Inés Camilloni. Una voz argentina ante el mundo | RED/ACCIÓN

Inés Camilloni. Una voz argentina ante el mundo

En 2018, el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) dio a conocer el Reporte Especial del 1,5°C. Mostró que limitar el aumento de la temperatura de la Tierra en 1,5°C para fin de siglo es necesario, es posible, pero requerirá de cambios drásticos. 

Hoy ese informe busca ser la base científica para que los gobiernos actúen con mayor ambición y urgencia. Hoy es repetido por la activista Greta Thunberg en cada discurso. Inés Camilloni fue una de sus autoras. 

Licenciada en Ciencias Meteorológicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y doctora en Ciencias de la Atmósfera, hoy se desempeña como profesora en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y como investigadora independiente del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA – CONICET/UBA). Es una de las científicas climáticas argentinas referentes. 

¿Qué estudiás? 
—Cómo estuvo cambiando el clima, particularmente en la Argentina y el sudeste de Sudamérica, y cuáles son las perspectivas futuras. Es decir, la detección del cambio climático y la generación de escenarios climáticos futuros para saber cuánto puede aumentar la temperatura y para cuantificar impactos en diferentes sectores, como recursos hídricos y a escala de ciudades. 

¿Por qué decidiste dedicarte a esto? 
—Ciencias de la Atmósfera fue la conjunción perfecta para usar la física, la matemática y la estadística para entender procesos. Como siempre me habían gustado las ciencias sociales, me permitió ver cómo las acciones humanas interactuaban con el clima.

Inés Camilloni exponiendo en la Conferencia de la Juventud sobre Cambio Climático (COY14).
Foto: Gentileza Sustentabilidad Sin Fronteras

¿Qué desafíos encontraste por ser mujer en el ámbito de la ciencia climática? 
—En la Argentina, la mayor proporción de investigadores que se dedican al clima son mujeres. Pero, cuando estudié la carrera, los lugares de decisión estaban dominados por hombres. Con el tiempo hubo mujeres que pudieron ir ocupando esos puestos. Todavía no llegamos a las categorías más altas. A nivel mundial, siempre me tocó estar en un lugar donde las mujeres éramos una minoría muy significativa. 

¿Qué acción considerás clave en este 2020 para hacer frente al cambio climático? 
—Que se logren implementar acciones para alcanzar el objetivo de 1,5°C y eso implica reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Es un año bisagra.  

¿Qué mensaje le darías a las niñas y jóvenes interesadas en la ciencia limática? 
—No hay que perder la empatía, el ponerse en lugar del otro, y apostar a la curiosidad y al trabajo en equipo. Son cuestiones que ayudan a la ciencia a avanzar y aportan a comprender la relevancia de la voz científica en las demandas de acción climática. 

Contactá a Inés en Twitter

EN PROFUNDIDAD