Los usos de la inteligencia artificial que deberíamos seguir de cerca | RED/ACCIÓN

Los usos de la inteligencia artificial que deberíamos seguir de cerca

Foto: David McNeW / AFP

Muchos expertos en tecnología con una visión catastrófica aseguran que la inteligencia artificial tomará el control de nuestros empleos y dominará el mundo. Por ejemplo, Elon Musk. Otros, mucho más racionales, como Will Knight y Karen Hao, especialistas del MIT, explicaron cuáles son los temas relacionados a la inteligencia artificial a los que deberíamos prestarles atención sin perder tiempo.

  • Autos que se manejan solos: Las compañías como Tesla o Google tienen tecnologías de avanzada para los vehículos que se manejan solos. Pero si este tipo de tecnologías funcionan mal significa que un auto pueda colisionar y, potencialmente, herir a seres humanos. Ya ha pasado en marzo de 2018.
  • Bots de manipulación política: A principio del año pasado vimos cómo Cambridge Analytica utilizó sistemas de inteligencia artificial para mostrarle a los usuarios información para cambiar su intención de voto. Este tipo de tecnologías mejoraron notablemente en los últimos meses y seguiremos viéndolas en 2019.
  • Algoritmos en la guerra: La inteligencia artificial está inundando cada aspecto de nuestras vidas y la guerra no se queda afuera. Durante el 2018 vimos cómo se armó un escándalo en Google por el proyecto llamado Maven a través del cual el buscador quería venderle algoritmos a la Fuerza Aérea de Estados Unidos para que utilice en el campo de batalla.
  • La vigilancia de rostros: Países como China están utilizando cada vez más el reconocimiento facial a nivel Estado para identificar no solo dónde están sus habitantes, sino lo que están haciendo. Es preocupante.
  • Deep fake: Es un tema que ya toqué en FUTURO. Se trata de una tecnología que permite usar la inteligencia artificial para crear videos pornográficos sorprendentemente convincentes pero falsos.
  • Discriminación a través de algoritmos: Hay ejemplos de sobra en los que en los equipos que desarrollan los sistemas de inteligencia artificial no hay la diversidad suficiente y, por ese motivo, cuando son aplicadas nos encontramos con sistemas que discriminan a grupos minoritarios.

Hay que dejar de tenerle miedo porque sí a la inteligencia artificial y prestarle atención a los usos que, de verdad, podrían generar problemas sociales en todo el mundo. Y esos problemas no son que los robots tomen las armas, sino que discriminen, que manejen vehículos sin ser lo suficientemente inteligentes o que sean utilizados para la guerra.

Recibí FUTURO

La tecnología que viene hoy. Todos los viernes, por Axel Marazzi.

Ver todas las newsletters