El Reporte de los Lunes | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

El Reporte de los Lunes

El Reporte de los Lunes

Imagen de Free-Photos en Pixabay

¡Buen día! Aquí les dejo la edición de El Reporte de hoy, con el panorama global y local en diez escenas.

Panorama Global: 1) Keynes. 2) Hong Kong. 3) OMS. 4) Obama. 5) Tik Tok.
Panorama Local: 6) Fantasmas 7) ASPO. 8) Justicia. 9) Gestión. 10) Incertidumbre.
Además, recomiendo dos textos: una entrevista a Jürgen Habermas en El País, y una columna de Mónica Zas Marcos sobre la necesidad de sentirnos hipócritas, publicada en El Diario, de España.

(Versión PDF)

Panorama Global

1

Keynes. La concepción de la macroeconomía que nació en 1936 con la publicación de “La teoría general del empleo, el interés y el dinero” de John Maynard Keynes, está llegando a su fin. Lo dice nada menos que The Economist, y llama a repensar el rol de los Estados en relación al mercado laboral, la deuda pública, y hasta una política monetaria no limitada por la presencia del efectivo físico. “Lo que está claro es que el viejo paradigma económico parece cansado. De una forma u otra, el cambio está llegando”, concluye.

2

Hong Kong. Con la entrada en vigencia hace un mes de la nueva ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín, los ciudadanos de Hong Kong ven disminuir sus derechos civiles a toda velocidad. Los últimos episodios incluyeron el arresto de cuatro estudiantes por publicaciones en las redes sociales y la descalificación electoral de 12 políticos pro democráticos. Pero todo se agravó cuando este fin de semana la jefa del gobierno autónomo, Carrie Lam, con el argumento de la pandemia, decidió posponer por un año las elecciones legislativas de septiembre. La sociedad civil, movilizada. 

3

OMS. El sábado la OMS llamó a los gobiernos a una “orientación pragmática y matizada para reducir el riesgo de fatiga de respuesta en el contexto de la presión socioeconómica”. Varios países que intentan reimponer las restricciones de circulación como prevención del coronavirus se enfrentan al descontento interno y a la dificultad para hacer cumplir las medidas. En Israel, un fuerte aumento en los casos y la respuesta económica fallida del gobierno está provocando protestas callejeras cada vez más grandes.

4

Obama. El “regreso” de Barack Obama a escena durante el funeral de John Lewis (ícono en la lucha por los derechos civiles) aumentó las ilusiones de los demócratas de desalojar a Donald Trump de la Casa Blanca en las elecciones del 3 de noviembre. En la misma semana en la que el presidente de los EE.UU. volvió a sembrar dudas sobre la elección y el voto por correo (en un tweet dijo que “será la más fraudulenta de la historia”), las palabras de Obama recordaron a todos, demócratas y republicanos, lo que significa tener un líder con carisma en la Casa Blanca.

5

Tik Tok. Geopolítica clásica, hegemonía de los negocios digitales y cuestiones de seguridad asoman en la decisión de Donald Trump de prohibir la aplicación Tik Tok en los EE.UU. La decisión posiblemente acelere las conversaciones entre ByteDance, la empresa china creadora de la app, y Microsoft, interesada en comprar el capítulo norteamericano de la operación. Si la venta finalmente se concreta, puede provocar un fuerte reacomodamiento en el tablero de los gigantes tecnológicos.

Panorama local

6

Fantasmas. La metáfora que dice que la pandemia modifica la percepción del tiempo y a la vez acelera y pone en pausa procesos, encuentra en la Argentina un laboratorio excepcional. En las últimas semanas varios temas como la negociación de la deuda, la evolución del coronavirus y la cuarentena parecen una moneda girando en la cornisa, con absoluta incertidumbre sobre su destino y evolución. Un paso para el costado, otro paso para el otro costado. Lo único que avanza es la crisis económica, cuya profundidad las cifras oficiales develan sólo en parte, ya que la sociedad argentina vive hoy atravesada por varios fantasmas: la amenaza invisible del contagio, y un destino de pobreza del que parece cada vez más difícil escapar.

7

ASPO. A contramano de la estrategia asumida hace un par de meses, que suponía “desacoplar” las medidas frente al coronavirus según la realidad de cada distrito, por la mañana de hoy se publicará el decreto en el que el Gobierno nacional prohíbe las reuniones sociales y familiares en todo el país. La medida, que en principio regirá hasta el 16 de agosto, coincide con la novena prórroga de la cuarentena, y busca darle visibilidad y mayor cumplimiento al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. En contrapartida, el gobierno espera avanzar en la apertura de la economía.

8

Justicia. El proyecto de reforma de la justicia finalmente presentado por el gobierno es, al mismo tiempo, necesario e inoportuno. Si bien coincide en muchos puntos con la reforma judicial impulsada en 2018 por el ministro de justicia de Mauricio Macri, Germán Garavano, la iniciativa distraerá atención, músculo político y recursos de la única prioridad urgente: la economía. Además, nace herida en su credibilidad, ya que el 50% de la clase política denuncia el caballo de troya que busca ampliar el número de integrantes de la Corte Suprema para alivianar el futuro judicial de la vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner.

9

Gestión. De los 21 ministerios de la nueva administración solo once tienen sus estructuras aprobadas. De éstos, se encuentran designados formalmente el 59% de los cargos de conducción en las direcciones nacionales (107 de 181) y el 60% en las direcciones generales (42 de 70). El dato surge de un excelente informe de CIPPEC, que vincula el rol de un espacio directivo profesional en el Estado y su capacidad de respuesta frente a una crisis. Mi opinión: la conformación de un gabinete que no brilla y el estilo de conducción radial del presidente atentan contra la calidad y velocidad de respuesta del gobierno ante los inéditos desafíos del momento.

10

Incertidumbre. Los tres funcionarios políticos más importantes de la Argentina, Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, siguen condicionados por Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri, los dueños de sus respectivos espacios durante los últimos 12 años. Mientras que el viaje de Macri a París despierta preguntas sobre su futuro rol como líder de la oposición, en el entorno de Cristina crece la impaciencia. Según cuenta Nancy Pazos en su columna en Infobae, allí se comenta: “Si este proyecto fracasa, Alberto a lo sumo pasa de dar clases en la UBA a dar charlas en dólares por el exterior. Pero para nosotros es el derrumbe político. No hay destino ni para Máximo ni para Sergio, ni para nadie…”. La incertidumbre no conoce fronteras.

Lecturas recomendadas

Jürgen Habermas. “Desde la invención del libro impreso, que convirtió a todas las personas en lectores en potencia, tuvieron que pasar siglos hasta que toda la población aprendió a leer. Internet, que nos convierte a todos en autores en potencia, no tiene más que un par de décadas de edad. Es posible que con el tiempo aprendamos a manejar las redes sociales de manera civilizada. Internet ya ha abierto millones de nichos subculturales útiles en los que se intercambia información fiable y opiniones fundadas. Pensemos no solo en los blogs de científicos que intensifican su labor académica por este medio, sino también, por ejemplo, en los pacientes que sufren una enfermedad rara y se ponen en contacto con otra persona en su misma situación de continente a continente para ayudarse mutuamente con sus consejos y su experiencia. Se trata, sin duda, de grandes beneficios de la comunicación, que no sirven solo para aumentar la velocidad de las transacciones bursátiles y de los especuladores. Yo soy demasiado viejo para juzgar el impulso cultural que originarán los nuevos medios. Lo que me irrita es el hecho de que se trata de la primera revolución de los medios en la historia de la humanidad que sirve ante todo a fines económicos, y no culturales.”

—De la entrevista a Jürgen Habermas, “¡Por Dios, nada de gobernantes filósofos!”, publicada en El País.


Hipócritas. “La responsabilidad individual es dura, pero no debería ser un sacrificio incomprensible. Cada persona tiene que convivir con la suya, con su avalancha de mini culpabilidades, y actuar en consecuencia. Si los fiesteros se sintiesen más hipócritas, no querrían que cerrasen los bares por no ser capaces de llevar la mascarilla en la pista de baile. Si nos invadiese ese sentimiento con nuestra familia, no la pondríamos en peligro. Si el empresario se sintiese un poco más hipócrita, no trataría como ganado a chavales temporeros para no ser el más buscado de la pandemia. Si pensásemos así, haríamos pequeñas cuarentenas antes y después de un viaje. Y, si no lo hacemos, dudaríamos un par veces antes de volver a salir a aplaudir al balcón. Las consecuencias serían inmediatas para la salud pública y para la salud mental del personal sanitario. Sentirse hipócritas, al final, puede ser la única forma de salvarnos.”

—De la columna Sentirse hipócrita, por Mónica Zas Marcos, publicada en eldiario.es


¡Gracias por ser Co-Responsable de RED/ACCIÓN! Tu aporte permite que sigamos haciendo un periodismo abierto, participativo y constructivo.

Si recibiste este contenido y aún no sos Co-Responsable, te invitamos a sumarte. Vas a recibir El Reporte de los Lunes cada semana y contar con otros beneficios.