Ciudades de 15 minutos: qué son y cuáles son sus beneficios | RED/ACCIÓN

Ciudades de 15 minutos: una respuesta necesaria ante la crisis ambiental

El modelo propone que se pueda vivir, trabajar, hacer las compras, aprender y descansar, dentro de un radio máximo de 15 minutos a pie o en bicicleta.

Podés ver el video 👆 o leer la transcripción 👇

¿Te imaginás tener todo lo que necesitás para vivir a 15 minutos caminando o en bici?

Esto es lo que propone el modelo de la ciudad de los 15 minutos, una idea que están contemplando cada vez más ciudades alrededor del mundo, y que muchos ven también como una respuesta necesaria ante la crisis ambiental.

¿De qué se trata? 

Es una propuesta del urbanista colombiano Carlos Moreno, que tiene como objetivo ofrecer a los residentes una ciudad serena, con más proximidad, menos estresante y menos horas de transporte.

Básicamente, este modelo de ciudad propone que se pueda vivir, trabajar, hacer las compras, aprender y descansar, dentro de un radio máximo de 15 minutos a pie o en bicicleta.

¿Cuáles son los beneficios?

En lo ambiental, se promueve la movilidad a pie o en bicicleta y se desalienta el uso del vehículo particular, contribuyendo así a reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mientras tanto, en lo económico, se fomenta una distribución más equitativa y pareja dentro de las ciudades. La ciudad pasa de estar concentrada en un “centro” donde están todos los recursos, a ser una ciudad con multicentralidades, revitalizando los barrios y favoreciendo a los comercios locales.

Por último, en lo social, fomenta un mayor sentido de comunidad, garantiza una vida urbana más dinámica, inclusiva y, en consecuencia, más segura. 

Todos estos factores, además, promueven un estilo de vida más seguro y sano, especialmente ante el contexto de pandemia.

“Lo que ha dejado a luz esta pandemia es que las zonas en donde estas ciudades o barrios funcionan con estas características de cercanía, de diversidad, han sido las más vivibles, con más recursos en su entorno, las más seguras”, dice Carolina Huffmann, arquitecta y fundadora de Urbanismo Vivo.

París, un ejemplo modelo

Una de las ciudades que está liderando en este modelo urbanístico es París, donde la alcaldesa Anne Hidalgo tiene como una de sus prioridades transformar la capital francesa en “la ciudad del cuarto de hora”.

Según Hidalgo, crear este tipo de ciudad es posible, empezando por cambiar la manera en la que están diseñadas las ciudades, pasando de un modelo que prioriza autos, a uno que prioriza peatones, bicicletas y transporte público.

Hasta ahora, las políticas de Hidalgo han demostrado claros resultados. Solo en 2019, el tráfico de autos en París se redujo un 8%, y el objetivo es reducirlo aún más.

¿Es posible implementar un modelo así en América Latina?

“Las ciudades de América Latina tienen una expansión de superficie en territorio muy amplia, normalmente con densidades muy bajas”, explica Huffman. “Entonces, sí hay barrios que funcionan como estas ciudades de 15 minutos muy bien. Pero pensar en que toda la ciudad puede funcionar como ciudades de 15 minutos es muy ambicioso. La idea es ir en esa dirección, desde el planeamiento urbano, pero pensarlo quizás a largo plazo”.

¿Y vos qué pensas? ¿Te gustaría vivir en una ciudad de 15 minutos?

***