Mario, el paciente: entrega y generosidad en la catástrofe | RED/ACCIÓN

Mario, el paciente: entrega y generosidad en la catástrofe

Es conmovedor cuando un mensaje cargado de humanidad llega por un lugar inesperado como Instagram, de alguien muy humilde, con ganas de ayudar.

¡Hola! Es conmovedor cuando un mensaje cargado de humanidad llega por un lugar inesperado como Instagram, de alguien muy humilde, que vive en un barrio impactado por el coronavirus y con una condición social postergada, que está internado. Esta historia es tan simple como maravillosa.

Pero antes... Aprovecho para agradecerte por ser parte de OXÍGENO: al leer, participar, y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de construir un mundo mejor. Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Conocé algunos beneficios (como recibir el Reporte de los Lunes).


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Un ejemplo humano. En estos días recibimos por Instagram un pedido muy especial. Alguien escribió algo así como: “Hola, Red Solidaria, somos los de un barrio muy afectado por covid. Yo, personalmente, estoy internado en un hospital de la ciudad. Vivo en las afueras pero me trajeron aquí porque di positivo en el análisis de coronavirus”. Se notaba en esas palabras y en cómo estaban escritas que era una persona muy simple y humilde, de un barrio muy postergado, muy famoso en estos días por un brote tremendo que incluyó muertes.

Le preguntamos entonces qué necesitaba. “No, no, yo no estoy necesitando nada. Lo que pasa es que yo estoy al lado de una ventana de mi habitación y todas las noches veo un señor grande y un muchacho que están durmiendo cerca de la estación de tren y se están muriendo de frío. Hace mucho frío y cada noche los miro, y quisiera ver si se puede hacer algo por estas dos personas en situación de calle”.

Es conmovedor algo así que llega por un lugar inesperado como Instagram, de alguien muy humilde, que vive en un barrio impactado por el coronavirus y con una condición social postergada, que está internado.

La historia es tan simple como maravillosa. Alguien desde su pobreza, con la crisis actual, enfermo de lo que nadie quiere enfermarse, con un barrio cerrado por la policía y la gendarmería, levanta la vista, mira por la ventana a otros que según él están peor... y pide auxilio por ellos.

Una tremenda capacidad de entrega y de generosidad en la catástrofe, poquísimas veces vista por nosotros. Es para aplaudir cuán heroica se vuelve a veces la condición humana en estas circunstancias, y nos sorprende y nos maravilla.

Sumate a nuestra comunidad de Co-Responsables ✊ Juntos podemos hacer un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero ser Co-Responsable

2

Que nadie sufra el frío. La semana pasada hablábamos sobre un encuentro en nombre de los más postergados. En estos días (y especialmente en los que vienen), pensamos que si alguien se queda dormido en la calle y la temperatura baja de 4ºC, puede morir por hipotermia. Por eso hay que llamar la atención de todos y decir: si ves alguien en la calle, avisá.

¿A dónde?

Al número 108 en la Ciudad de Buenos Aires.
Al número 911 en la Provincia de Buenos Aires.
O al Whatsapp de Red Solidaria: +54 911 4915 9470

Lee la edición anterior de OXÍGENO: Un encuentro en nombre de los más postergados

3

Choferes y transportistas. Quiero mandar un abrazo muy grande a todos los que están en este momento al volante, a los choferes de esos camiones que van por toda la Argentina. Ustedes están dando una batalla emocionante en este momento tan duro que nos toca vivir. Gracias a ustedes nosotros podemos estar en casa y tener todo lo que nos hace falta. Ustedes están poniendo el pecho y el alma. No están solos, este es un momento especial para aplaudir y admirar a estos ángeles al volante. Gracias, amigos.  

4

Rostros. Un sitio web creado por el desarrollador estadounidense Matt Korostoff, 100.000 Faces, le pone cara rostro a las miles de víctimas del coronavirus. Pero están generadas artificialmente. “Esta página usa 300 imágenes únicas, cada una repetida en un orden aleatorio suficientes veces para igualar 113.000”, explica Korostoff. “Originalmente planeé usar una imagen única por persona muerta, pero esto resultó inviable debido al tamaño de archivo masivo que implica alojar tantas imágenes”.

Sigue: “La colección total de imágenes es un microcosmos del grupo real de víctimas. Por ejemplo, el 15,7% de las muertes reportadas han sido personas de ascendencia latinoamericana, lo que equivale a 47 de las 300 imágenes. De estos, el 61% han sido hombres. Entonces 29 de las 47 imágenes latinoamericanas son masculinas. Al elegir una imagen aleatoria de un grupo representativo 113.000 veces, logramos una lista general más o menos equivalente al mundo real”.

El resultado es impactante.

5

Más música. Reunidos por Lito Vitale, Lali Espósito y David Lebon versionaron “Nos veremos otra vez”, un himno del corazón dedicado a los trabajadores y trabajadoras del Hospital Garrahan, en tiempos de coronavirus.

¡Bravo!

Me despido con este tweet tan positivo. Lo escribió un amigo de un amigo mío, y a mí me hizo feliz.

  • Si querés compartir más historias para oxigenarnos juntos, respondé a este mail… Te espero.

Cuídate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mando un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡QUIERO SER CO-RESPONSABLE!