OXÍGENO | Por una navidad cada vez menos pintada de rojo | RED/ACCIÓN

OXÍGENO | Por una navidad cada vez menos pintada de rojo

¡Hola amigos! Nos estamos preparando para celebrar la navidad y quería hacerlo dialogando con ustedes, así que acá va la versión navideña de Oxígeno. Llegamos con algunos datos para tomar conciencia, la propuesta de que vistamos de azul a Papá Noel, y la necesidad -¡urgente!- de que se multipliquen los abrazos.

1. ¿Por qué Papá Noel debería ser azul?

Hace poco me contaron que Papá Noel, el original, no iba necesariamente vestido de colorado, de rojo, sino que hoy lo conocemos así por una famosa marca de gaseosas que le pidió a un dibujante un Papá Hecho a su medida. ¿De qué color era Santa inicialmente? No lo sé, pero somos muchos los que creemos que sería bueno que sea azul.

En los últimos tiempos la humanidad ha crecido en ternura, en afecto, en sensibilidad, en ciencia, en medicina, en tecnología. Hemos descubierto nuevos modos de ser, de sentir y de pensar. Y de encontrarnos entre nosotros. Chicos y chicas que en apariencia estaban “fuera” de nuestro universo (y que en realidad no estaban en otro mundo, sino en el nuestro) hoy sabemos que se trataba del autismo. Y ahí empezamos a hablar de autismo.

Pregunté una vez por qué el color azul identifica al autismo. Me contaron que las manifestaciones ligadas al autismo se veían de un modo tormentoso, agitado, y otras veces en cambio parecían serenas, de horizontes espejados y calma y tranquilidad. Es el comportamiento, de los océanos, de ahí el azul.

Las personas con autismo se ven muy afectadas por la pirotecnia. Pensemos en ellos. Sería otra manera de hacer que el festejo sea completo e inclusivo. Abracemos a los nuestros y a los ajenos, festejemos responsablemente y si podemos -y sé que podemos- que el Papá Noel azul nos recuerde todo esto. #HablemosDeAutismo #PirotecniaCero, amigos. Vayamos hacía ahí.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2. Pueden evitarse 75 muertes por accidentes de tránsito en Navidad y Año Nuevo

Siempre en estas fechas miramos las estadísticas. ¿De qué manera podemos pensar las fiestas para que cada año sean un poco más felices? La información y la estadística arroja los siguientes datos: en las fiestas podrían morir 75 personas por accidentes de tránsito, ¡pero es tremendo pensar que todas esas muertes las podríamos evitar!

Veamos: 2.400.000 personas van a manejar 2.400.000 autos en tres días: 24, 25 y 31 de diciembre. 7 de estas 75 muertes se van a producir por usar el celular manejando, 8 por no usar el cinturón de seguridad, 20 por conducir después de tomar alcohol, y 25 personas podrían morir por exceso de velocidad.

¿Cuán lejos estamos de cambiar esto? A nada. Cada uno de nosotros puede cuidarse a sí mismo y cuidar al de al lado. Tomémonos un instante y elijamos una persona para que maneje, no miremos el teléfono mientras estamos al volante, vayamos despacio (saquemos el pie del acelerador), usemos el cinturón de seguridad, contemosle a nuestros seres queridos estos datos. Es increíble, pero en ese segundo, en esa decisión podemos estar achicando el número 75. Saberlo nos va a ayudar a todos a festejar con más responsabilidad. ¡Así sí van a ser verdaderas fiestas!

3. Una donación inesperada nos recuerda que nuestra comunidad siempre piensa en el otro

Hace poco fue mi cumpleaños e invité a la gente a hacer regalos a otra gente. Gracias a la inmensa generosidad de nuestra gente, recibimos donaciones significativas. El regalo sirve para que 12 chicos y chicas de un comedor comunitario en Mozambique tengan garantizado todo un año de comida, 7 chicos y chicas de una escuela en Haití puedan ir todo el 2019 al colegio, y para que el 40% de las nuevas reformas de la casa para los 20 amigos que estaban en situación de calle del hogar Cura Brochero sean cubiertos. Qué increíbles es nuestra comunidad. No nos olvidemos de recordarlo cuando levantemos la copa.

4. "En tiempos difíciles, abrazar es urgente"

Es una frase que leí en las redes. No sé de quién es. ¿De quiénes son las verdades? A medida que pasa el tiempo y tratamos de ver las necesidades de los demás, cada vez más la urgencia se parece menos a un medicamento, a un plato de comida, a un abrigo; y se parece más a un abrazo. Cada vez más nos damos cuenta de que la primera etapa para ayudar a los postergados siempre es abrazar. Y después sí, todo el análisis técnico para terminar con las necesidades.

5. La fiesta siempre es el otro

Esta que comparto hoy no es la imagen más celebrada de mi instagram de la semana. Pero la comparto acá porque la siento necesaria. Navidad se festeja en todo el mundo, incluso en los lugares más difíciles. Hoy a la noche (o antes, por la diferencia horaria), en Siria también se va a festejar. Imagino que la gente tendrá un solo deseo, que acompañamos: que haya paz. Y claro, como muestra la imagen, que las luces que atraviesen el cielo a partir de hoy sean solo estrellas fugaces.

6. Un regalo para nuestros amigos de OXÍGENO

“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso”. Es una frase de Jorge Luis Borges que si quisiéramos podríamos separarla de su contexto original y leerla como un poema. Es parte del prólogo a Los Conjurados, uno de sus últimos libros. Sobre el final dice: “En este libro hay muchos sueños”. ¿Quién es el argentino o la argentina que no podría escribirlo?

7. Nos desilusionamos. Por un rato. ¡Seguimos!

La semana pasada trascendió la noticia de que habían encontrado a Sofía Herrera en Ayacucho. Ella desapareció hace diez años en Tierra del Fuego y desde entonces su familia la busca incansablemente. En esta ocasión, como en otras veinte ocasiones antes, resultó no ser ella. Hay que ser muy prudentes con este tipo de noticias, pero también muy esperanzados. Sofía, seguimos buscándote. Esto sí es algo que podemos decir sin ningún miedo a equivocarnos.

Felices fiestas amigos. Recuerden que depende de nuestra comunidad que el festejo sea completo, y celebremos con responsabilidad y pensando en el otro. Y una reflexión más: la navidad comenzó con una pareja de inmigrantes que buscaba un refugio. ¡Está en nosotros hacer que muchas navidades sigan comenzando!

Un abrazo grande a todos,

Juan.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

Salud

Ilustración: Pablo Domrose

La muerte de una fiscal en Uruguay provoca un debate sobre el exceso de trabajo

Susana Rivadavia falleció en su despacho: el episodio impactó a sus colegas, que dicen que el nuevo Código de Proceso Penal, de 2017, trajo una sobrecarga de tareas. Días antes, la Organización Mundial de la Salud había definido al estrés laboral crónico como una enfermedad.

Sociedad

Foto: Rodrigo Mendoza

A Francisco le publicarán su novela y ahora sueña con que llegue a la tele y él pueda actuar

La semana pasada Francisco Acuña contó su historia en RED/ACCIÓN. Tiene parálisis cerebral, pero eso no le impidió terminar la escuela en una primaria común y escribir una novela de amor. Una editorial leyó su trabajo y ahora quiere publicarlo. "Mi felicidad es que la gente se enteró de todas las cosas que puedo hacer", dijo.

Sociedad

Sofía, Francisco, Rodolfo, Alejo y Candela / Foto: Rodrigo Mendoza

Ser youtuber, kinesióloga y jugador de fútbol, las metas que persiguen los amigos y las amigas de Francisco

Para Rodrigo Pérez, Camila Bandi, Alejo Pelliza, Candela Martínez y Sofía Sarina, tener parálisis cerebral no es un impedimento para desarrollarse en lo que sueñan. Francisco Acuña, su compañero, ya trabaja en la publicación de su primera novela.

Educación

Foto: Municipalidad de Santa Fe

Mejoró el acceso a la educación inicial, pero es muy bajo en niños y niñas de menos de 4 años

Entre 2010 y 2016, las tasas de matriculación de las salas de cuatro y tres años pasaron del 73% al 85% y del 36% al 41%, respectivamente. Pero no ha crecido la cobertura para los niños de dos años, la cual se mantuvo en apenas un 4%. Lo revela un informe de UNICEF y CIPPEC.