El Reporte de los Lunes 24-08-20 | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

El Reporte de los Lunes 24-08-20

El Reporte de los Lunes 24-08-20

Imagen de Free-Photos en Pixabay

¡Buen día! Aquí les dejo la edición de El Reporte de hoy, con el panorama global y local en diez escenas.

Panorama Global: 1) La Organización Mundial de la Salud calcula que la pandemia del coronavirus terminará en menos de dos años. 2) La convención demócrata de la semana pasada tuvo buena repercusión, pero no se puede hablar de éxito. 3) China endurece la vigilancia sobre el mundo académico de Hong Kong. 4) En Bielorrusia crecen las protestas que piden la renuncia de Alexander Lukashenko. 5) ¿Google planea disrumpir la formación universitaria?.
Panorama Local: 6) El jueves el Senado le dará media sanción a la reforma judicial, que en Diputados entrará al freezer. 7) Paridad de fuerzas e incapacidad de negociar: la disfunción institucional que se ha convertido en la trampa argentina. 8) Atrapado por la coyuntura y la dinámica interna de su propio espacio, el presidente busca polarizar. 9) Las medidas de aislamiento y distanciamiento social pierden apoyo. 10) Mientras en la Ciudad de Buenos Aires la situación epidemiológica mejora, Horacio Rodríguez Larreta se aferra al equilibrio.
Además, recomiendo dos textos: uno sobre la influencia de los petrodólares, y el otro sobre el veneno como arma en la historia de Rusia.

(Versión PDF)

Panorama Global

1

La Organización Mundial de la Salud calcula que la pandemia del coronavirus terminará en menos de dos años. Lo dijo el jefe del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, apuntando que el mundo hiperconectado aceleró la propagación del virus, pero que los avances en la ciencia y tecnología permitirán llegar a la vacuna en tiempo récord. —

2

La convención demócrata de la semana pasada tuvo buena repercusión, pero no se puede hablar de éxito. Si bien Joe Biden tuvo un leve impacto positivo en las encuestas, la ausencia del calor de las multitudes le quitaron resonancia emocional al evento. Hoy arranca la convención republicana, y el presidente Donald Trump planea hablar todas las noches. —

3

China endurece la vigilancia sobre el mundo académico de Hong Kong. Desde que a fines de junio el partido Comunista Chino impuso la nueva ley de seguridad nacional sobre Hong Kong sus ciudadanos sufren la progresiva limitación de sus libertades. Ahora fue el turno del mundo académico: como cuenta esta nota de The Economist, en las universidad ya se experimenta la autocensura, enjuiciamientos y los despidos por motivos ideológicos. —

4

En Bielorrusia crecen las protestas que piden la renuncia de Alexander Lukashenko. La oposición denuncia el fraude en las elecciones en las que el presidente revalidó su sexto mandato con el 80% de los votos. Lukashenko se acercó en helicóptero con un chaleco antibalas y un fusil en las manos, pero sin cargador. Y prometió que “nos ocuparemos de ellos”, en referencia a los manifestantes. —

5

¿Google planea disrumpir la formación universitaria? La plataforma presentó hace pocos días un programa de certificación que, según varias publicaciones especializadas, podría cambiar el futuro del trabajo y la educación superior. Los nuevos programas ofrecen a los participantes con las habilidades esenciales que necesitan para conseguir un trabajo”, y están diseñados e impartidos por empleados de Google que trabajan en los campos respectivos. —

Panorama local

6

El jueves el Senado le dará media sanción a la reforma judicial, que en Diputados entrará al freezer. La nula disposición a la negociación por parte del oficialismo le hará imposible lograr el número necesario para aprobar en la cámara baja. Sergio Massa ya avisó en Olivos que deberán darle prioridad a otros proyectos de ley más urgentes, como el presupuesto 2021 y el de reforma tributaria. —

7

Paridad de fuerzas e incapacidad de negociar: la disfunción institucional que se ha convertido en la trampa argentina. Tal es la tesis de Jorge Liotti en su gran columna de ayer en La Nación. La grieta discursiva y la polarización electoral son apenas el síntoma de un sistema político atrapado en un esquema de dos bandos incapaces de imponer su visión o de negociar para acordar transformaciones. La falta de consensos mínimos se ha convertido en la piedra y la obstrucción del sistema. —

8

Atrapado por la coyuntura y la dinámica interna de su propio espacio, el presidente busca polarizar. Del “vamos a cerrar la grieta” post triunfo electoral al “a la Argentina le fue mejor con el coronavirus que con el gobierno de Macri”, Alberto Fernández juega para su tribuna. Según la última encuesta de Poliarquía, la diferencia entre quienes aprueban y desaprueban su manejo del coronavirus cayó de +75 puntos en abril, a +16 en agosto. —

9

Las medidas de aislamiento y distanciamiento social pierden apoyo. Lo revela la misma encuesta: sólo el 52% está muy de acuerdo o bastante de acuerdo con ellas. El 46% de los argentinos considera que hay que flexibilizar, y los jóvenes, los encuestados de nivel de ingresos medio y alto, y quienes residen en CABA son quienes más demandan mayor apertura. —

10

Mientras en la Ciudad de Buenos Aires la situación epidemiológica mejora, Horacio Rodríguez Larreta se aferra al equilibrio. Si bien los informes oficiales demuestran el aplanamiento o el mejoramiento de todas las curvas, el jefe de gobierno sigue apostando a la prudencia y la moderación política. Mientras esquiva la radicalización de buena parte del PRO, comienza a trabajar para las elecciones de 2021, con la mira puesta en las presidenciales de 2023. —

Lecturas recomendadas

La influencia de los petrodólares. “Algunas crónicas sobre lo que pasa en el resto de países del Golfo que concentran el mayor número de reservas petrolíferas del mundo parecen indicar que esta falta de educación ética o en cualquier otro valor es común a muchos miembros de las familias reales, gigantescas por la poligamia, y también entre los que han sido favorecidos con responsabilidades de gobierno. Solo hay que mencionar al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, acusado del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía, entre otros crímenes escalofriantes. Pero el dinero que sale de estos países como un torrente enjuaga todos los escrúpulos. Todos los asesinos de los atentados del 11-S en EE.UU. eran de Arabia Saudí, pero se invadió Irak. El escándalo de la concesión del Mundial de fútbol a Qatar se investiga desde hace diez años sin consecuencias a pesar de las detenciones. Por no entrar en los detalles de cómo el rey emérito español, de vacaciones en la zona, por cierto, ha perdido su legado y su rumbo, enterrados por millones con origen en el golfo Pérsico.Me temo que la crisis de la Covid-19 no ayudará a que los petrodólares pierdan influencia. Al contrario, se les esperará, con sus extravagantes séquitos y sus propinas desmesuradas. Lo pueden comprar todo, pero corrompen el alma de la democracia. Como la lluvia de fango que todo lo ensucia de arena del desierto.” —

—De la columna Arena y dinero, por Gloria Serrá, en La Vanguardia.


El veneno como arma favorita en Rusia. “ Sin el menor presagio de que hubiera algún problema con su salud, Pyotr Verzilov, un activista de la oposición rusa, se enfermó de gravedad de repente hace dos años y entró en coma, un problema común para los oponentes del Kremlin. Verzilov, conocido por montar espectáculos de arte performativo en contra del gobierno, mostró los mismos síntomas misteriosos que presentó el jueves Alexei Navalny, el político opositor más destacado de Rusia, cuando estaba en un vuelo hacia Moscú. (...) En 2004, la periodista opositora Anna Politkovskaya también fue envenenada en un vuelo nacional operado por Karat, otra aerolínea. En ese entonces denunció que había bebido una taza de té envenenada y, aunque sobrevivió, dos años después fue asesinada a tiros en el ascensor de su apartamento. También se han usado toxinas letales al tacto. El terrorista de origen árabe Ibn al-Khattab murió en 2002 en su escondite montañoso de Chechenia tras abrir una carta impregnada con un agente nervioso. Asimismo, es posible que algunas toxinas hayan sido extraídas de los arsenales gubernamentales y que hayan sido utilizadas en las guerras del crimen organizado en Rusia a principios del periodo postsoviético. Por ejemplo, el banquero ruso Ivan K. Kivelidi murió en 1995 después de entrar en contacto con un veneno que resulta mortal al tacto. La causa de su deceso habría permanecido como un misterio si su secretaria no hubiera fallecido también tras presentar los mismos síntomas. Al parecer, el veneno fue esparcido en un teléfono de su oficina.” —

—De la columna No beba el té: el veneno es un arma favorita en Rusia, por Andrew E. Kramer, publicada en The New York Times en español.


¡Gracias por ser Co-Responsable de RED/ACCIÓN! Tu aporte permite que sigamos haciendo un periodismo abierto, participativo y constructivo.

Si recibiste este contenido y aún no sos Co-Responsable, te invitamos a sumarte. Vas a recibir El Reporte de los Lunes cada semana y contar con otros beneficios.