El Reporte de los Lunes | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

El Reporte de los Lunes

El Reporte de los Lunes

Imagen de Free-Photos en Pixabay

¡Buen día! Aquí una nueva edición de El Reporte, con el panorama global y local en diez escenas. Hoy:

Panorama Global: 1) Bienvenidos a la nueva normalidad. 2 ) Lo que sabemos del Covid-19. 3) China dominará el mercado de suministros médicos. 4) Europa, afortunada, bajo el liderazgo de Angela Merkel. 5) La pandemia aceleró el crecimiento (y la transformación) de los videojuegos. 
Panorama Local:  6) La deuda, nueva propuesta, más cerca del acuerdo. 7) El presidente tuvo que revisar sus prioridades. 8) La ilusión de un “efecto rebote” 9) La semana que terminó introdujo una novedad en la actividad presidencial. 10) Un ambiente político empiojado.
Te recomiendo además un gran texto sobre Una guía de Andy Warhol para sobrevivir al aislamiento, y una columna sobre el momento de las mujeres publicada en El País.

(Versión PDF para descargar)

Panorama Global

1

Bienvenidos a la nueva normalidad. No estamos viviendo una transición entre la antigua normalidad y una nueva que llegará en algún momento. Estamos viviendo la nueva normalidad. En esta tesis coinciden diversos artículos y columnas publicadas en los últimos días en The Economist, Financial Times y The New York Times. Se refieren fundamentalmente a que el mundo deberá habituarse a convivir con el Covid-19 (no con las cuarentenas). Mientras los más optimistas esperan la vacuna para algún momento de 2021 —lo que representaría un monumental éxito de la ciencia— la receta seguirá siendo el testeo de casos sospechosos, el rastreo de los contactos de casos positivos, y el distanciamiento social, en sus diversas modalidades.

2

Lo que sabemos del Covid-19. Un estudio reciente publicado en The Lancet estima que alrededor del 4,5% de las personas infectadas por covid-19 posiblemente requiera hospitalización. La pandemia obliga a los gobiernos a un experimento social de escala planetaria: convencer a las personas de que cambien su comportamiento personal y comunitario. Sin embargo, no será sencillo. Como señala The Economist: “En países como Estados Unidos, Brasil, Rusia e Irán, los políticos han perdido la confianza de su pueblo al contradecir a sus expertos sobre hechos básicos sobre la pandemia, publicar números inverosímiles sobre muertes o propagar teorías de conspiración”.

3

China dominará el mercado de suministros médicos. El modelo de capitalismo subsidiado e intervencionista del país asiático lo convertirá en el proveedor mundial indiscutido de elementos de protección médica. Desde marzo en China se han registrado 67.000 compañías para fabricar o comercializar máscaras, indumentaria, kits de prueba y otros insumos para combatir el coronavirus. El Estado ofreció tierras, préstamos y subsidios, y pone a todos los hospitales chinos como mercado cautivo. El “capitalismo planificado” chino ya transformó otros mercados, como el de los paneles solares, las turbinas eólicas o los trenes de alta velocidad.

4

Europa, afortunada, bajo el liderazgo de Angela Merkel. La canciller alemana asumió la presidencia semestral de la Unión Europea, con tres desafíos inéditos: la emergencia económica a causa de la pandemia, la redefinición de la relación económica con el Reino Unido, y el lugar de Europa en un nuevo mundo multipolar, dominado por la rivalidad cada vez más tensa entre Estados Unidos y China. Quien fuera la gran defensora de la austeridad fiscal, en una entrevista con los medios europeos dejó en claro que su prioridad más urgente será alcanzar un acuerdo rápido sobre un fondo de recuperación post covid-19 de 750 mil millones de euros, que se financiará con deuda emitida por la UE y se distribuirá en forma de subvenciones en lugar de préstamos.

5

La pandemia aceleró el crecimiento (y la transformación) de los videojuegos. El mercado mundial tendrá este año un valor de us$ 159 mil millones (casi tres veces los ingresos de la industria de la música) y la audiencia de los deportes y ligas suspendidos por la pandemia están migrando hacia los eSports. Una cuarta parte de la población ya participa de esta industria, y los videojuegos se convierten en plataformas. El sábado, por ejemplo, los 350 millones de jugadores de Fortnite se encontraron con una conversación sobre el racismo en los medios, la cultura y el entretenimiento, del programa We The People, con el rapero Killer Mike.

Panorama local

6

La deuda, nueva propuesta, más cerca del acuerdo. El Ministro de hacienda Martín Guzmán presenta hoy una nueva oferta a los acreedores, con buenas perspectivas de aceptación. El valor presente neto promedio ronda los 53 centavos por dólar, lo que representa US$10.000 millones más que la propuesta original de abril. El período de aceptación se vuelve a estirar, y según escribe Roman Lejtman en Infobae, luego de cerrar la negociación el Gobierno tiene previsto renegociar el acuerdo con el FMI y recibir créditos blandos del Banco Mundial, el BID y la Unión Europea.

7

El presidente tuvo que revisar sus prioridades. Ya no es posible pensar primero en lidiar con la crisis sanitaria impuesta por el coronavirus para luego ocuparse de la economía. Mientras la actividad acelera su caída —el nuevo cálculo es que en 2020 se retraerá unos 12 puntos— las medidas de contención con subsidios y pagos extraordinarios no se pueden extender por mucho más. El aplanamiento de la curva de contagios o el agotamiento de la paciencia social llevarán indefectiblemente en las próximas semanas a flexibilizar las medidas de aislamiento social. El Gobierno necesita un plan para el día después. Que es hoy. Por eso encargó a todos los ministerios que presenten proyectos de reactivación.

8

La ilusión de un “efecto rebote”. La UIA presentó su plan para la recuperación: simplificación impositiva, incentivos para inversiones, préstamos a largo plazo para la producción, modernización laboral y una red de contención para los que se queden sin empleo. Mientras tanto el presidente escucha a Roberto Lavagna, Eduardo Duhalde y Martín Redrado, entre otros, y sigue ilusionado con una recuperación milagrosa al estilo “efecto rebote” 2003/2008. Sin embargo, como recordó Eduardo Levy Yeyati en twitter, “el motor de esa recuperación fue una inédita transferencia de recursos hacia el sector privado: caída del salario real, licuación de deudas dolarizadas con pesificación+devaluación, congelamiento tarifario, y el resto del mundo en crecimiento. Ni fue milagro ni es repetible.”

9

La semana que terminó introdujo una novedad en la actividad presidencial. Desde que asumió en diciembre de 2019, fue la primera en la que Alberto Fernández no dio entrevistas periodísticas. La cadena de errores de gestión/comunicación del caso Vicentin parece haber decantado en algunas lecciones. En su encuentro con Duhalde, según cuenta Nancy Pazos en Infobae, el ex presidente intentó “despabilarlo” con un: “Hiciste campaña prometiéndole a la gente el regreso del 2003 (inicio de la reactivación económica). Pero ahora estás en el 2002 (devaluación, patacones). Y lo peor es que a este ritmo vas camino al 2001 (corralito, estallido social)…”. Más allá del diagnóstico, tal vez asoma un presidente más concentrado en las urgencias, que son muchas, y menos ocupado por la dimensión discursiva de su gobierno.

10

Un ambiente político empiojado. Las causas contra el macrismo por el espionaje ilegal durante su gestión y el asesinato de Fabián Gutiérrez, ex secretario personal de Cristina Kirchner y arrepentido en la causa de los cuadernos, alimentaron el pantano de la grieta en el que oficialistas y opositores vuelven a encallar. Los problemas institucionales de la Argentina —la justicia federal al servicio del poder de turno y los ingobernables servicios de inteligencia, entre otros— pasan factura e impiden desplegar las respuestas que demanda una crisis inédita. Mientras los halcones de cada bando se tiran arena en los ojos, la ola de la depresión económica amenaza con llevarlos puestos a todos.

Lecturas recomendadas

La filosofía de Andy Warhol. “Un fin de semana inquieto, cuando estaba a punto de ponerme a trepar por las paredes, releí La filosofía, de Andy Warhol. (...) Ha sido tentador, en estos meses de auto aislamiento, abandonar el barco e intentar volver a instalarme en vieja vida. En Berlín, donde vivo, las restricciones han sido relajadas, y durante este repentino aumento del optimismo, tuve que resistir a las viejas comodidades: abrazar a un amigo, compartir un cigarrillo. La vida que retoma su vieja forma de la noche a la mañana, mi deseo largamente acariciado, parece cada vez más improbable. Ya no puedo usar el mundo exterior —el aire libre, las otras personas, los espacios públicos— para la magia. Leer La filosofía me recordó una verdad obvia: no necesito salir al aire libre o estar en línea para divertirme. No me transformé en una personalidad de La filosofía de la noche a la mañana, pero sí comencé a dibujar un juego de mesa muy tonto y a desayudar helado los días en que me resultaba particularmente difícil salir de la cama. Ahora mantengo una mezcla de diario y libro de recortes y he cambiado mis leggings por trajes de noche. Después de La filosofía, ahora a veces me olvido de mi computadora portátil durante unas horas, pierdo mi teléfono al costado del sofá y me olvido de su paradero hasta la mañana. Por primera vez en meses, la vida comenzó a sentirse un poco más ligera”.

—De la nota Una guía de Andy Warhol para sobrevivir al aislamiento, por Sophie Atkinson en The New York Times en español.


Las defensoras. “La esperanza que yo veo es que estamos nosotras las mujeres incorporadas en esas luchas. No digo que los hombres no estén luchando, pero creo que nosotras tenemos una percepción distinta de la vida. Siento que eso es algo muy valioso. Que nuestros hijos se están incorporando en los procesos de lucha tan jóvenes, eso me da esperanza. Los partidos políticos han entrado y se han encargado de quebrar todo un sistema de organización que las comunidades tenían por muchos años, pero cuando algo pasa que nos llega y nos toca, inmediatamente vuelve a florecer. Se pierde el partido y el color, lo que nos une es esto: cómo nos cuidamos, volver a eso que nos enseñaron nuestros abuelos, eso que funciona. Todo eso que parece que está perdido, está vivo aun, y en los momentos difíciles sale y esta presente”.

—De la columna Las defensoras, por Gabriela Jáuregui, en El País.


¡Gracias por ser parte de la comunidad de miembros de RED/ACCIÓN! Tu aporte permite que sigamos haciendo un periodismo abierto, participativo y constructivo.

Si recibiste este contenido y aún no sos miembro, te invitamos a sumarte. Con tu membresía, vas a recibir El Reporte de los Lunes cada semana y contar con otros beneficios.