Espiritualidad y esoterismo para todos | RED/ACCIÓN

CHILLAX brujo: Páginas amarillas de la espiritualidad y el esoterismo (VOL. II)

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Segunda (y última) entrega de este diccionario improvisado y abocado a la autoayuda, las religiones inventadas, la astrología mainstream y otras yerbas.

CHILLAX brujo: Páginas amarillas de la espiritualidad y el esoterismo (VOL. II)

¡Namaste! Lo prometido es deuda. Inspirada en el cambalache espiritual de estos tiempos, armé un diccionario que empezó la semana pasada y concluye con esta edición. De la M a la Z, te invito a hacer un recorrido a través de las nociones más estrambóticas (y algunas… no tanto). Ahí vamos:

Compartí esta newsletter o suscribite

  • “¿Por qué tamaña obsesión con el tema de Mercurio retrógrado?”, te habrás preguntado. Acá estoy para esclarecer la razón de esta psicosis contemporánea. Resulta que, cada cierto tiempo (y en el caso de Mercurio, cada tres meses), los planetas parecen frenar su movimiento y retroceder. Digo parecen porque en realidad es una ilusión óptica que se da por las diferencias rotacionales que hay entre la Tierra y el planeta en cuestión. En la astrología, la retrogradación de un planeta es un momento en el que los valores asociados a él quedan inhibidos. Mercurio representa la comunicación, el intercambio de información, la curiosidad, la racionalidad, la adaptabilidad y la variabilidad. Así como el dios Mercurio era para la mitología romana “el mensajero”, este planeta representa al periodismo, el correo, el teléfono, internet y demases. A la inversa, cuando Mercurio está retrógrado supuestamente ocurren malos entendidos, desacuerdos, errores de conexión entre las cosas. ¿Se cayó WhatsApp? Es culpa de Mercurio. ¿Te cayó un mail en la carpeta de spam? Mercurio, otra vez. ¿Se te escapó un sticker medio zarpado con tu jefe? École.
  • La numerología parte de la premisa de que hay una relación oculta entre los números, los seres vivos y las fuerzas espirituales. Cada código tiene, supuestamente, una vibración particular que se puede usar para influenciar a las personas y acontecimientos. Los números 11 y 22, por ejemplo, son considerados números maestros.
Además de gurú espiritual, Osho tenía una notable colección de Rolls-Royce.
  • Posiblemente oíste hablar del documental Wild Wild Country. Este es uno de esos cuentos en los que la realidad supera a la ficción (en ese sentido, compite palo a palo con el de Nisman y el del caso García Belsunce). ¿De qué versa? Resulta que un buen día en la localidad de Antelope, Oregon (un pueblo donde nunca voló ni una mosca), los vecinos empezaron a ver que llegaba gente y acampaba en la zona. Lo que parecía un fenómeno esporádico era en realidad el comienzo de una migración masiva que traería a 7.000 personas ¿El móvil de esta locura generalizada? Adorar y seguir las enseñanzas del gurú indio Osho.
  • ¿Andás medio iracundo? ¿Cualquier paso en falso de un tercero podría conducirte al homicidio? Comprate unas piedras energéticas por Mercado Libre. Uno de los anuncios reza: ‘‘Se recomienda usar este producto para mantener la bioenergía estable disminuyendo las influencias del trato diario con personas de baja vibración”. Un interesado pregunta: “¿Tenés alguna para pegar en el teléfono?”
  • Quirón es un planeta minúsculo que lleva el nombre de un personaje mitológico griego (que, dicho sea de paso, era mitad caballo y mitad hombre). Según la astrología, la ubicación de este planetoide en el día que naciste define cuál va a ser tu herida personal más profunda, ese desgarro espantoso del que ni Freud, ni Dios, ni Netflix pueden salvarte.
  • Los Registros Akáshicos son memorias universales o energéticas que supuestamente quedan almacenadas en nuestro cuerpo. Hay gente que paga buen dinero para que un médium (una persona que considera que su propia sensibilidad está muy por encima de la media) hurgue en sus vidas pasadas. Para el final de la sesión te habrás enterado que vos también fuiste un escriba en la época de Jesús, un soldado de Gengis Kan y el tipo que mató al Archiduque Francisco Fernando.
La serie South Park dedicó un capítulo a Xenu, el dictador de la Confederación Galáctica de la que habla la Cienciología.
  • Lafayette Ronald Hubbard, o L. Ron Hubbard, solía escribir libros de ciencia ficción y fantasía hasta que un buen día se aburrió y decidió fundar su propia Iglesia (lo que me lleva a decirte, amgix, que si estás frustrado/a con tu carrera profesional, fundar una Iglesia siempre es una opción). La llamó Cienciología (o scientology en inglés). Se estima que en el mundo hay entre 100.000 y 200.000 feligreses a nivel mundial, entre los que destacan los actores John Travolta y Tom Cruise. En algunos países se la considera una secta anticonstitucional; en otros, una religión, y en otros, una empresa. ¿Por qué una empresa? Porque, a diferencia de lo que pasa con la mayoría de las religiones, los miembros de esta Iglesia tienen que pagar miles y miles de dólares para poder subir de nivel y acceder a ‘‘información secreta‘‘ que los volverá más iluminados.

    Ah, y su doctrina se basa en la siguiente historia:

    ‘‘Xenu era el dictador de la Confederación Galáctica, que hace 75 millones de años trajo miles de millones de personas a la Tierra en naves espaciales parecidas a aviones DC-8. Seguidamente, los desembarcó alrededor de volcanes y los aniquiló con bombas de hidrógeno. Sus almas se juntaron en grupos y se pegaron a los cuerpos de los vivos, y aún siguen creando caos y estragos‘‘.

    OK.

    Recomiendo mirar este video de YouTube que lo explica bien. No olvidar los pochoclos.
  • The Five AM Club es un bestseller de Robin Sharma que plantea que, para ser más productivos y felices (y basta, por favor, con el imperativo de la felicidad), hay que despertarse a las cinco de la mañana todos los días. La fórmula mágica consiste en hacer 20 minutos de ejercicio, 20 minutos de planeamiento del día y 20 minutos de estudio.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

  • En la carta natal, Urano simboliza la independencia, la libertad, la originalidad y el radicalismo para romper con estructuras o mandatos sociales. También está relacionado con la innovación y el progreso. Es el planeta regente del signo Acuario, bajo cuya Era nos encontraríamos actualmente. ¿En qué consiste la Era de Acuario? En una etapa en la que la humanidad hace cambios radicales y profundos, supuestamente para bien. Los artículos que aparecen en Google al respecto son bastante discordantes entre sí: mientras algunos aseguran que la última Era de Acuario fue hace dos mil años, otros plantean que sucedió durante el Siglo XIX.
Jung fue uno de los precursores del psicoanálisis y su obra es más que interesante (recomiendo El hombre y sus símbolos).
  • Hay un lugar en Palermo llamado Vocación Humana adonde se enseñan cosas más que interesantes. El propósito de esta escuela es, a través de una formación que dura cuatro años, ayudar a la gente a encontrar su propia vocación, y no sólo en un sentido profesional. Para esto, se vale de data de tradiciones de Oriente y Occidente y articula saberes antiguos y contemporáneos. Su fundador es Bernardo Nante, una eminencia en filosofía, psicología y espiritualidad que además se especializa en la obra de Carl Gustav Jung.
  • En alguna edición pasada compartí lo genial que me había parecido una observación que hizo la escritora Fran Lebowitz sobre el mandato del wellness, o bienestar, en nuestras vidas:

    “Es algo que no puedo tolerar. Está en todos los diarios y revistas. Antes no teníamos bienestar. ¿Qué es el bienestar? Es como un extra de salud. El bienestar es codicia. No me basta con no estar enferma, tengo que sentirme bien. Esto del bienestar tenés que comprarlo. Hay alimentos especiales: tés, semillas, jugos… No, gracias. Un tercio de la gente de Nueva York lleva una esterilla de yoga. Solo por eso, nunca haría yoga. Es terrible. Llevar por ahí una alfombra enrollada es algo que no hago desde la guardería (…)”.
  • Casa XI es, probablemente, la escuela de astrología más prestigiosa del país. Además de ofrecer la formación básica para ejercer como astrólogo/a, ofrece cursos complementarios, seminarios y posgrados variopintos, como el Taller de Sinastría. Para averiguaciones, click acá.
  • El año pasado, durante el confinamiento más espantoso, llegué a extrañar un poco el gimnasio (algo totalmente inédito). La libertad de salir a estirar las patas estaba sujeta al número de DNI. En ese contexto, me bajé Down Dog, una app de yoga que se adapta a tus necesidades: podés elegir la duración, el nivel, qué parte del cuerpo querés trabajar e incluso la música de fondo.
El caniche y el rubio son estrategias de marketing, pero no te dejes engañar: Down Dog está buenísimo.
  • Se habla mucho del Zen, pero ¿qué es? Se trata de una escuela de budismo antiquísima que enfatiza la importancia de la meditación sentada, la comprensión de la naturaleza de la mente y el uso de todo esto en beneficio de las demás personas. Esta filosofía considera que el conocimiento intelectual no sirve de mucho. En cambio, hay que lograr la comprensión directa a través de las prácticas espirituales y el aprendizaje de los maestros.

Hemos terminado por hoy. Acordate que podés escribirme a [email protected] con ideas, recomendaciones o comentarios.

Que la fuerza te acompañe,

Delfi

Recibí CHILLAX.

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todos las newsletters