OXÍGENO | La esperanza en la generosidad de la especie humana | RED/ACCIÓN

OXÍGENO | La esperanza en la generosidad de la especie humana

Intervención: Pablo Domrose

¡Hola, amigos! Bienvenidos a Oxígeno. Nos encontramos una vez más para dialogar y recordar que siempre podemos ayudar y dar una mano. En esta semana descubrimos a un chef de manos abiertas, registramos 800.000 abrazos en San Valentín, celebramos el hallazgo de los audífonos perdidos de Miguel y seguimos pensando en la emocracia.

1. Un chef de manos abiertas

Manuel, que tiene unos 30 años e hizo un curso de chef, tiene una rotisería familiar de barrio. Pero hace un tiempo que su negocio no anda bien, y además se dio cuenta de que las cosas en el barrio tampoco andan bien. Entonces tuvo una idea. Como él cocina para sus clientes de la rotisería, decidió empezar a cocinar también para las personas que no son clientes: las personas que no pueden comprar comida en estos momentos tan complejos. Para reunir los ingredientes, pidió ayuda a vecinos, amigos y familiares, y el primer día hizo diez viandas. El segundo catorce, y el domingo pasado cocinó comida para 40 personas.

Hace dos meses Manuel fue papá y en estos días su bebé está en el hospital con su mujer, recuperando un poco de peso, ya muy cerca del momento de recibir el alta. Eso no lo detiene: a los que vienen por un plato de comida, Manuel les ofrece llevar su propio plato, porque puede “darles vergüenza” tener que pedir, y también acondicionó una parte del negocio con mesas muy bien preparadas para que se sientan cómodos, como en un verdadero restaurante. Y dice que su papá está orgulloso de él y que su mamá lo ayuda a cocinar.

Es tan abrumadora la solidaridad de este joven, como lo es su extrema sencillez. Explica en un video que subió a las redes cómo es su proyecto con una enorme simpleza, casi como hablándole a sus amigos, a sus vecinos, a su barrio.

Por eso quisiéramos homenajear a este chico rosarino. Para que su humildad no nos haga perder de vista la sensibilidad con la que mira a la realidad que lo rodea. Y para valorar la respuesta concreta que él ha generado, con cada plato de comida, a la tragedia del hambre de tantas personas. Manuel vio a sus vecinos desocupados, jubilados y desesperados. ¡Los vio, los miró y los abrazó!

Gracias, Manuel. Gracias por devolvernos, en cada una de tus viandas, la esperanza en la generosidad de la especie humana.

2. Los 800.000 abrazos de San Valentín

¿Celebraron el Día de los Enamorados? A todos los sensibles y soñadores, y a todos los que en algún momento pudieran llegar a perder un poco la esperanza, les compartimos las cifras de este mundo lleno de sensibilidad humana.

Se estima que en el Día de San Valentín se dieron 800.000 abrazos en la Argentina, 11.000.000 de abrazos en América Latina… ¡y 130.000.000 en todo el planeta!

¡Qué lindo!

¿Quién dijo que todo está perdido? 

3. Poesía de verano

Soy un admirador de los poetas. No sólo de los que escriben en verso, sino también de los que viven la vida con una sensibilidad profunda. Creo que ellos hacen que este mundo sea un lugar más amable, más humano y más cálido.

Pero también admiro a los poetas que escriben. Y hoy quiero destacar estas líneas de Federico García Lorca:

“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse, como a una ventana llena de sol”.

4. “Hay gente buena, está entre nosotros y es más de los que creemos”

Miguel había perdido sus audífonos… ¡y una señora los encontró! Nos lo cuenta Vanina Acebedo, su mamá, con un mensaje que llegó el 14 de febrero a las 22:57 horas. Dice así:

“¡Aparecieron los audifonos de Miguel! Gracias a todos por re-publicar: gracias a eso y a los carteles, una mujer unió las dos búsquedas y nos relacionó. La familia que lo encontró puso un cartel y nosotros otros más para buscarlos, y ella nos contactó. ¡Hay gente buena, está ahí entre nosotros y es más de la que creemos! Gracias infinitas a los íntimos que, como siempre, se pusieron la diez para hacer el aguante, y a todos por el cariño y la preocupación por Miguel... ¡Les aseguro que él siente todo este amor! Es un bebe feliz y eso me hace feliz. ¡Feliz Día del Amor! ¡El mejor para mí! ¡Gracias Jaimmi y Will: por siempre les pertenezco!”

Analía Carolina (31 años, perdida en diciembre del año pasado).

5. #Elecciones2019

Decinos dónde votás y te enviamos la imagen de una persona perdida en tu zona para que la difundas en la escuela que te toca.

6. Lo más visto en Instagram

Celebramos el trasplante de Selene (12 años)… ¡y pedimos por Pipi!

7. Más sobre la “emocracia”: el plan maldito del marketing político

Nos han vuelto a preguntar por un nuevo término: “emocracia”. Y la verdad que nosotros también lo estamos explorando y analizando. Algunos académicos entienden que la aparición abrumadora de noticias falsas (conocidas como fake news) es producto de esta era tan emociona.

La emocracia es fruto de esta generación de mensajes que apela a nuestras emociones. No a las buenas, precisamente, sino a nuestras zonas menos tiernas y menos humanas. Quienes difunden estos mensajes son los “emócratas” y pareciera que se va gestando un nuevo esquema local y global: una verdadera emocracia basada, justamente, en estas emociones. De modo que detrás de los actuales debates teóricos sobre inmigración, inclusión, discriminación, identidad y política, entre otras cosas, hay un tema oculto: la pasión.

Emocracia: se organiza con toda intención a las ideologías y a las ideas, con base en la emoción de los ciudadanos; se utiliza el apoyo de las redes sociales y de los medios; y se suma la lógica del mercado y del marketing. Se hace con una actitud contraria al diálogo democrático. Este llega a la aceptación de acuerdos; en cambio, la emoción negativa divide y separa.

La pasión es impulsiva. De esta situación no hay mucha distancia al autoritarismo. Sus resultados son los dogmatismos y el miedo, el bullying y las acusaciones contra personas y grupos humanos; sobre todo, contra los extraños y los diferentes. Esta emocracia pasional, entonces, fomenta la separación entre “ellos” y “nosotros”.

Bajo este ambiente se incuban las pasiones sectarias alimentadas por la propaganda y la publicidad, que hechizan y fascinan, seducen y sobre todo ordenan y dan seguridad. La propaganda cumple el papel de constructor de mundos ficticios asumidos por el ciudadano como reales. El plan intenta ganarse la pasión (o sea, la emoción masificada en red), a través de valores tradicionales, religiosos e históricos.

¿Cuáles son las consecuencias para nuestra comunidad y para nuestra sociedad? La parálisis ideológica (hay una sola o muy pocas fuentes de pensamiento); la inacción frente a las imágenes duras de la realidad; la parálisis mental, pues ya existen emócratas que piensan por todos; la parálisis social: los emócratas necesitan una ciudadanía quieta y no pensante; y la parálisis de opinión por una autocensura desmedida.

Estas ideas sueltas tienen inspiración en unos maravillosos escritos de Carlos Fajardo Fajardo (nacido en Santiago de Cali, en 1957). Es poeta y ensayista, filósofo de la Universidad del Cauca.

Hasta la semana que viene, amigos. Sigamos sumando, entre todos, un conjunto de voluntades capaz de lograr lo que hoy nos parece imposible y elevarnos como grupo humano. ¿Con optimismo? Con optimismo, ¡siempre!

Un abrazo grande a todos,

Juan.

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

¿Puede Alberto Fernández arreglar los problemas de la Argentina?

El nuevo gobierno probablemente enfrentará desafíos similares a los de Macri: una alta carga de deuda, condiciones sociales deterioradas y una inflación y desempleo crecientes

Instagram quiere eliminar los likes para volverse más empática

La red social de fotos de Facebook está trabajando hace tiempo en lograr volverse un lugar más habitable. Esta vez está testeando esconder la posibilidad de ver cuántos “me gusta” tuvieron las publicaciones.

REDACCION

Imagen: Pablo Domrose

Jóvenes cronistas: un proyecto para que puedan contar historias de la realidad

Infancia en Deuda y RED/ACCIÓN impulsan un entrenamiento en periodismo digital. El proyecto busca acercar herramientas y conocimientos para que cada vez más jóvenes puedan hacer oír su voz y contar historias de realidades propias y del ambiente en el que viven.