Las tres reglas para liderar una reunión | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Las tres reglas para liderar una reunión

Todos hemos estado atrapados en una mala reunión. Acá tres estrategias concretas para solucionar el problema.

Las tres reglas para liderar una reunión

Ilustración: Antoine Corbineau / The New York Times

Todos hemos estado atrapados en una mala reunión. Llegás a tiempo solo para que la reunión comience 10 minutos tarde. ¿La agenda? Poco clara. ¿La persona a cargo? También. Nada está decidido y la reunión termina, mientras lamentás en silencio la hora perdida. Hay una mejor manera. Acá te pasamos las tres estrategias que necesitás ya mismo:

  • ESTABLECER LA AGENDA: puede parecer un requisito obvio, pero muchas reuniones comienzan sin un claro sentido de propósito. La agenda se puede resumir en una hoja impresa, escribirse en una pizarra o discutirse explícitamente desde el principio, pero todos deben saber por qué se han reunido y qué se supone que deben lograr.
    "Si no tengo una agenda frente a mí, me voy", dice Annette Catino, directora ejecutiva de QualCare Alliance Network. "Si no sé por qué estamos en la reunión y vos tampoco, entonces no hay razón para una reunión".
  • COMENZÁ A TIEMPO / TERMINÁ A TIEMPO: Al establecer las reglas informales de una organización, los empleados responden a la persona que se encuentra en la oficina de la esquina. Si esa persona quiere que las reuniones comiencen a tiempo, las reuniones comenzarán a tiempo.
    "Si la reunión es a las 8, no llegues a las 8:01, llegá a las 8, porque la reunión va a comenzar a las 8", dice Terry Lundgren, el presidente de Macy's.
    Tan importante como comenzar a tiempo es terminar a tiempo. Un tiempo final definitivo va a ayudar a garantizar que se cumpla con lo que está en su agenda y que las personas regresen a su trabajo rápidamente.
  • TERMINÁ CON UN PLAN DE ACCIÓN: dejá los últimos minutos de cada reunión para discutir los próximos pasos. Esta discusión debe incluir decidir quién es responsable de qué y cuáles son los plazos. De lo contrario, todo el tiempo de la reunión va a ser en vano.
    A Shellye Archambeau, directora ejecutiva de MetricStream, una firma que ayuda a las compañías a cumplir con los estándares de cumplimiento, le gusta terminar sus reuniones preguntando: "¿Quién tiene la pelota?"
    "Cuando estás jugando un deporte y te tiran la pelota, la tenés vos y ahora tenés el control de lo que sucede a continuación", dice. "Es tuyo. Se convierte en un concepto muy visible para asegurarse de que realmente hay propiedad para asegurar que las cosas se hagan ".

© 2019 The New York Times