Música brasileña para descubrir, un festival de cine cannábico y el ocio según Laura Azcurra | RED/ACCIÓN

Música brasileña para descubrir, un festival de cine cannábico y el ocio según Laura Azcurra

Además, recitales en Konex y El Recoleta y la performance de Francis Alÿs en el MALBA.

Música brasileña para descubrir, un festival de cine cannábico y el ocio según Laura Azcurra

Aquí estamos de vuelta con una nueva edición de CHILLAX. Si consideramos el panorama mundial en este momento, la propuesta cultural (y las habilitaciones) que hay en este momento en la Ciudad de Buenos Aires es un privilegio.

Traigo algunas joyas que llamaron mi atención, además de tres descubrimientos musicales que comparten el común denominador de proceder de Sao Paulo. Para coronar, la actriz Laura Azcurra me compartió su Biblia personal de la cultura y el buen pasar.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

MÚSICA PAULISTA

  • El domingo pasado salí a caminar y entré en el Ecoparque. No sé por qué no lo había hecho antes, considerando que está muy cerca de mi casa. La lluvia caía apenas, dudosa. Los niños (y atrás sus madres) correteaban tras las celebridades del lugar, los pavos reales.

    Me senté en el banco de una glorieta con los auriculares y puse Os Mutantes. Hasta entonces sólo los había escuchado de manera desprolija. Su disco homónimo, de 1968, mezcla la psicodelia de los hippies con el tropicalismo, un movimiento que protagonizaron colosos como Gilberto Gil, Caetano Veloso y Gal Costa, que lo cambió todo en un Brasil cuya cultura musical estaba bastante maniatada por el nacionalismo de la época.

    La anécdota del Ecoparque termina conmigo subiéndome a una calesita. No sé por qué. Pensé qué diversión absurda, subirse a un círculo que gira a un kilómetro por hora, y al segundo me imaginé dando una vuelta y por alguna razón me hizo sentido. Subí con vergüenza. El encargado me ofreció la posibilidad de elegir un soundtrack y le dije, sonrojada y a falta de mejores ideas, uno de Cerati. Di mil giros al son de “Déja Vu” y me bajé, procurando que el barbijo cubriera la porción reconocible de mi cara. Me gustaría decir que es autoficción pero es la tierna y dolorosa verdad. La psicodelia de Os Mutantes tiene sus efectos.
En 2020, Os Mutantes volvió con el álbum Zzyzx, grabado con una formación distinta a la original.
  • Con mis amigos músicos siempre estamos compartiéndonos nuevos hallazgos musicales por WhatsApp. Hace apenas unos días, me llegó una gema: el disco Atrás / Além de O Terno. Ya en los primeros 30 segundos del primer tema te das cuenta de lo bueno que está por venir. Es de una emotividad sobria y elegante, distinta, conmovedora.
  • Me hice amiga a la distancia de Gabriel Soares, un chico que antes de mudarse a Sao Paulo manejaba una librería en la localidad de Birigui. Gabriel está enamorado de Argentina. Sabe más de Charly que vos y que yo. Es brasileño, sí, pero detesta el calor: su idea de jardín del Edén es Ushuaia. Tampoco le gusta tomarse aviones, pero sí agarrar el auto y manejar largas horas, lo que lo llevó a recorrer nuestro país de Norte a Sur como tres veces.

    Yendo a lo que nos compete, su proyecto musical, Atalhos, transpira literatura: basta escuchar el disco Animais Feridos, con títulos como “The Bell Jar” (en referencia a la desgarradora novela de Sylvia Plath) o “A Divina Comédia”. Su último single se llama “A Tentação do Fracasso” o “La tentación del fracaso”. No llegué a preguntarle a qué se refiere con ese título pero por alguna razón me interpela. Quizás el fracaso sea, en muchos de nosotros, una oferta autodestructiva imposible de rechazar, una pulsión más tentadora incluso que el éxito.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

GOOGLE CALENDAR

  • A través de sus diez años de existencia, Las Ligas Menores logró convertirse en una de las bandas indie de culto del país. Si nunca lxs escuchaste, este video es una buena ventana a su universo. Después de la lenta agonía de 2020 y habiendo lanzado el single “Hice todo mal”, hoy tocan a las 20 en el Centro Cultural Konex.
  • Otra artista a la que vale la pena acercarse es a Rosario Ortega, que a fines del año pasado sacó un bellísimo disco, Otro lado, con la producción de Matías Cella y las colaboraciones de artistas como Kevin Johansen o Caloncho. Mañana toca en vivo a las 19 en la terraza de El Recoleta.
Los voluntarios de la performance de Alÿs eran estudiantes peruanos que habían hecho huelga durante el régimen de Fujimori. 
  • El MALBA está transmitiendo el archivo de la performance Cuando la fe mueve montañas, de Francis Alÿs. En 2002, en las afueras de la ciudad de Lima, el artista belga convocó a que 500 voluntarios formaran una hilera al pie de una duna gigante y con sus palas removieran la arena, corriendo la montaña a pocos centímetros de su ubicación original.

    Sobre el origen de la idea explicó: “Estuvimos allí para la última Bienal de Lima, en octubre de 2000, un mes antes de que la dictadura de Fujimori finalmente cayera. La ciudad estaba agitada. Había enfrentamientos en las calles y el movimiento de resistencia se fortalecía. Era una situación desesperada, y sentí que requería de una 'respuesta épica', un beau geste a la vez inútil y heroico, absurdo y urgente”.
  • La Casa Nacional del Bicentenario es epicentro la primera edición del Festival Internacional Cinecannábico en Buenos Aires. La movida se propone ampliar las perspectivas culturales en torno al cannabis desde el activismo y la ficción. Algo de la programación que se puede ver este sábado a las 20 hs: el corto 23.737, que refleja la desigualdad que sufren cultivadorxs en la Argentina ante el marco legislativo que hoy rige, y Sanctorum, de Joshua Gil, película con tintes de realismo mágico sobre el narcotráfico y la vida de los campesinos en México.
  • ¿Fuiste alguna vez a Congo? Es el bar que está al lado de La Tangente, ese generoso escenario que es hogar de la escena indie (y no tanto) de Buenos Aires. Congo tiene un jardín con una pantalla en la que proyectan clásicos del cine. Este miércoles toca Thelma & Louise (1991), de Ridley Scott. Por si no la viste o no te acordás, versa de una camarera y una ama de casa que le disparan a un violador y huyen en un Thunderbird '66. La escena final es icónica. Acá podés sacar las entradas.

3

El ocio según… Laura Azcurra. Actriz, conductora de TV y bailaora flamenca, es además militante y portavoz de la lucha por los derechos de las mujeres. El domingo 14 de marzo se presenta con la obra Salir del ruedo en el Centro Cultural Güemes, de Rosario. Estos son sus preferidos absolutos:

  • Un restaurant: Punch Curry es uno de los secretos más lindos que tiene Palermo. Funciona igual que una cervecería pero en vez de pedirte hamburguesas, pedís distintos tipos de curry. Puede ser una buena puerta para abrir la sensorialidad hacia los sabores de Oriente. ¡Y no es caro!
  • Un disco: Frank, de Amy Winehouse. Hay una parte de mí que no termina de aceptar que Amy ya no está más entre nosotros para ofrecernos esa voz añeja e increíble. Cuando cantaba, mujeres como Ella Fitzgerald, Sarah Vaughn o Etta James se encarnaba en ese cuerpecito londinense de 27 años.
Además de su actividad fotográfica, Salgado fundó el Instituto Terra, dedicado a la conservación de árboles nativos y la reforestación.
  • Un fotógrafo: Sebastião Salgado es un hombre que me apasiona desde hace mucho tiempo por su compromiso con la naturaleza. Nos invita a conocer espacios minúsculos y civilizaciones que aún existen pese a la globalización.
  • Un juego de mesa: Con mi hermana siempre jugamos al Pictionary y la gente se sorprende de nuestras habilidades telepáticas. No necesitamos hacer más de tres trazos para saber lo que quiso decir la otra.
  • Un bar del mundo: En Buenos Aires, La Viruta es uno de mis lugares preferidos. Como buena porteña, hay algo del arrabal que me tira. Ir ahí me parece un planazo. Nunca me verán en un boliche pero sí en una milonga. En Madrid, me quedo con Café Berlín, adonde se reúne la bohemia de esa ciudad. Siempre que voy me encuentro con algún amigo.
En I May Destroy You, la protagonista lucha por recordar qué pasó tras una noche en la que pusieron drogas en su bebida.
  • Una serie: Elijo I May Destroy You porque es muy contemporánea. Habla de lo que nos sucede en relación al amor, la comunicación, y el consumo de lo que creemos que es el amor. Además, me gusta porque está escrita y producida por una mujer (que además es su protagonista).
  • Un trago: El canelazo. Lleva aguardiente, canela en rama y panela, y se toma caliente. Lo descubrimos en Colombia cuando estábamos haciendo Ciudades y copas, un programa para Discovery Channel. Bogotá tiene muchos climas en un mismo día, llegando a hacer un frío inexplicable de noche. El canelazo sirve como trago moderador de esas temperaturas.
  • Si fuese el fin del mundo ¿con quién compartirías tu última cena? Sin dudas, con Paul Mc Cartney, mi ratón hetero. Lo invitaría a un picnic cerca de La Nave, en Tierra del Fuego. Comeríamos delicias de nuestra pachamama que cocinaría y acompañaríamos de un regio vino argentino. En cuanto a él, que solo traiga su guitarra.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar: ¿ya la conocés? Ofrece una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilita el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

Hasta acá llegamos por hoy.

No sé a dónde voy desde acá, pero prometo que no va a ser aburrido”.
David Bowie (1947-2016)

Hasta el próximo jueves, amigx hedonista,

Delfi

Recibí CHILLAX.

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todos las newsletters