Mujeres al volante: un registro busca aumentar el empleo femenino en las líneas de colectivos | RED/ACCIÓN

Mujeres al volante: un registro busca aumentar el empleo femenino en las líneas de colectivos

Fue creado luego de que la Justicia le hiciera lugar a un reclamo de una mujer que era discriminada en varias empresas. Ella fue contratada y varias líneas de colectivos deberán tener un 30% de mujeres choferes.

Por más de una década, Érica Borda recorrió todos los días la misma ruta entre la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano: trabajó como chofer de colectivo de la línea 140. En 2011, Borda —madre soltera de 4 hijos— perdió su trabajo. Pasaron ocho años durante los cuales la respuesta con la que se encontraba cada vez que iba a buscar empleo a una empresa de colectivos era la misma: “No tomamos mujeres”. Pero esta semana, gracias a un amparo judicial que impulsó en 2014 y que culminó en la creación de la Nómina de Mujeres Aspirantes a Choferes de Colectivo a principios de este año, Borda finalmente pudo volver al volante.

Un fallo judicial histórico

En 2014, frente a la discriminación de género a la que se enfrentaba, Borda decidió presentar un amparo denunciando a tres empresas de colectivos de corta distancia del área metropolitana por “discriminación estructural en el acceso al empleo por motivos de género”.

Luego de 4 años, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ordenó en octubre de 2018 que la Comisión Tripartita para la Igualdad de Oportunidades (CTIO) cree un listado de mujeres aspirantes a choferes de colectivo con el fin de que las empresas demandadas recurran a él para tomar nuevo personal hasta alcanzar el cupo del 30% de mujeres en su planta de choferes.

“Nuestro objetivo es que se convierta en una fuente de consulta para todas las empresas de transporte que buscan conductoras y que las trabajadoras que cuentan con la capacitación para el puesto puedan inscribirse”, dice Graciela Guzmán, secretaria de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico del Ministerio de Producción y Trabajo.

Cómo funciona el registro

Aquellas mujeres que quisieran acceder a los puestos de conductoras del sistema de transporte público de pasajeros pueden hacerlo de manera gratuita y digital. Los requisitos incluyen ser mayor de 21 años, contar con licencia para transporte de pasajeros de 8 a 20 plazas (D2) y Licencia Nacional Habilitante tipo A1TP.

Una vez ingresadas al registro, estas mujeres pueden ser contactadas directamente por las compañías de transporte que deseen incorporar personal femenino para los puestos de conductoras. Aunque la nómina fue creada particularmente para las tres empresas involucradas en el fallo judicial, otras compañías también pueden acceder y contratar a mujeres conductoras a través de ella si así lo desean.

Según datos de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) en el país hay 925 mujeres con licencia profesional, mientras que hombres hay 376.246. Es decir, hay una mujer por cada 407 hombres con licencia profesional para manejar. Al día de hoy, 12 de estas mujeres se inscribieron a la nómina nacional de mujeres aspirantes a choferes.

¿Querés saber más?

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

El fin del amor, comentado por Emilia Erbetta

Anclada en su propia historia -la de una chica nacida en una comunidad judío ortodoxa-, en su primer libro de ensayos Tamara Tenenbaum aprovecha la mirada extrañada de su salida al mundo para preguntarse por el amor.

Opinión

Foto: Nik Shuliahin en Unsplash

Una política inteligente para la salud mental

Los costos de la enfermedad mental, en forma de discapacidad, pérdida de productividad y muerte prematura, a menudo se subestiman. Abordar el desafío requiere aprovechar las tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial.

Influencers: una oportunidad para que los mensajes de la marca no se vuelvan spam

El principal consejo de las autoras es construir relaciones a largo plazo con los influencers. Una buena estrategia es que ellos se sientan embajadores de la firma. Los casos de Asos y L’Oréal.

loading