Ser mentor de un colega podría ayudar a bajar el estrés | RED/ACCIÓN

Ser mentor de un colega podría ayudar a bajar el estrés

Distintas investigaciones demostraron que los empleados jóvenes se benefician de recibir mentoría. También, se puede observar que la orientación por parte de colegas de mayor jerarquía mejora el desempeño y satisfacción laboral de los mentoreados. Sin embargo, sabemos mucho menos respecto a cómo la mentoría podría beneficiar a los mentores.

Nos interesó, particularmente, entender cómo la mentoría podría ayudar a los mentores que trabajan en ocupaciones estresantes. Investigaciones previas han sugerido que la mentoría puede mejorar la salud emocional de los mentoreados cuando se establece una relación cercana y de confianza. Nos preguntábamos si los mentores recibirían los mismos beneficios de salud mental gracias a dicha relación.

Realizamos un estudio longitudinal de un programa formal de mentoría en una fuerza policial inglesa. Los resultados mostraron que los mentores experimentaron menores niveles de ansiedad, y describieron sus trabajos como más significativos, en comparación con los que no dieron mentoría. A partir de nuestras entrevistas aprendimos que la mentoría les brindó a los oficiales, tanto de bajo como de alto nivel, un espacio para discutir y reflexionar sobre sus preocupaciones. Los mentores escucharon los relatos de ansiedad contados por sus mentoreados y entendieron que estos sentimientos — que ellos también compartían — eran comunes. Tanto mentores como mentoreados se sintieron más cómodos al discutirlas y compartir diferentes mecanismos para lidiar con ellas. Los mentores muchas veces consideraron que sus interacciones con colegas más jóvenes son terapéuticas.

Muchos mentores a los que entrevistamos también señalaron que la mentoría incrementó el significado de su trabajo. Hablaron acerca de cómo la dirección de proyectos de largo plazo y las reuniones muchas veces les impedían realizar lo que describieron como “trabajo policial real”. Esto significaba que tenían menos oportunidades de ver el impacto de su trabajo en las vidas de las personas. Sin embargo, podían ser testigos de resultados más directos e inmediatos al ayudar a los policías jóvenes a los que orientaban.

¿Por qué la mentoría tiene este impacto en los mentores? A pesar de las presiones que acompañan a sus roles, los oficiales de policía tienden a no buscar apoyo de otros oficiales, incluyendo colegas de mayor nivel. Esto es para evitar el estigma negativo asociado con los desórdenes de salud mental. Por lo tanto, la mentoría ofrece una forma de que los oficiales construyan confianza dentro de una relación, colocando las bases para una comunicación abierta y honesta sobre temas sensibles.

Creemos que la mentoría tiene el potencial para respaldar la salud mental de los mentores en otros entornos. Aunque el trabajo policial es diferente de muchas ocupaciones, el estigma que rodea la salud mental se extiende en muchos lugares de trabajo.

Por supuesto, la mentoría es una inversión y los beneficios no siempre son inmediatos. Los compromisos laborales pueden interponerse en el camino e impedir reuniones constantes, dejando a algunos mentores y mentoreados sin poder establecer conexiones personales. Las organizaciones necesitan dedicar recursos para la mentoría y permitir la flexibilidad necesaria para que crezcan estos espacios. Aquellos que se comprometan con ser mentores podrían sorprenderse de los beneficios multidimensionales.

Michael Gill es profesor asociado de estudios organizacionales en la Saïd Business School, University of Oxford. Thomas Roulet es académico senior en teoría de las organizaciones en la Judge Business School, University of Cambridge.

©HBR, distribuido por The New York Times Licensing Group

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

La Inteligencia Artificial hace posible un sociedad utópica

Después de siglos de industrialismo, ahora estamos en la cúspide de una revolución tecnológica que tiene el potencial de abolir todo el trabajo necesario, dando lugar a sociedades construidas en torno al ocio y un ideal clásico de libertad. El mayor obstáculo para realizar tales sociedades es cultural, no tecnológico.