OXÍGENO | Inmigrantes, ¡bienvenidos! Emócratas, no tanto. | RED/ACCIÓN

OXÍGENO | Inmigrantes, ¡bienvenidos! Emócratas, no tanto.

¡Hola amigos! Aquí estamos de vuelta con Oxígeno, nuestra newsletter para compartir ideas, sentimientos y para abrir conversaciones. Hoy vamos a hablar de un concepto nuevo que nos inquieta: los “emócratas”. Además, seguimos mirando el lado luminoso de la vida, y compartimos algunas postales maravillosas que nos cruzamos la última semana.

1. Qué es la “Emocracia” y por qué tenemos que estar atentos

El rechazo creciente a los inmigrantes, que se manifiesta en el debate de atenderlos o no atenderlos en nuestros centros médicos, evidencia que empezó a dar vueltas por las redes sociales y otros canales de comunicación un axioma complejo (que no se dice con firmeza pero se intuye). Es aquel que sugiere que hay individuos con mayor valor y otros con menor valor, y a estos segundos se los presenta como portadores de menos derecho a la vida. ¿O no es eso decirle a alguna gente que tiene que pagar por ser atendida, mientras otra gente no?

Pareciera que hace tiempo nuestra comunidad se viene cubriendo de mensajes falsos, fake news, que generan un malestar y profundizan esta idea excluyente. Para nuestro dolor, son ideas con cierta aceptación. Aparece de vuelta la intención de poner la culpa en los extranjeros. Y vuelven de pronto las viejas teorías conspirativas. Pero no son resultado de análisis profundos que dan pie a estas teorías, no. Son mensajes superficiales atados a la emotividad. Mensajes que justamente agitan, antes que nuestra razón, nuestros sentimientos. A estos agitadores de emociones se los llama “emócratas”, y en algunos lugares del mundo generan “Emocracias” fundadas en mensajes que marginan a los otros, que apelan siempre a lo peor de los otros.

Entonces, los “emócratas” empiezan a decir cosas como: “aunque seas pobre, si sos extranjero tenés que pagar”. Y, apañados por alguna gente, están generando cordones sanitarios. En su carrera por agitar miedo y discriminación, terminan por aislar lo mejor de nosotros. Ya lo escribió Fernando Pessoa el siglo pasado: “Las sociedades están dirigidas por agitadores de sentimientos, no por agitadores de ideas”. No dejemos que eso pase. Que nuestros corazones se mantengan a salvo. Es la única manera de mantenernos a salvo todos.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2.  #Inmigrantes, ¡bienvenidos! Emócratas, no tanto.

En el Hospital Municipal de la ciudad de Vicente López, donde vivimos, se atiende a todas las personas que lo necesiten, sin importar su nacionalidad. Se atienden norteamericanos y se atienden bolivianos, se atienden ingleses, peruanos, y argentinos. Se atienden chinos y españoles, y chilenos y venezolanos y noruegos. Se atienden noruegos, senegaleses, australianos, franceses y brasileños, entre otros.

Se atiende, en resumidas cuentas, a todo ser humano que lo necesite. No es un decir ni es una expresión de deseo, es una descripción de la realidad. Así de maravillosa es nuestra comunidad. No solo por ofrecer atención médica gratuita, sino por celebrarlo.

Es un verdadero orgullo para nosotros que nuestras autoridades tengan esta sensibilidad, y más aún en una de las crisis humanitarias globales más grandes de los últimos años. Como ciudadanos, elegimos vivir en esta ciudad.

3. ¡Salvar una vida está al alcance de todos!

Una genia nos comparte esto que es maravilloso: “Acabo de hacer mi primer RCP (reanimación cardiopulmonar). La persona ya fue trasladada en ambulancia con vida. Quizás nunca me entere si se salvó o no. Ahora necesito que alguien me abrace, me haga upa y me compre un helado para bajar toda esta adrenalina y tensión con la que me quedé. También quiero llorar”.

Lo vimos el 6 de febrero a las dos de la tarde. Tenía por entonces 2.748 Retweets 57.810 Me Gusta. Es el relato de alguien que encontró en una situación a otra persona y utilizó la técnica de RCP para salvarla. Es ideal que todo aquel que pueda haga el curso. Nunca sabemos cuando la vida nos puede poner en la misma circunstancias que a esta chica. Cuánta generosidad y sentido de la urgencia. Ojalá haya encontrado ella también la contención necesaria después de pasar por algo así.

4. La imagen de mi Instagram más vista de la semana.

Los niños y las niñas son nuestra reserva natural de sueños. ¿No debiéramos cuidarlos a ellos antes que a nada en el mundo?

5. Sueldo para los abuelos que quieran pasar tiempo con sus nietos

Es un noticia que leí en un medio digital. El titular dice: “Suecia le dará un sueldo a las abuelas que cuiden a sus nietos de lunes a viernes”. Se trata de una promoción del vínculo, pero sobre todo de un reconocimiento. Cuidemos a nuestros abuelos, que son quienes más nos han cuidado a nosotros. Leé más acá.

6. Aprovechemos las elecciones para ayudar a encontrar personas perdidas

Este año vamos a colaborar entre todos desde cada rincón del país para que podamos encontrar a algunas de las más de cuatrocientas personas perdidas que hay en nuestro país. Es sencillo: decinos dónde votás y te enviamos la imagen de una persona perdida para que pegues en la escuela que te toca. Un ejemplo: ¿votás en La Pampa? te enviamos la foto de Andrea (25 años, perdida en Santa Rosa hace 15 años!)

7. Contra la “emocracia”, el único remedio

En realidad, la imagen de mis redes más celebrada es una placa con una frase. No la compartí en el punto 5 porque es una frase que leemos y repetimos y tal vez sea la mejor manera de despedirnos del newsletter de hoy. Es una frase sencilla, una plegaria. Con decirla alcanza para desearlo, con desearlo se vuelve posible alcanzarlo. Con repetirlo, tal vez, se vuelve convicción. Qué mejor convicción que tener este deseo. Dice así, sin muchas vueltas:

QUE SE PONGA DE MODA SER BUENA PERSONA.

Hasta la semana que viene, amigos. Y recuerden que solo tiene sentido lo que hacemos si abrazamos al otro, si miramos a nuestra comunidad con esperanza y, siempre, con la convicción de estar mejor. ¿Con optimismo? Con optimismo, ¡siempre!

Un abrazo grande a todos,

Juan.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

Sociedad

Ilustración: Pablo Domrose

¡Felicitaciones, te hiciste señorita!

¿Por qué se celebra a las niñas o adolescentes cuando tienen su primera menstruación? ¿Qué es lo que se festeja en realidad? ¿que crecieron? ¿que podrán gestar? Estos interrogantes aparecen al desnaturalizar una costumbre que también tiene sus raíces en un rol y un mandato: la maternidad.

Sociedad

Foto: Pablo Toranzo, informe de Torturas en las Cárceles (CELS)

Torturas en la cárcel: si se denuncian, ¿por qué casi no hay condenas?

Cada dos días, un juez recibe una denuncia por tortura en una prisión federal: golpizas, patadas y asfixias. En la última década la Procuración Penitenciaria de la Nación inició 1561 causas, pero sólo en cinco logró que se condenara a los responsables.