René: “Lo más lindo del voluntariado es ver sueños hechos realidad”- RED/ACCIÓN

René: “Lo más lindo del voluntariado es ver sueños hechos realidad”

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION
René, voluntario y activista indígena.

Intervención: Julieta de la Cal.

René, voluntario y activista indígena.
Intervención: Julieta de la Cal.

René Calpanchay cuenta con una amplia experiencia como activista por los derechos de poblaciones indígenas y como emprendedor (por ejemplo, es uno de los creadores de Pueblos Originales, un emprendimiento turístico para compartir experiencias y saberes de los pueblos andinos). También es un referente de las organizaciones de base comunitarias en su región.

Las comunidades de pueblos originarios sintieron especialmente el impacto de la cuarentena y el aislamiento económico y social que les produjo. En marzo de 2020, René se sumó al grupo de voluntarios de la Red de Comunidades Rurales Argentinas. Entonces, ayudó para la traducción a la lengua quéchua de un afiche informativo sobre la higiene de manos, una campaña de la cual participó RED/ACCIÓN.

Luego, fue un actor clave para el armado del Banco de Proyectos Comunitarios Rurales, un proyecto cuyo armado demandó más de un año y que está en marcha desde el 1° de octubre, gracias a la cooperación de la Inter-American Foundation.

“Los bancos son la respuesta que propusimos para que organizaciones de base comunitaria pudieran acceder más fácilmente a recursos, tanto económicos como de donaciones materiales o de conocimientos”, explica Patricio Sutton, director de la Red de Comunidades Rurales. Cuenta que René “apoyó el proyecto con mucha fuerza”, participando en las reuniones de codiseño con referentes comunitarios de Susques y Humahuaca. Para Sutton, es clave esta participación de organizaciones de base comunitaria desde el inicio de proyectos de ayuda.

Y René fue clave para ello. Él define su tarea como: “Coordinar con las comunidades andinas los sueños colectivos para sobrevivir, convivir, producir, consumir y darle sentido a la vida con dignidad, respeto y generar confianza para cuidar, ser feliz y vivir bien”.

En un video, René explica que “el banco permite que, manteniendo el estilo de vida comunitario, equilibrado y armónico de las comunidades andinas, podamos trabajar en complementariedad con otras instituciones para encontrar el propósito de vida, generar impactos económicos, sociales, interculturales y ecológicos positivos”.

A partir de su larga experiencia como activista y voluntario, René, considera que lo más lo más lindo de este rol es “vivir los sueños colectivos hechos realidad, como la recuperación de los títulos comunitarios, y también de la identidad y la sabiduría ancestral para administrar lo escaso que tiene valor”. También dice que lo más difícil de la tarea del voluntario es la falta de recursos económicos.

Para René, la pandemia dejó una lección: “Que todos podemos aportar para generar impacto positivo y transformar la realidad con nuevos modelos de armonía entre el sentir, pensar y hacer”.

PARTICIPÁ DE LA RED DE COMUNIDADES RURALES

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable