¿Cuál es el problema con los medios y las noticias? | RED/ACCIÓN

¿Cuál es el problema con los medios y las noticias?

El aumento del análisis de datos ha hecho que los periodistas y sus editores confíen en que saben lo que la gente quiere. ¿Por qué, entonces, casi un tercio de los encuestados en el último Informe de Noticias Digitales del Instituto Reuters dijo que regularmente evitan las noticias por completo?

El público británico no se cansa de recibir y leer noticias sobre Brexit. Al menos eso es lo que dicen los análisis de datos de las plataformas de medios. Pero, según el último Informe de Noticias Digitales del Instituto Reuters, el 71% del público británico intenta evitar la cobertura de los medios de comunicación sobre la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Esta disparidad, que se puede ver en una amplia gama de áreas, plantea serias preguntas sobre el enfoque cada vez más basado en datos de las organizaciones de noticias.

El aumento del análisis de datos ha hecho que los periodistas y sus editores confíen en que saben lo que la gente quiere. Y por una buena razón: con una gran cantidad de noticias consumidas en Internet, las plataformas de medios saben exactamente qué historias abren los lectores, cuánto leen antes de aburrirse, qué comparten con sus amigos y el tipo de contenido que los atrae a firmar para una suscripción.

Tales datos indican, por ejemplo, que el público está interesado en periodismo de investigación extraordinario, consejos sobre dieta y finanzas personales, y ensayos sobre relaciones y familia. Prefieren historias con un ángulo personal, por ejemplo, que detallan el destino de una persona afectada, en lugar de informes sobre conflictos en curso en el Medio Oriente o la cobertura del ayuntamiento. Y se sienten atraídos por historias sensacionales, como los escándalos y travesuras del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, bajo titulares de "clickbait".

Pero si las salas de redacción realmente le estuvieran dando al público lo que querían, parece poco probable que casi un tercio (32%) de los encuestados en el Informe Digital News, la encuesta más grande del mundo sobre el consumo de noticias en línea, informaría que evitan las noticias por completo. Pero lo hicieron, y esa cifra ha aumentado tres puntos porcentuales desde hace dos años.

La explicación más común por lo que la gente evita los medios de comunicación (58% ), es que las noticias tienen un efecto negativo en su estado de ánimo. Muchos encuestados también mencionaron una sensación de impotencia.

Además, solo el 16% de los participantes aprueba el tono utilizado en la cobertura de noticias, mientras que el 39% lo desaprueba. Los jóvenes, en particular, parecen hartos del sesgo de negatividad que durante mucho tiempo se ha considerado como una forma segura de atraer audiencias. Para muchos, ese sesgo se siente desalentador. Las conversaciones indican que el problema se agrava para los padres jóvenes, que quieren creer que el mundo será bueno para sus hijos. Las generaciones más jóvenes también sienten que las noticias de consumo deberían ser más entretenidas y menos complicadas.

Una razón para la desconexión entre los datos y la relación autoinformada de las personas con los medios de comunicación puede ser el efecto de "placer culpable": las personas tienen apetito por el voyeurismo, pero prefieren no admitirlo, a veces incluso ante sí mismos. Entonces, incluso cuando hacen clic en artículos sobre crímenes espeluznantes o divorcios de celebridades, pueden decir que quieren más "noticias de calidad".

Cuando las salas de redacción satisfacen los peores impulsos de los lectores, las consecuencias son de largo alcance. Los medios de comunicación son esenciales para respaldar la responsabilidad de cualquier persona que ejerza poder o influencia, y para movilizar el compromiso cívico. Las democracias, en particular, dependen de que los votantes estén bien informados sobre cuestiones urgentes. Las organizaciones de noticias tienen la responsabilidad de informar sobre temas serios, desde la corrupción política hasta el cambio climático, incluso si son desagradables.

Eso no significa que las quejas de los lectores sobre el sesgo de negatividad de los medios de comunicación no se tengan en cuenta. Por el contrario, si las personas deben ser motivadas para enfrentar desafíos que están dando forma a sus vidas, no se les debe hacer sentir impotentes.

Aquí es donde entra en juego el llamado periodismo de soluciones. Al equilibrar la información sobre lo que necesita cambiar con historias reales sobre un cambio positivo, las organizaciones de noticias pueden cumplir con su responsabilidad tanto de informar como de impulsar el progreso. Esto significa reconocer ocasionalmente que a largo plazo, los niveles de vida han mejorado a nivel mundial.

Reconectarse con el público también requerirá que las organizaciones de medios amplíen sus perspectivas. En gran parte de Occidente, son los periodistas blancos, varones y de clase media quienes deciden qué cubrir y cómo. Esto limita la capacidad de los medios de comunicación de representar a diversas sociedades de manera justa y precisa.

De hecho, solo el 29% de los encuestados del Informe de Noticias Digitales estuvo de acuerdo en que los temas que los medios de comunicación eligen les parecen "relevantes". Un estudio conjunto del Instituto Reuters y la Universidad Johannes Gutenberg en Mainz, Alemania, indica que la clave para aumentar esta participación es aumentar la diversidad en las salas de redacción.

Al mismo tiempo, los medios de comunicación deben hacer un mejor trabajo de contextualización y explicación de las noticias. Mientras que el 62% de los encuestados en el Digital News Report sienten que los medios los mantienen informados de los eventos, solo la mitad cree que los medios de comunicación están haciendo lo suficiente para ayudarlos a comprender lo que está sucediendo. En un momento en que casi un tercio de las personas piensan que simplemente se informan demasiadas noticias, la solución parece clara: hacer menos, mejor.

Esto significa escuchar a los lectores, no solo estudiar el análisis de datos. Significa equilibrar las buenas noticias con las malas noticias y ofrecer información aclaratoria cuando sea necesario. También significa representar diversas perspectivas. Las organizaciones de medios que no realizan estos cambios continuarán perdiendo confianza y relevancia. Esa no es una buena estrategia para convencer a los consumidores de que vale la pena pagar por su trabajo.

Alexandra Borchardt es investigadora asociada senior en el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo en la Universidad de Oxford.

© Project Syndicate 1995–2019.

Hacete miembro y ayudanos a sostener nuestro Periodismo Humano.

QUIERO SER MIEMBRO

El House of Cards del Brexit

Tras la suspensión del Parlamento el Reino Unido se encuentra en un estado de frenesí político. Dado que la toma racional de decisiones se ha vuelto casi imposible, cualquier nuevo acuerdo político que surja probablemente sea temporal y profundamente defectuoso.

Qué significa hoy ser una escuela que promueve la creatividad y cómo ponerla en práctica

Lo explica Inés Sanguinetti, quien se dedica a formar docentes para que puedan implementar el trabajo creativo en el aula. Además, el equipo de estudiantes de Misiones que viaja al Mundial de Robótica Dubai 2019.

Actualidad

Foto: Ronaldo Schemidt/AFP

Emergencia alimentaria: cuántos comedores hay en el país y por qué son insuficientes

Hay casi 20.000 y asisten a casi 3 millones de personas, principalmente niños, niñas adolescentes. Esa situación se da en un contexto en el que por problemas económicos 1 de cada 3 hogares tuvo que bajar la calidad y cantidad de alimentos que consume.

¿A quién benefician las falsas soluciones climáticas?

Las soluciones inviables al cambio climático, como la geoingeniería, permiten que la crisis continúe escalando, afectando desproporcionadamente a quienes menos han contribuido al problema. La verdad es que no hay solución mágica.