4 pasos fáciles hacia la felicidad que podés tomar hoy | RED/ACCIÓN

4 pasos fáciles hacia la felicidad que podés tomar hoy

¿Cuándo fue la última vez que evaluaste tu felicidad general y tu satisfacción con la vida? Acá algunos simples consejos de la guía oficial del New York Times sobre cómo ser feliz.

¿Sos feliz? Es una pregunta que tal vez nos hacemos de vez en cuando, cuando nos sucede algo grande (o horrible). Pero pensálo en un sentido general: ¿cuándo fue la última vez que evaluaste tu felicidad general y tu satisfacción con la vida?

Hay tantos factores a tener en cuenta al responder esa pregunta que puede ser abrumador o, lo que es peor, convertirse en otro factor estresante que pesa sobre tu felicidad. Pero es un tema que se merece la introspección, por lo que hicimos una guía oficial del New York Times sobre cómo ser feliz. En ella vas a encontrar consejos que van desde consejos para vencer el pensamiento negativo hasta evaluar el efecto del matrimonio en tu felicidad.

Pero hoy nos vamos a enfocar en las cuatro cosas que podés hacer mejor ahora para mejorar tu felicidad. Porque te lo mereces, amigo.

Conquistá tu pensamiento negativo

Los humanos han evolucionado para enfocarse en lo negativo. Si memorizamos una mala situación, estamos más inclinados a evitar esas situaciones en el futuro o reaccionar más rápidamente, escribe Tara Parker-Pope en nuestra guía de la felicidad.

Pero, como todos sabemos, eso no siempre es útil en un mundo moderno. Cuando sucede algo malo, tendemos a analizar demasiado y tenemos problemas para dejar de pensar.

El truco para evitar esas espirales y trampas de miseria es reconocer y desafiar nuestros pensamientos negativos. En lugar de tratar de enterrarlos, debemos poseer esos pensamientos y hacernos algunas preguntas, como, "¿cuál es la evidencia de este pensamiento?" o "¿estoy basando esto en hechos o en sentimientos?". Un poco de auto-investigación puede ayudarnos a superar los pensamientos que simplemente no dejarán nuestra cabeza de lo contrario.

Perdonate a vos mismo

Esto es realmente simple: date un respiro. Si sos compasivo y apoyas a otras personas, ¿por qué no deberías darte el mismo lujo?

Este puede ser un concepto difícil para aquellos de nosotros que tendemos a superarnos por las fallas percibidas, por lo que nuestra guía tiene un ejercicio que se puede usar para practicar. Escríte una carta de compasión como lo harías con un vecino o amigo que experimentó una dificultad. El concepto es el mismo, solo que el destinatario sos vos.

El dinero ayuda, pero solo hasta cierto punto

Un estudio a menudo citado de hace unos años concluyó con audacia la cantidad de dinero con la que se llega al pico de la felicidad: US$75,000 por año. Otro examen reciente (pero menos riguroso) puso esa cifra en $100 millones. Otro estudio dijo que los ganadores de la lotería no son más felices que el resto de nosotros.

Mmm … ¿qué?

La verdad es que estamos plagados por el constante deseo de lo siguiente. Tara llama a esto la "cinta de correr hedónica" en la guía de la felicidad y, esencialmente, estamos atrapados en ella.

Una manera más útil de ver esta idea es encontrar el propósito y el significado en el trabajo. En lugar de centrarse en el trabajo como un medio para ganar dinero, intentá encontrar satisfacción genuina y propósito en el trabajo que realizas. Los estudios han demostrado que esto es posible en cualquier tipo de trabajo.

Comprar mas tiempo

Si se te da la opción de comprar cosas materiales o servicios que te ahorren tiempo, tal vez quieras pensar en los ahorros de tiempo.

En dos encuestas citadas en nuestra guía de la felicidad, los investigadores encontraron que las personas que gastaban dinero en conveniencias, como pedir comida para llevar o tomar un taxi, eran más felices que las que no lo hacían.

Entonces, ¿qué significa eso para vos? Si podés pagarlo, compráte un poco más de tiempo. (Sí, este es el permiso para pedir una pizza para la cena de esta noche.)

© 2019 The New York Times

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡QUIERO SER CO-RESPONSABLE!