Qué cambios planea hacer Inés Arrondo, la primera mujer al frente de la Secretaría de Deportes | RED/ACCIÓN

Qué cambios planea hacer Inés Arrondo, la primera mujer al frente de la Secretaría de Deportes

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

La ex jugadora de Las Leonas contestó preguntas de los lectores de RED/ACCIÓN. Promete "mirar desde la perspectiva de género todo" y pensar cómo integrar a las y los deportistas trans. También habla del financiamiento de los clubes y sobre cómo desarmar los rituales violentos en los vestuarios.

Qué cambios planea hacer Inés Arrondo, la primera mujer al frente de la Secretaría de Deportes

Este contenido contó con la participación de lectores y lectoras de RED/ACCIÓN

La estrategia de Inés Arrondo está sobre la mesa: la primera mujer a cargo de la Secretaría de Deportes de la Nación tendrá una gestión atravesada por la perspectiva de género. En el deporte nadie suele contar su táctica antes del comienzo del partido, pero la ex campeona del mundo en hóckey sobre césped con Las Leonas en 2002 modifica ecuaciones en la política.

Desde que asumió, concretó reuniones con intendentes, ministras y ministros, dirigentes deportivos, el Presidente y viajó a apoyar eventos en distintos puntos del país.

Arrondo, lo dice, intentará cambiar el paradigma desde su función: “Voy a mirar desde la perspectiva de género todo, empezando por hacia dónde están dirigidos los recursos con los clubes, los organismos estatales, las entidades. Ya abrimos un área específica de Mujer y Deporte. Está en mi agenda la paridad sustantiva de estructuras deportivas, de federaciones, asociaciones, clubes. En eso vamos a trabajar mucho”, expresa. El partido ya empezó.

En su oficina en el Cenard, con vista a la pista de atletismo, las canchas de tenis y el estadio Monumental, piensa cada respuesta para elegir las palabras precisas que describan lo que quiere comunicar. Es meticulosa en eso: explicará sus posiciones y cerrará cada respuesta con un resumen de su idea. Dejará también a un costado la manzana sin cáscara que estaba comiendo, entre reunión y reunión.

En el fútbol, Mara Gómez quiere ser la primera mujer trans en competir en la Primera de AFA. En Salta, hace tres años, la Liga de segunda división le pidió los análisis de testosterona a una jugadora. ¿Cuál es tu posición sobre la participación de las personas trans en el deporte?
—Decir que estoy a favor o en contra me parece que es pararse en un binarismo y ahí perdemos de vuelta. Hay instancias que las voy a mirar más desde el lado biologicista porque las he vivido en el cuerpo como atleta olímpica, habiendo competido en la categoría de una disciplina y habiendo tenido como parte de mi preparación partidos contra hombres. Ahí viví en carne propia lo que representa la fuerza física y la cuestión biológica en sí. Sin embargo, hay aspectos que los miro desde el lado del desarrollo, la integración, de lo que representa el deporte para la sociedad en su conjunto, para mejorar la calidad de vida, para integrarnos como sociedad.

—¿Proponés generar un debate para llegar a consensos?
—Tenemos que darnos ámbitos de discusión para hablarlo y pensarlo progresivamente. El debate ya está y está bueno, tenemos un año olímpico (NdR: este año se disputarán los Juegos de Tokio) y es importante que el movimiento olímpico sea parte de esta discusión. El tema está porque en los cursos que he participado y escuchado de la academia olímpica empiezan a aparecer marcas de mujeres que se asemejan a las de los hombres. El alto rendimiento funciona por parámetros, marcas, tiempos. Con Las Leonas entrenábamos con los varones para ejercitar la velocidad en la toma de decisiones. Físicamente no había chances de alcanzarlos. Eso sí, creo que los parámetros de testosterona con los que se discrimina están dejando afuera a la mujer que genera más testosterona en el cuerpo y no a los varones.

—¿Qué representa el deporte para nuestro país?
—Es una herramienta muy importante para mejorar la calidad de vida de las personas, para generar hábitos de vida saludables para nuestras niñas, niños y jóvenes; una herramienta para luchar contra el sedentarismo y las adicciones; y en ese sentido es en el que estamos trabajando.

Arrondo, ya como secretaria de Deportes, junto al equipo femenino de Fed Cup. Foto: AAT

Como deportista, Arrondo atravesó todas las estructuras: comenzó a jugar en su club de barrio, en Mar del Plata, con programas del municipio; fue parte del club Universitario; representó a la selección de su ciudad; pasó al Saint Catherine’s, de Tortuguitas; y fue leona durante siete años. De hecho fue quien hizo el dibujo que se transformó en el símbolo de aquel equipo: el logo de una leona que, como describió, “no está sentada ni atacando, sino preparándose”.

Como dirigente, trabajó en un programa social para el Ente Municipal de Deportes de Mar del Plata, para el desarrollo y la promoción del hockey. Al presidente Alberto Fernández lo conoció durante la campaña de 2017, cuando fue candidata a senadora bonaerense por el Frente Cumplir.

Como dirigente, Arrondo comenzó a trabajar en Mar del Plata y conoció a Fernández en 2017.

Junto a sus principales asesores, la socióloga Jorgelina Bertoni -ex compañera en la Selección- y David Kempner -encargado de prensa-, Arrondo dice que la diversidad en el deporte es una discusión que corresponde dar en este contexto histórico: “Va a significar reformular un montón de aspectos del deporte y hay que encontrarle una forma posible. Es algo que tenemos que construir porque no se puede imponer. Queremos que sea una nueva forma en la que todas y todes se sientan parte”.

Para esta entrevista, le pedimos a la comunidad su participación con preguntas. Varias lectoras y lectores de RED/ACCIÓN lo hicieron a través de nuestro Twitter.

—Una lectora pregunta, ¿se buscará la reglamentación de la Ley de Clubes para la incorporación de mujeres a comisiones directivas?
—Hoy esa ley dice que debe haber un 20% de mujeres y de personas entre 18 y 29 años. Nosotros lo que planteamos es que sea una participación equitativa. Me parece un piso bajo, pero hay que construir con consensos la ampliación. Eso no se modifica sólo con una reglamentación. Hay que hacer un trabajo de concientización y en conjunto de todos los actores del deporte, las instituciones, los organismos del Estado. Nuestra gestión es con una línea de gobierno que va a trabajar fuerte en ese sentido.

—Hay otra pregunta vinculada al fútbol. ¿La Secretaría analiza hacer una especie de Título IX, la ley estadounidense que modificó la estructura del deporte en aquel país?
—Nuestro desarrollo deportivo funciona distinto. Aquí en general el deseo de participación se canaliza a través de clubes, que son proyectos comunitarios. Sobre lo que tenemos que trabajar es en fortalecer esas estructuras para que funcionen más integradamente y de maneras más equitativas.

—Van a articular con otros ministerios para trabajar con la ESI?
—Sí, ya nos reunimos con Nicolás Trotta, el ministro de Educación, para que a través del deporte podamos trabajar las cuestiones de género. Justamente es un ámbito donde tanto las mujeres como los varones estuvieron estereotipados, donde se “establece” cómo debe ser varón en el deporte. Es una heramienta más para sumar al sistema educativo.

—Un lector consulta si estás pensado buscar formas de inversión para el deporte amateur.
—Sí. La situación económica del país es compleja. Estamos evaluando las estrategias, desde financiamiento internacional, todo lo que podamos acercar de convenios y participación de privados es una instancia más a explotar. En los últimos cuatro años el macrismo transformó la Secretaría en Agencia con el argumento de que los privados iban a poder hacer su aporte y no hubo un solo peso aportado. La Agencia Nacional del Deporte dejó de existir con la nueva ley que crea el Ministerio de Turismo y Deporte. 

El plan de Arrondo incluye también la capacitación. Por ejemplo, para fortalecer a clubes y que puedan gestionar desde la búsqueda de financiamiento hasta la comunicación. En este sentido, su gestión ya comenzó: desde la Secretaría lograron que DeporTV transmitiera a la Selección de vóley femenino que ganó el Preolímpico ante Colombia y logró su clasificación a los Juegos Olímpicos. “Eso no se iba a televisar y al final lo vio muchísima gente. Fue tendencia en Twitter. Como Estado tenemos que priorizar eso”, dice. Quiere que se visibilicen en los medios otras disciplinas y que se conozcan las historias de vida vinculadas al deporte porque “hay en todo el país, son inspiradoras y generan un contagio muy positivo”.

En los últimos días, el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell puso en el centro de la escena el cruce entre género y deporte. Los acusados son jugadores de rugby, que le pegaron en patota hasta matarlo. La secretaria de Deportes se refirió a los “ritos” del deporte que generan un tipo de masculinidad que, consideró, resulta dañina para los propios varones. “A ninguno de los pibes que atraviesa un bautismo, que se vuelve violento, le hace bien que se le siga promoviendo eso”.

—¿Cómo van a intentar modificar este tipo de conductas?
—Hay un Plan Nacional pensado. Vamos a plantear herramientas concretas, que generen las áreas, que incorporen herramientas de capacitación y diagnóstico. Las personas multiplicadoras tienen que ser personas que hayan podido reconstruir esas estructuras en sí mismas. Cuando esto empieza a funcionar, mejora la calidad de vida, las posibilidades de participación de la comunidad. Queremos que las instituciones generen sus protocolos. Hay algunas federaciones que quieren hacer su mesa de discusión de la temática de género. Que eso esté pasando es un montonazo. 

—¿Van a proponer una forma?
—Cada institución debe encontrar su manera propia: por ahí lo que hace la gimnasia deportiva no le sirve al rugby o al básquet. Nosotras estuvimos reunidas con la UAR (Unión Argentina de Rugby), que se está planteando muchas cuestiones y quiere implementar acciones de sensibilización. Es muy bueno eso, hay que dejar atrás las formas que nos han hecho mal.

Recibí GPS AM

Lo que tenés que saber antes de salir de casa. De lunes a viernes a las 8 am, editado por Iván Weissman.

Ver todas las newsletters