del ferrocarril y la avenida, casi escondida, se encuentra la que lleva el nombre más recordado de todos, Darwin. Esa zona de la ciudad homenajea a aquellos hombres que en el siglo XIX tomaron la decisión de salir de la comodidad de su vida burguesa y recorrer el mundo para recabar información. (…)

(Sigue mi comentario)

(…) Nuevos animales, plantas nunca antes vistas, costumbres insólitas, aborígenes alejados de la civilización, minerales y piedras preciosas. Robert Fitz Roy fue el vicealmirante a cargo del HMS Beagle, cuyo viaje alrededor del globo entre 1831 y 1836 le permitió a un joven Charles Darwin pergeñar y madurar una idea que iba a poner patas para arriba la manera en que el hombre miraba al mundo. Por su parte, Alexander Von Humboldt y su amigo francés Aimé Bonpland, ambos naturalistas, emprendieron viajes extraordinarios por el norte de América del Sur en donde escalaron el Chimborazo, la cima más alta del Ecuador, buscaron el origen del río Orinoco, atravesaron la llanura y revisaron geografía, fauna y flora. Humboldt se convirtió en el naturalista más importante de su tiempo y, al mirar la naturaleza desde una perspectiva global, en toda su interrelación, prefiguró al ecologista moderno. Fue un personaje fuera de lo común, y de hecho la lista de sus amistades o personajes con los que interactuaba lo describe en el centro exacto del mundo intelectual de su época: Goethe, Thomas Jefferson, Simón Bolívar, Charles Darwin. Casi todos lo veneraban y hasta su único enemigo público lo enaltece: nada menos que Napoleón Bonaparte. Murió en 1859 y diez años después, al cumplirse un siglo de su nacimiento, se realizaron festejos y homenajes en todo el mundo, incluyendo la ciudad de Buenos Aires. El surgimiento de Charles Darwin y su teoría de la evolución lo relegó en la consideración pública hasta el punto en que nos sorprende la noticia de que alguna vez fue el hombre más famoso del mundo. La apasionante biografía de Andrea Wulff lo rescata y lo pone de nuevo en circulación, revelándolo no solo como un hombre deslumbrante, centro y símbolo de una época, sino también, un poco forzadamente, en precursor de cada una de las ideas que desarrolla la sensibilidad ecológica contemporánea. En cualquier caso, la lectura del libro de Wulff resignificará cualquier caminata entre Palermo y Villa Crespo. El nombre de una de sus calles, antes desconocido, pasa a ser el homenaje a quien mejor encarnó la revolución de las ideas y la pasión por el descubrimiento.

Dos (la selección)

“Descrito por sus contemporáneos como el hombre más famoso del mundo después de Napoleón, Humboldt fue uno de los personajes más cautivadores e inspiradores de su época. Nacido en 1769 en el seno de una familia acomodada de Prusia, desechó una vida de privilegios para irse a descubrir cómo funcionaba el mundo. De joven emprendió un viaje de cinco años para explorar Latinoamérica, en el que arriesgó muchas veces la vida y del que regresó con una nueva concepción del mundo. Fue un viaje que moldeó su vida y su pensamiento y que le convirtió en un personaje legendario en todo el planeta. Vivió en ciudades como París y Berlín, pero también se sentía cómodo en los brazos más remotos del río Orinoco o en la estepa kazaja de la frontera entre Rusia y Mongolia. Durante gran parte de su larga vida fue el centro del mundo científico: escribió alrededor de 50.000 cartas y recibió al menos el doble. Los conocimientos, creía Humboldt, había que compartirlos, intercambiarlos y ponerlos a disposición de todos.”

Tres

“Durante las primeras semanas en Cumaná, Humboldt y Bonpland descubrieron que, mirasen donde mirasen, siempre había algo nuevo que captaba su atención. El paisaje le fascinaba, decía Humboldt. Las palmeras estaban adornadas de magníficas flores rojas, las aves y los peces parecían rivalizar en colores caleidoscópicos, y hasta los cangrejos eran azules y amarillos. Flamencos de color rosa se alzaban sobre una pata en la orilla, y las hojas en abanico de las palmeras moteaban la arena blanca con retazos de sol y sombra. Había mariposas, monos y tantas plantas que catalogar que, como escribió Humboldt a Wilhelm, «corremos de un lado a otro como locos». Hasta el habitualmente impasible Bonpland dijo que iba a «enloquecer si no acaban pronto las maravillas».”

Cuatro

“Aunque los Llanos fuera un entorno inhóspito, a Humboldt le fascinó la inmensidad del lugar. Había algo en el paisaje tan plano e inmenso que «llena la mente con el sentimiento de infinitud», escribió. Cuando estaban a mitad de camino llegaron al pueblo mercantil de Calabozo. Allí los lugareños le dijeron a Humboldt que muchas de las charcas de la zona estaban infestadas de anguilas eléctricas, lo cual le pareció una suerte increíble. Desde sus experimentos de electricidad animal en Alemania, Humboldt siempre había querido examinar uno de esos peces tan extraordinarios. Había oído extrañas historias sobre estas criaturas de un metro y medio, capaces de emitir descargas eléctricas de más de 600 voltios”.

Cinco

“El problema era cómo atrapar a las anguilas, dado que vivían enterradas en el barro del fondo de las charcas y, por tanto, no era nada fácil cogerlas con una red. Además, las anguilas estaban tan cargadas de electricidad que tocarlas significaba la muerte instantánea. Los habitantes locales tuvieron una idea. Agruparon treinta caballos salvajes en los Llanos y los llevaron al estanque. Cuando los cascos de los animales revolvieron el barro, las anguilas se escurrieron para salir a la superficie, sin dejar de emitir enormes descargas eléctricas. Embelesado, Humboldt observó el horripilante espectáculo: los caballos aullaban de dolor, las anguilas se retorcían debajo de ellos, y la superficie del agua bullía de movimiento. Algunos caballos se cayeron y, pisoteados por los demás, se ahogaron.”

Seis

“Con el tiempo, la potencia de las descargas eléctricas disminuyó y las anguilas, debilitadas, volvieron al barro, de donde Humboldt las sacó con unos palos de madera secos; pero no había esperado lo suficiente. Cuando Bonpland y él estaban diseccionando varias, sufrieron violentas descargas ellos mismos. Pasaron cuatro horas haciendo una serie de pruebas peligrosas como agarrar una anguila con las dos manos, tocar una anguila con una mano y un trozo de metal con la otra, o que Humboldt tocara una anguila mientras le daba la mano a Bonpland (este último sintió la sacudida). A veces pisaban tierra seca, a veces, húmeda; conectaron electrodos, dieron toques a las anguilas con bastones de cera mojados y las cogieron con arcilla húmeda y cuerdas de fibra hechas con hojas de palma. No dejaron ni un material sin probar. No es de extrañar que, al acabar el día, Humboldt y Bonpland se sintieran débiles y enfermos”.

Siete

“Las anguilas animaron a Humboldt a pensar sobre la electricidad y el magnetismo en general. Contemplar el macabro enfrentamiento entre las anguilas y los caballos le hizo reflexionar sobre las fuerzas que, de distintas formas, creaban los rayos, adherían un metal a otro y hacían que se movieran las agujas de las brújulas. Como en tantas ocasiones, Humboldt comenzó con un detalle o una observación y lo desarrolló para abarcar el contexto general. Todo «manaba de una fuerza», escribió, y «todo se fundía en un poder eterno e integral».”


En SIETE PÁRRAFOS, grandes lectores eligen un libro de no ficción, seleccionan seis párrafos, y escriben un breve comentario que encabeza la selección. Todos los martes podés recibir la newsletter, editada por Flor Ure, con los libros de la semana y novedades del mundo editorial.

Recibí SIE7E PÁRRAFOS

Sobre libros y escritores. Todos los martes, por Flor Ure.

Ver todas las newsletters

Preguntale a Catalina Hornos

Catalina Hornos es presidenta y fundadora de la Asociación Civil Haciendo Camino que trabaja para mejorar la calidad de vida de niños y familias en situación de vulnerabilidad en el Norte Argentino.

Actualidad | 11 de diciembre

Foto: Osvaldo Fanton / Télam

Cada 23 horas una persona muere por la actuación de las fuerzas de seguridad

El nuevo reglamento de uso de armas de fuego para las fuerzas federales de seguridad sumó respaldos y cuestionamientos tanto en el interior del Gobierno como en la oposición. Quienes criticaron el protocolo fueron las organizaciones de derechos humanos; entre ellas, la Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional), que lleva un registro de muertes ocurridas como consecuencia de la acción de las fuerzas estatales.

Según esa base de datos, en la Argentina muere una persona cada 23 horas por acciones de policías, gendarmes, prefectos, agentes del servicio penitenciario y fuerzas armadas. El trabajo expone que hace 10 años era una persona cada 41 horas. Y marca que la mitad de los fallecidos tenía menos de 25 años.

A través de una resolución, el Ministerio de Seguridad de la Nación aprobó la semana pasada un nuevo reglamento para el uso de armas para los efectivos de Policía Federal, Gendarmería, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria. El punto que causa más polémica es el que autoriza a los agentes a disparar sin necesidad de dar primero la voz de alto. También pueden abrir fuego cuando el sospechoso “se fugue luego de haber causado, o de haber intentado causar, muertes o lesiones graves”.

Para la abogada María del Carmen Verdú, titular de la Correpi, los cambios “amplían al infinito las hipótesis de uso del arma”.

Más allá de ese cuestionamiento, el registro de la organización expone que las muertes por intervención de fuerzas estatales vienen creciendo desde 1996 y acumulan 5.462 casos.

Al analizar las muertes ocurridas durante las últimas cinco gestiones de gobierno, se advierte un incremento muy significativo, al pasar de 0,65 casos por día durante la presidencia de Fernando de la Rúa, a 1,01 en la de Mauricio Macri.

Si los casos se agrupan por la fuerza de seguridad que participó de esas muertes, más de la mitad de las muertes fueron producidas por policías provinciales. Mientras que los agentes penitenciarios son responsables del 27%. La Policía Federal, con el 9,78%, es la fuerza federal con más víctimas.

Las principales causas de muerte, siempre de acuerdo al relevamiento que hace la Correpi, es el gatillo fácil, en el 44% de los casos. Mientras que un 40% de las muertes ocurrió mientras las personas estaban detenidas.

La edad de las personas muertas es uno de los datos más alarmantes: el 50% tenía menos de 25 años.

Respecto a la distribución geográfica, el 46% de los casos ocurrió en la provincia de Buenos Aires, el 10,8% en Santa Fe, el 7,5% en Córdoba, y el 6,8% en la ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, si los casos se ponderan en relación a la cantidad de habitantes de cada jurisdicción, Tierra del Fuego, Santa Fe y Buenos Aires son los que más casos registran cada un millón de habitantes.


Cómo hacen el registro. La CORREPI incluye todo caso que por aplicación de política represiva estatal y la utilización de los recursos del aparato estatal tenga como resultado una muerte.

¿Querés saber más sobre cómo se hace el registro de la Correpi?

Sociedad | 10 de diciembre

Foto: Captura Fox Sports

River – Boca y un símbolo de paz

Pablo Pérez está en primer plano. Es el rostro de las lágrimas y de la derrota. La transmisión en vivo que llega a los 200 millones de televidentes globales, se detiene. El capitán de Boca se mantiene erguido e incólume luego de triunfo de River por 3 a 1 en una final de Copa Libertadores demorada por los incidentes, las piedras y los ojos irritados. Ya no existe la estela de los gases lacrimógenos que quedó flotando luego de la disuasión de los seguidores de River hace apenas unas semanas en el barrio de Núñez.

Pablo Pérez llora. Pero los jugadores del archirival no lo dejan solo. Los campeones de América se acercan. Y hasta allí llega Milton Casco. Le habla al oído. La TV no puede entrometerse en la intimidad. Las cabezas de Pablo y Milton se chocan, sus miradas están en primerísimo primer plano. Los campeones del equipo del Newell´s de Martino del 2013, se vuelven a encontrar, cinco años después. Ahora, la gloria del triunfo es de uno. La dignidad es de ambos.

Milton Casco y Pablo Pérez, en abril de 2013, celebran después de marcar un gol para Newell’s Old Boys. Foto: Norberto Duarte / AFP

Ya no hay discursos morales que culpan a la sociedad de enferma, ese que desestima la violencia que el mismo fútbol acuñó en tribunas y en la TV con la cultura del “aguante”. Porque nadie aguanta el dolor de la derrota. Y la derrota es tautológica: el dolor duele. La vulnerabilidad del hombre es un patrimonio humano que enseña sin pretensión de enseñar.

El clásico del gran Madrid se jugó en la capital del mundo hispanoparlante. En el epicentro futbolístico que entiende que la pasión es también un negocio rentable para los 570 millones de hablantes del español.

El mundo hispano, que no se divide por el Atlántico, transformó una crisis magnificada de intolerancia en una oportunidad de negocios en donde la paz era la única protagonista, más allá de cualquier resultado. No quedaba otra chance. Pero los intérpretes del Bernabéu eran los mismos de siempre: los jugadores que recorrieron cada rincón de Sudamérica para llegar a esta instancia límite.

Y el límite no es la gloria o el ocaso. El límite es la tolerancia. La tolerancia entre colegas de colores distintos. El abrazo de Casco no comenzó en Madrid. Casco y Pérez ya se habían cruzado en la primera final.  A los 22 minutos del primer tiempo en La Bombonera, Casco discutió con el colombiano Sebastián Villa por la disputa de una pelota. Fue un momento caliente. Pablo Pérez se acercó al lugar del conflicto e intentó calmar al defensor de River. Habló y no se tapó la boca para que las cámaras no le lean los labios: “¿Vos tenés amarilla?”.

El mediocampista de Boca no buscó la amonestación para el adversario. Lo alejó de la situación para que no sea sancionado por el árbitro chileno Roberto Tobar. Algunos medios titularon poniendo énfasis en el enojo de los hinchas de Boca ante la actitud de Pablo Pérez. Fue un detalle insignificante que cobraría dimensión casi un mes después.

Como si el fútbol y las emociones no pudieran escaparse de toda ley física, detrás de una acción hay una reacción. Y la reacción de Casco, la del campeón continental, la del pibe de Entre Ríos, la del defensor que tapó un disparo del amigo salvando el arco de River llegó después del alargue, con una palabra al oído. Esas palabras que no tienen traducciones pero que todos entendemos. El lenguaje del fútbol puede ser pacífico. Sea quien sea el mejor.

Sociedad | 10 de diciembre

Ilustración: Pablo Domrose

Si desde el cielo la Argentina parece un arsenal, vivimos en estado de milagro permanente

La semana pasada estuvo en el centro de la escena la modificación del reglamento para el uso de armas de las fuerzas federales de seguridad. Es una medida que sin duda merece discutirse. Es importante, en momentos como este, intentar entender la mirada del otro, estar del lado de todos. Pero esto no significa estar de acuerdo con todos, sino estar en diálogo, estar a favor del otro, aunque estemos en desacuerdo.

Pero más allá de ese debate particular, hay otro que también merecería tener lugar. Para abordar tangencialmente el debate sobre disparar o no disparar, podríamos aportar una imagen más, tan solo para tenerla en cuenta. Si viéramos desde el aire las ciudades de nuestro país, en cada manzana veríamos cinco armas. Tal es el dato que se desprende de las estadísticas. Y un dato más: dos de esas cinco armas por manzana están listas para ser usadas.

Sin embargo, cada día se cometen “solamente” cuatro crímenes con armas de fuego. Y -“solamente”- dos en situaciones de asalto o delito. Es decir: la Argentina vive en estado de milagro permanente. De las 3.000.000 de armas en poder de la sociedad civil, 1.600.000 están registradas (+ info).

Hace pocos años nos enteramos que en un barrio muy postergado, de 1700 familias que vivían, 1100 hogares tenían un arma. Así vista, la Argentina pareciera un arsenal. ¿No es algo sobre lo que valdría la pena convocar a un debate?

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

REDACCION | 10 de diciembre

10 historias para reflexionar en el Día Internacional de los Derechos Humanos

En RED/ACCIÓN tenemos el compromiso de contar historias que exponen distintos desafíos sociales, económicos y políticos. En muchas de ellas nos encontramos con que hay situaciones en las que se infringen los derechos de las comunidades más vulnerables. Pero también nos interesa contar las historias de las personas, organizaciones e instituciones que están trabajando día a día para mejorar la situación de estas personas.

Hoy, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, te invitamos a conocer estas diez historias de RED/ACCIÓN, que nos invitan a reflexionar sobre los derechos de distintas comunidades de nuestro país y qué podemos hacer para mejorar su realidad.

Defensor del Niño: La deuda del Congreso con los 14 millones de chicos argentinos

El 28 de septiembre de 2005, con el fin de asegurar el cumpliento de los derechos de los niños, el Congreso Nacional sancionó una ley creando la figura del defensor de los derechos de las niñas, niños y adolescentes. La legislación establecía que el defensor debería ser designado dentro de los 90 días de sancionada la ley. Hoy, a 13 años de esa fecha, Argentina todavía no tiene un defensor del niño. Por qué es importante que se designe uno y cuáles son los próximos pasos. Por Lucía Wei He.

Leé la nota

Para buscar agua, usan carros, bicicletas, caballos y hasta burros. | Foto: Paula Juárez

En Argentina, unas 450 mil familias dedican hasta seis horas diarias para buscar agua

El 22% de las viviendas del país no tienen red de agua potable en su casa: 3 millones de 13,8 millones de hogares. Además 448.211 de esas viviendas tienen necesidades básicas insatisfechas: son familias pobres, viven hacinados, no tienen baños o los chicos no van a la escuela. Por qué es importante visibilizar estos datos y qué soluciones se proponen. Por Javier Drovetto.

Leé la nota

La Visita de las Cinco: un nuevo modo de construcción de memoria en la ex ESMA

En los últimos dos años, las visitas guiadas por el edificio del Casino de Oficiales de la antigua ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada) se volvieron un evento en el que sobrevivientes, analistas e invitados especiales se unieron al público y también a un cronista para descender juntos a un infierno argentino y muy real. Aunque en realidad, se trata de un ascenso: el principal espacio recorrido son los altillos. Ahora, el libro La Visita de las Cinco, de descarga gratuita, recopila la experiencia. Por Javier Sinay.

Leé la nota

Por Ley, en la Argentina las mujeres aún no pueden hacer los mismos trabajos que los hombres

Servir alcohol, realizar tareas subterráneas y trabajar de noche son algunos de los oficios que las mujeres tienen prohibidos por ley. La normativa fue reglamentada en 1924 y sigue vigente. Por Joaquín Sánchez Mariño.

Leé la nota

La búsqueda de Sofía Herrera: una conversación entre María Elena Delgado y Juan Carr

Sofía Herrera desapareció en 2008, cuando tenía 5 años. Diez años después, su paradero todavía es desconocido. En conversación con RED/ACCIÓN, su madre, María Elena Delgado, cuenta cómo imagina que es la vida de su hija hoy y por qué es importante que sigamos buscándola. Por Lucía Wei He y Nathalia Restrepo.

Mirá el video

Chau manicomios: cómo Río Negro se convirtió en un modelo mundial con su programa de salud mental

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 4 personas en el mundo padece de algún tipo de trastorno mental. Dentro de esta población, dos tercios no reciben ningún tipo de atención. Cómo un movimiento liderado por médicos, psicólogos, y otros profesionales cambió el paradigma de la salud mental en Río Negro. Y con ello, la vida de miles de personas. Por Lucía Wei He.

Leé la nota

El largo viaje de los venezolanos hacia la Argentina

Se estima que en nuestro país viven cerca de 70 mil venezolanos. En lo que va del año ya se otorgaron 4.000 radicaciones temporarias y permanentes. Muchos llegan por tierra, en travesías en ómnibus que duran entre 11 y 15 días. Paran en las fronteras y en las grandes ciudades, y llegan agotados pero con los sueños intactos. Por Javier Sinay.

Leé la nota

Sólo el 21% de los detenidos en las cárceles argentinas recibe capacitación laboral 

Ocurre pese a que la mayoría de los presos no tiene oficio ni estudio. Esa situación favorece la reincidencia. Desde los servicios penitenciarios reconocen la necesidad de ampliar la oferta de cursos y aclaran que el 40% de los internos trabaja en prisión y eso ayuda a su formación. Por Javier Drovetto.

Leé la nota

Dormir entre cartones: qué sienten y cómo sobreviven las personas que viven en la calle

David tiene 5 años y vive con Patricia, su mamá, en el mismo barrio en el que nació Maradona: Villa Fiorito. Es el primero en su familia que no vivió en la calle. Antes, Patricia pasó muchos años sin casa. No es un mal de pocos: según los datos oficiales del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, en Buenos Aires hay 1091 personas en situación de calle. Sin embargo, un censo alternativo presentado por el Ministerio Público de la Defensa indica que son 4.394. Cuáles son sus historias. Por Joaquín Sánchez Mariño.

Leé la nota

La importancia de hacer visible el lado invisible de la pobreza

Es la única forma de diseñar buenas políticas públicas para combatir la desigualdad y la exclusión. El Semáforo de la Pobreza es una iniciativa que está mostrando buenos resultados en lograr una mejor definición del fenómeno. Permite a las propias familias medir su nivel de pobreza e identificar estrategias personalizadas para solucionar carencias específicas. Por Iván Weissman.

Leé la nota

Actualidad | 10 de diciembre

Con la urbanización se construyeron calles asfaltadas, permitiendo el acceso de autos, ambulancias, y patrulleros.

El informe que más preocupa al Gobierno: el impacto de la crisis en la pobreza

Este jueves se publica el informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA que mostrará cuánto aumentó la pobreza y la desigualdad en el tercer trimestre de este año.

La semana pasada Unicef publicó un informe que revela que casi la mitad (48%) de los chicos en la Argentina son pobres. La pobreza estructural afecta a 6,3 millones de menores, ya que no tienen garantizado uno o dos de los derechos más elementales, como vivienda y educación.

Lo que se anticipa del informe

El estudio de Unicef encendió la alarma en el Gobierno sobre el informe que publicará este jueves la UCA. Las cifras que se barajan es que la pobreza habría aumentado alrededor de cuatro puntos porcentuales y rozaría el 32% a septiembre de 2018, mientras que para fin de año podría estar en casi el 35%.

La combinación de una economía en recesión y un inflación por arriba del 40% ha generado una situación compleja. La UCA hace una medición multidimensional y no considera solo los ingresos, que es la forma que lo mide el INDEC.

El índice de pobreza llegó, al término del primer semestre del año, al 27,3%, por debajo del 28,6% de igual período del año pasado pero con un crecimiento respecto del 25,7% del segundo semestre de 2017, según las cifras oficiales del INDEC.

Lo importante

Cuando llegó al poder Mauricio Macri, aceptó “ser evaluado” por los resultados de este indicador. Y en el primer año su Gobierno logró una baja de casi cinco puntos hasta el arranque de la recesión, ya que terminó 2017 con alrededor del 28% de pobreza. En cuanto a la pobreza estructural se estima que sigue siendo de un 25%,

Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, dice que mucho de los que salieron de la pobreza el año pasado están volviendo a caer. Las encuestas revelan que esa clase media trabajadora es la que en gran parte votó a Macri y por eso las cifras que se publicarán el jueves son tan importantes para la Casa Rosada.

Lo que no sabemos

Entre los que estudian la pobreza hay consenso de que el fenómeno no es solo un problema de ingresos, sino también de factores subjetivos. Ahí radica la importancia de poder medirlos. El desarrollo de mediciones alternativas y en múltiples dimensiones amplía la información disponible y permite una mejor definición de la pobreza en toda su complejidad, lo que ayuda a construir mejores soluciones.

REDACCION | 10 de diciembre

CHILLAX: la nueva newsletter de RED/ACCIÓN para disfrutar tu tiempo libre

En RED/ACCIÓN creemos que algunos de los momentos más valiosos ocurren cuando estamos desconectados: compartiendo una copa de vino y una buena comida con amigos, descubriendo una nueva parte de la ciudad con tu pareja, o visitando esa nueva muestra de arte de la que todos están hablando.

Es por eso que, aunque estamos en tus momentos de conexión para ayudarte a entender la actualidad y contarte historias que te van a hacer pensar, también te queremos acompañar a encontrar experiencias nuevas para disfrutar de los momentos en los que necesitás desconectarte.

Te invitamos a sumarte a CHILLAX, nuestra nueva newsletter para ayudarte a disfrutar de la mejor manera tu tiempo libre. Todos los jueves, te vamos a estar mandando las mejores recomendaciones de eventos que no te podes perder el fin de semana, lugares originales y diferentes para ir a comer y tomar, y lo último del mundo de la música y las películas. ¿Te sumas?

Recibí CHILLAX

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todas las newsletters