El Reporte de los Lunes | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

El Reporte de los Lunes

El Reporte de los Lunes

Imagen de Free-Photos en Pixabay

¡Buen día! Aquí les dejo la edición de El Reporte de hoy, con el panorama global y local en once escenas.

Panorama Global: 1) La pandemia de Covid-19 golpea fuerte las economías en desarrollo más grandes del mundo. 2) Se fragmenta la oposición en Venezuela con el desgaste de Juan Guaidó. 3) Crecen las protestas en Bielorusia, pero Lukashenko no cede. 4) Elecciones de los EE.UU.: el turno de los millennials y de la generación Z. 5) Biden o Trump, depende quién gane, la Unión Europea definirá su estrategia con China.
Panorama Local: 6) La lógica de la confrontación dinamitó el diálogo en Diputados. 7) La necesidad de controlar el fuego amigo. 8) Un presidente pasado de rosca. 9) Berni se impuso a Frederic, y el gobierno cerró la grieta sobre la seguridad. 10) La bendición del protegido de Cristina Fernández. 11) Mientras la política se agrieta aún más, la salud y la economía reclaman urgente atención.


Además, recomiendo dos textos: una entrevista (de Astrid Pikielny a Rita Segato) y una columna (de Clara Scherer) sobre la ternura.

(Versión PDF)

Panorama Global

1

La pandemia de Covid-19 golpea fuerte las economías en desarrollo más grandes del mundo. Desde la India hasta México y Brasil, los países en desarrollo más grandes del mundo están experimentando algunas de las contracciones económicas más pronunciadas jamás registradas. El motivo: crisis sanitarias más prolongadas por falta de infraestructura, y menos recursos para proteger a sus trabajadores y empresas. The Wall Street Journal señala caídas entre abril y junio de entre el 15 y 24%. La Argentina integra el grupo con una caída del 19,5%.

2

Se fragmenta la oposición en Venezuela con el desgaste de Juan Guaidó. El liderazgo del “presidente interino” se debilita de cara a las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Una coalición de partidos liderada por el Partido Socialcristiano adelantó su intención de participar, y el ex candidato a presidente, Henrique Capriles, retomó contactos con el gobierno de Maduro. Se cree que intervino en el indulto a unos 110 opositores, y espera posponer la fecha de elecciones para habilitar a que la Unión Europea pueda enviar observadores electorales, ya que el bloque necesita un plazo de seis meses para preparar una misión de observación.

3

Crecen las protestas en Bielorusia, pero Lukashenko no cede. Ayer más de 100.000 personas reclamaron la renuncia del presidente bielorruso, en el poder desde hace 26 años, por las acusaciones de fraude en las elecciones del 9 de agosto. En los últimos días el gobierno detuvo a decenas de estudiantes y periodistas, mientras occidente evalúa sanciones con cautela, por temor a arrojar a Lukashenko en brazos de Vladímir Putin o incluso provocar algún tipo de intervención militar rusa en el país.

4

Elecciones de los EE.UU.: el turno de los millennials y de la generación Z. Los sub 40 podrían decidir el resultado en las elecciones de noviembre. Son los protagonistas de las manifestaciones contra la injusticia racial, los más afectados por los efectos económicos de la pandemia, y la base de apoyo de la izquierda progresista. Aún con cautela, los demócratas siguen buscando razones que expliquen el liderazgo de Joe Biden en las encuestas y se aferran a un dato clave: la participación entre los votantes de 18 a 29 años casi se duplicó entre las elecciones de mitad de período de 2014 y 2018. 

5

Biden o Trump, depende quién gane, la Unión Europea definirá su estrategia con China. Controlar el poder chino en Europa, siempre que sea posible, y buscar la cooperación china, siempre que sea necesario. Es decir: no elegir un bando y mantener la autonomía en la creciente polarización planetaria entre los EE.UU y China. “Si Joe Biden se convierte en el próximo presidente de Estados Unidos, la UE intentará asociarse con su aliado tradicional para lograrlo. Si Donald Trump permanece en el cargo, Europa acelerará sus esfuerzos para volverse equidistante”. Gran análisis de Andreas Kluth en Bloomberg.

Panorama local

6

La lógica de la confrontación dinamitó el diálogo en Diputados. Vencido el protocolo acordado entre oficialismo y oposición por las sesiones virtuales, el martes quedó evidenciada la fractura expuesta de la política argentina. La dinámica que se llevó puesto a todos responde a la lógica de quien ocupa la centralidad política del gobierno: la vicepresidenta Cristina Fernández. La necesidad de aprobar leyes obligará al oficialismo a moderar su intransigencia.

7

La necesidad de controlar el fuego amigo. Varias columnas dominicales ayer recrearon un reciente almuerzo entre Alberto Fernández y su vicepresidenta, en donde ella le señaló sus muchas diferencias con diversos aspectos de la política gubernamental. Cayeron bajo su crítica además varios miembros del gabinete: Santiago Cafiero, Marcela Losardo, Matías Kulfas y Gustavo Béliz. En su columna Jorge Liotti recuerda que Cristina Fernández “llegó a decir con desdén que parecía un gobierno de radicales”.

8

Un presidente pasado de rosca. La crisis sanitaria y económica desatada por la pandemia (su extensión y profundidad) dejan huella en el ánimo presidencial, que muestra evidentes señales de agotamientos. La sobreexposición mediática de Alberto Fernández despierta las críticas de su propio espacio. En la última semana, entrevista de 3 horas en C5N, de casi dos horas en TN, y varias intervenciones por radio mostraron los riesgos. En un acto por el día de la industria llegó a decir que el día anterior el Congreso no había sesionado, asumiendo involuntariamente la posición de Juntos por el Cambio.

9

Berni se impuso a Frederic, y el gobierno cerró la grieta sobre la seguridad. Pocos asuntos como este habían creado tanta confusión entre las filas de la coalición gobernante. Pasaron tan sólo tres días entre la frase “las tomas de tierra no son un tema de seguridad” de la ministra nacional del área, Sabina Frederic, a la presentación del ambicioso plan para la provincia de Buenos Aires. Finalmente se impuso la lógica de la mano dura, mientras el progresismo peronista traga saliva.

10

La bendición del protegido de Cristina Fernández. Con un estilo y discurso muy similar al de Patricia Bullrich, Sergio Berni consiguió la bendición final en la presentación del plan de seguridad. Sobre su zigzagueante recorrido Ernesto Tenembaum recordó en su columna de ayer: “Berni recorría los programas de televisión para desafiar al propio Presidente. ‘No hablo con Fernández’, ‘La única conducción que reconozco es la de Cristina’, fueron algunas de sus frases. (...) Berni permaneció en su puesto y ahora es reivindicado por el propio Presidente: un deleite para quienes sostienen que el verdadero poder del Gobierno no está en la Casa Rosada.”

11

Mientras la política se agrieta aún más, la salud y la economía reclaman urgente atención. Las crisis sanitaria y económica desatadas por la pandemia siguen su curso sin mostrar aún la luz al final del túnel. Los empresarios agrupados en AEA pidieron por, entre otras cosas, claras reglas de juego y una Justicia independiente. El reclamo no sería noticia si no fuera porque las dos dimensiones revelan la fragilidad institucional que persigue a la Argentina desde hace años.

Lecturas recomendadas

La ternura como otra forma de felicidad. “El otro gran tema que emerge es la ternura. (...) Olga Tokarczuk, premio Nobel de Literatura en 2018, habla mucho de la importancia de la ternura. El mundo va a cambiar cuando tengamos acceso a otras formas de felicidad y realización; en otras palabras, cuando deseemos otras cosas. El placer de dar y recibir ternura es uno de los grandes placeres. Pero depende del tiempo que se libere del "rigor productivista" que nos asola y se convierte en virtud, en valor moral con su contraparte indispensable a partir del proceso de industrialización: el ocio como mercancía, comprable y vendible. Esto ha desplazado otros placeres como la ternura y la amistad, propios de un orden basado en la reciprocidad. Creo que hubo un momento, en los años 60, en que se intentó instalar algo de esa experiencia, pero la mercantilización de la vida misma, que no es otra cosa que la cosificación de la vida misma, acabó imponiéndose. Ahora, personas, vecinos en los que uno podría no haber reparado nunca, se hacen presentes y se destacan por la forma en que nos ayudan. Han entrado en nuestra vida y sentimos que los queremos.”. —

—De la entrevista de Astrid Pikielny a Rita Segato, publicada en La Nación.


Sobre la ternura radical. “Ternura radical vibra en muchas personas cuando se piensa en tantas madres con las ilusiones quebradas por ya no volver ver a quien cuidaron con tanto amor; en los padres que supieron cuidar a esa muy querida persona y ahora se quedaron con un enorme vacío en la vida y un fuerte dolor en la memoria. Tantas hermanas, hermanos a quienes les faltara esa dulce y solidaria compañía para siempre. A las novias, novios, amigas, amigos, quizás muchas mascotas, que, al recordar el 2020, sólo tendrán lágrimas para paliar la ausencia de una de las sesenta y no sé cuántos miles de personas fallecidas por covid 19 y de las que seguirán falleciendo, por haber tenido la mala fortuna de contagiarse. Un consuelo pudiera ser saber que esa persona quizás les recordó con cariño en sus últimos momentos. Sabemos que, si queremos amar, debemos estar dispuestas, dispuestos a sufrir, pero hacerlo con ternura hace una gran diferencia. (...) La ternura tiene una relación fuerte con el cuidado, quizás lo implica. Ambos son parte fundamental de las y los seres humanos como oferta y como demanda, como una urgente necesidad básica. Cuidar de una misma, cuidar de la otra/o. Sin el cuidado y la ternura, la crueldad se apodera de nuestros actos, nuestros sentimientos, nuestra vida. Hay propuestas, muchas, como la de Cepal. Construir un sistema de cuidados sería estrenar una nueva dimensión económica y social de la política pública. Y, además, contribuiría a establecer y afianzar la igualdad de derechos entre los géneros. —

—De la columna Ternura radical, por Clara Scherer, publicada en Excelcior.


¡Gracias por ser Co-Responsable de RED/ACCIÓN! Tu aporte permite que sigamos haciendo un periodismo abierto, participativo y constructivo.

Si recibiste este contenido y aún no sos Co-Responsable, te invitamos a sumarte. Vas a recibir El Reporte de los Lunes cada semana y contar con otros beneficios.