Open Arms podrá seguir salvando vidas en el mar

La ONG española que rescata del mar a migrantes que escapan del hambre o la violencia sumó un nuevo barco

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

El cineasta, piloto y filántropo Enrique Piñeyro adquirió y donó una embarcación con capacidad para asistir a 1.000 personas en cada misión. El barco cuenta además con 30 camas de cuidados intensivos. La ayuda busca contribuir a hacerle frente a una crisis migratoria y humanitaria: en el 2021 ya se han perdido más de 1.555 vidas en el Mar Mediterráneo.

La ONG española que rescata del mar a migrantes que escapan del hambre o la violencia sumó un nuevo barco

Para hacerle frente la crisis migratoria, Open Arms, la ONG española que rescata del Mar Mediterráneo a personas que escapan del hambre o la violencia, sumó un nuevo barco. Se trata de una embarcación que compró y donó el cineasta, piloto de aviones y filántropo argentino Enrique Piñeyro para contribuir con el trabajo humanitario de esa organización.

Open Arms es una ONG que nació en el 2015 con un objetivo bien definido: el rescate marítimo de todas aquellas personas que intentaban cruzar el Mediterráneo para llegar a las costas europeas. Ese año, el drama que viven quienes arriesgan su vida intentando llegar al Viejo Continente quedó guardado en la memoria de millones de personas cuando se conoció la foto de Aylan Kurdi, un niño sirio de tres años, cuyo cuerpo fue encontrado en la costa de la playa turca de Bordum. Su familia, al igual que muchas otras, intentaba alejarse de la guerra en Siria y llegar a la isla griega de Kos. En el bote en el que iban junto con otras 17 personas empezó a entrar agua, por el pánico algunas personas se pusieron de pie y el bote se volcó. Aylan, su hermano y su madre se ahogaron. 

Claro que esta es solo una de las muchas historias con desenlaces trágicos, pero definitivamente fue una que logró exponer en imágenes lo que estaba pasando. Los medios de comunicación hablaban de una gran crisis migratoria. 

A finales del 2015 y principios del 2016 llegaron más de 900 mil refugiados a Lesbos y a otras islas griegas, afirma Open Arms. ¿Con qué propósito? Encontrar paz y dejar la violencia atrás. ACNUR, una organización dependiente de las Naciones Unidas que se encarga de proteger y asistir a los refugiados en todo el mundo, sostiene que “más del 75% de quienes llegaron a Europa ese año estaban huyendo de las persecuciones y los conflictos en Siria, Afganistán e Irak”. 

No todos ellos lograron terminar esas travesías marítimas, ACNUR estima que durante el 2015 alrededor de 3.550 personas han perdido la vida durante esa travesía marítima. Evitar que estas muertes continúen ocurriendo es lo que se plantea y por lo que trabaja Open Arms. 

Las primeras misiones de rescate se realizaron con el Astral, un velero con el que se logró rescatar a 15.000 personas, además de cumplir con las tareas de observación y vigilancia en el mar. También se desempeña como un barco escuela para informar y sensibilizar sobre lo que pasa en el Mediterráneo. En septiembre del 2017 el remolcador Open Arms, después de ser donado y tras varios meses de remodelación comenzó a encabezar los rescates.

Este barco que tiene más de 50 años de existencia alcanzó a completar más de 70 misiones humanitarias y como resultado salvó a más de 7.300 personas en el mar. Sin embargo, las duras condiciones que implican estas operaciones requerían de un barco de mayor capacidad. Como lo es el Open Arms Uno donado por Piñeyro, que puede albergar hasta 1.000 personas, un 70% más de la capacidad de su predecesor.

La embarcación que compró y donó Piñeyro fue construida en Noruega en el 2000 y se desempeñó como un buque polivalente, es decir que puede hacer frente a distintas tareas. Con esta nueva incorporación a su flota, la ONG podrá seguir salvando vidas. 

Muchos de los migrantes que son rescatados requieren de atención médica y de un lugar en el que puedan descansar y estar tranquilos después de afrontar una situación tan crítica. En ese sentido, el nuevo barco cuenta con 30 camas UCI (Unidad de Cuidados intensivos). También llevará a bordo cuatro lanchas semirrígidas. Y una cubierta que permitirá el aterrizaje de un helicóptero en caso de presentarse una emergencia o evacuación. Esta incorporación se traduce en poder asistir a más personas, llegar más rápido hasta ellas y mejorar la asistencia. 

El trabajo en conjunto entre Piñeyro, que también es actor, empresario gastronómico y médico, y Oscar Camps (fundador de Open Arms) comenzó el año pasado. Ambos han llevado adelante varias misiones humanitarias a India y Mozambique. Piñeyro presta su colaboración a través de su fundación Solidaire, donde pone a disposición su avión para dar apoyo aéreo a otras ONGs. Por ejemplo, para el traslado de alimentos e insumos sanitarios. 

Mientras que algunos cierran los brazos, o se esconden tras los discursos de que es necesario resguardar las fronteras, Open Arms los abre con fuerza y con mayor amplitud. Cuando finalicen los trámites administrativos y técnicos, el Open Arms Uno estará en el mar. Se estima que su primera misión sería el rescate de refugiados en algún país de Asia Occidental. 

Durante la botadura del barco que se realizó en el puerto de Burriana, provincia de Castellón (España), Oscar Camps se refirió a la situación que se vive en el Mediterráneo y cómo esta se ha visto “silenciada por la pandemia”. Pero que no cesa ni remite, sino que se eleva a cifras estremecedoras porque “se han triplicado las muertes en los últimos meses comparando datos con el año anterior”, afirmó Camps.

***

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.