Villa Traful, un tesoro escondido en la Patagonia rodeado de bosques, un lago y montañas - RED/ACCIÓN

Villa Traful, un tesoro escondido en la Patagonia rodeado de bosques, un lago y montañas

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Está a 400 km al suroeste de Neuquén capital y a 100 km al norte de Bariloche. Cuenta con una variedad de opciones de alojamiento que se adaptan a todos los presupuestos. Desde cabañas y hostales acogedores hasta hoteles boutique con vistas panorámicas al lago.

Villa Traful, un tesoro escondido en la Patagonia rodeado de bosques, un lago y montañas

Es un lugar ideal para desconectar, para encontrar la paz. Fotos: Alejandro Carnevale.

Con la llegada del otoño, Villa Traful se transforma en un destino turístico irresistible para los amantes de la naturaleza y los paisajes imponentes. Ubicado en la Patagonia argentina, este pueblo se viste de colores cálidos y mágicos que invitan a recorrer sus montañas con un poquito de nieve en sus cumbres y, por estos días, también en sus calles. Si bien, la aventura entra en pausa con el frío, descansar y relajarse son los verbos que dominan en esta estación del año.

En la villa, como en toda la región de la cordillera neuquina y rionegrina, esta semana vivieron la caída de nevadas que se adelantaron al invierno. Por eso, lo primero que recomiendan es tener en cuenta el estado de los caminos antes de emprender el viaje. (ver aparte).

En otoño, los hospedajes están disponibles a buenos precios, los locales gastronómicos funcionan al mediodía y de las actividades, quedan pocos prestadores en marcha. “El fuerte de esta época son las caminatas y las cabalgatas para descubrir los colores de otoño o invierno. Hay guías que te llevan a hacer trekking en toda época, incluso con nieve y con raquetas”, asegura Daniela Massa secretaria de Turismo de Traful .

Lollie Campbell, de cabalgatas AUCA (@cabalgatas_auca), es una de las prestadoras que se mantiene activa todo el año.

Las cabalgatas son unas de las actividades que se mantiene activa todo el año. (@cabalgatas_auca)

“Tengo mis caballos todo el año y salir a andar en esta época es divino. Hace frío pero con abrigo se pone lindo. En otoño el viento merma y es hermoso, para ver el lago planchado. Los colores son increíbles. Vamos por la reserva costera del lago, diez hectáreas por el bosque y se visitan playas, vemos las lengas y los ñires del otro lado del lago”, dice Lollie desde allá.

Asegura que en invierno lo mejor es salir a andar y cuando los caballos caminan sobre la nieve, hacen un ruido especial. Ella les presta a los turistas unos ponchos y los lleva a lugares secretos, playas que solo conocen los de allí.

Podés ir hasta las panorámicas del “El Naso” un mirador natural desde allí se tienen lindas vistas del lago, de la ciudad , del Cerro Puntudo y de la cima del Cerro Negro. Justo en el inicio del sendero esta la oficina de turismo donde debes avisar que vas a comenzar la caminata.

La distancia es de 4 kilómetros, la dificultad: media, baja y en 2 horas o más, depende de cada senderista podés hacerlo. Arriba del pueblo, se pueden hacer caminatas autoguiadas por las cascadas Coa Co y la Blanco, un circuito de aproximadamente 3 km, y un hermoso lugar para avistar aves y todos sus sonidos en el camino, que te llevan a dos cascadas imperdibles.

Agarrar el mate y sentarte frente a la villa, en la playa del lago, el protagonista de este escenario otoñal también es un gran plan. En el agua se refleja el cielo y las montañas que lo rodean, para crear una postal inolvidable.

Uno de los paseos clásicos de este lugar es el Bosque Sumergido, un lugar único en el mundo. Se trata de un bosque de cipreses que quedó bajo las aguas del lago Traful a raíz de un terremoto ocurrido hace más de 50 años. Por estos días, las excursiones lacustres funcionan a demanda. Un prestador mantiene una embarcación en el muelle, pero solo salen a navegar, cuando el clima y el sol acompañan.

“Lo que tiene Traful es una tranquilidad total. Es un lugar ideal para desconectar, para encontrar la paz”, dijo Daniela de turismo.

Hace unos días, previo a la nevada el fotógrafo Alejandro Carnevale lo recorría con su cámara y así lo describía: “El bosque en Villa Traful es una sinfonía de sensaciones. Se tiñe de amarillo, naranja y rojo, crea un espectáculo visual único que cautiva a todos. Caminar por sus senderos repletos de vegetación se convierte en una experiencia inigualable, donde cada paso brinda un encuentro con la belleza natural. El crujir de las hojas secas bajo los pies y el olor a tierra húmeda te envuelven”, escribía.

Cómo llegar a Villa Traful y los precios de una escapada

Cuenta con una variedad de opciones de alojamiento que se adaptan a todos los presupuestos. Desde cabañas y hostales acogedores hasta hoteles boutique con vistas panorámicas al lago. Una cabaña para dos se consigue desde 60.000 pesos la noche en esta época. En los hoteles de lujo sube a 125 dólares.

Villa Traful está a 400 km al suroeste de Neuquén capital, 57 km al noreste de Villa La Angostura, 100 km al norte de Bariloche y 103 km al sur de San Martín de los Andes, se llega por la ruta 65 y la 40.

De acuerdo con el parte diario de Vialidad de Neuquén, este es su estado: “Transitar con precaución. Obra de pavimentación en construcción en tramo empalme RN 40 – Villa Traful. Equipos operando, respetar las señales e indicaciones”.

Los habitantes del pueblo, por esos días comentaban que “se dificulta llegar por la ruta 40, que va de Villa la Angostura o San Martín, por nieve y barro en la calzada. Después del temporal pasan la máquina y hay que esperar que Vialidad de permiso para transitar”. En este sentido recomiendan: siempre chequear el estado del camino antes de salir.

En el camino no hay señal de celular hasta llegar a Villa Traful. Tiempo de viaje aproximado en auto: 2 horas y 5 minutos. Más información: www.villatraful.com.ar.

Este contenido fue originalmente publicado en RÍO NEGRO y se republica como parte del programa «Periodismo Humano», una alianza por el periodismo de calidad entre RÍO NEGRO y RED/ACCIÓN.