Desafíos para mujeres emprendedoras en pandemia | RED/ACCIÓN

Los desafíos que afrontan las mujeres emprendedoras durante la pandemia

María Julia Díaz Ardaya, Líder de Políticas Públicas de Facebook para Cono Sur, destaca que por la carga desproporcionada de tareas domésticas que recaen sobre ellas, les resulta difícil poder sostener sus pequeñas empresas. "Lo más importante es ayudarlas a potenciar sus emprendimientos a través de la educación financiera y el liderazgo", destaca.


¿Por qué los emprendimientos a cargo de mujeres son más propensos a cerrar debido a la crisis sanitaria?
—Ante el aislamiento, muchas emprendedoras se vieron obligadas a priorizar el tiempo que dedican al cuidado de sus hijos o del hogar por sobre su negocio. Según nuestro reporte del Estado General de las PyMEs junto con el Banco Mundial y la OCDE, a nivel global, el 23% de las mujeres que lideran un negocio dedican 6 horas o más por día a tareas domésticas, en comparación con el 11% de los varones. De hecho, una mayor proporción de mujeres con negocios activos (21%) dedican al menos 6 horas por día a tareas domésticas en comparación con varones con negocios cerrados (20%), lo que sugiere que las mujeres tienen una carga total mucho mayor de trabajo combinado remunerado y no remunerado. Esta carga desproporcionada de responsabilidades redujo el tiempo disponible de las mujeres para concentrarse en sus negocios. En concreto, el 41% de las mujeres informaron que las tareas del hogar afectaron su capacidad de concentrarse en el trabajo, en comparación al 26% de los hombres. La investigación también muestra que las mujeres tienen más probabilidades de operar microempresas, que no sólo muestran tasas de cierre más altas, sino que también tienen menos probabilidades de recibir apoyo financiero y se concentran en sectores orientados al consumidor, como hospitalidad y servicios, que se vieron particularmente afectados por las medidas de aislamiento.

Lejos del 50 y 50: las mujeres con hijos hacen más tareas domésticas que sus parejas y “descuidan” su profesión


¿En qué aspectos es importante fortalecerlas para que puedan continuar con sus negocios?
—Lo más importante es ayudarlas a potenciar sus emprendimientos a través de la educación financiera y el liderazgo, que incluyen tanto la salud financiera que les permita balancear su vida cotidiana con su emprendimiento como la elaboración de un plan de negocios,  que las aliente a continuar a pesar de las adversidades y las dificultades que se pueden presentar más aún durante la pandemia. Los recursos y las herramientas tecnológicas son un punto clave para la inclusión y para la resiliencia económica. La idea es acercarles el programa Ella Hace Historia adaptado a sus necesidades; es por eso que también contamos con un formato ajustado por WhatsApp para que los contenidos sean accesibles incluso para aquellas emprendedoras que tienen baja conectividad. 


¿Cuáles serán los mayores desafíos en la pospandemia?
—La pospandemia continuará el proceso de transformación digital que se vio acelerado con la crisis sanitaria. En esta línea, nuestro mayor desafío será continuar acompañando a las PyMEs en esta transición, generando distintos incentivos y ayuda para que nuestros emprendedores puedan armar un proyecto sólido que las motive a continuar en el futuro. Durante este período, brindamos herramientas para que puedan mantener activos sus negocios, desde una inversión de 70 millones de pesos para ayudar a 600 pymes del AMBA hasta la creación de alianzas con distintas organizaciones y empresas para brindar capacitaciones, recursos y facilitar la conectividad.


Este contenido fue publicado originalmente en Otra Economía, la newsletter sobre economía circular, inclusiva y de triple impacto que edita Florencia Tuchin. Podés suscribirte en este link.


Sumate a nuestra comunidad de miembros co-responsables ✊ Juntos podemos hacer un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero sumarme