Spotify lanza una nueva forma de suscripción que reducirá las regalías de los compositores - RED/ACCIÓN

Spotify lanza una nueva forma de suscripción que reducirá las regalías de los compositores

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

La plataforma ofrece un paquete de música y audiolibros que le permitiría ganar más dinero y pagar menos. La Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos presentó una queja ante la Comisión Federal de Comercio.

Foto de Imtiyaz Ali en Unsplash

Foto de Imtiyaz Ali en Unsplash

La plataforma de música más exitosa del mundo volvió a meterse en problemas con los compositores tras el lanzamiento de un nuevo paquete de suscripción premium en Estados Unidos. El programa ofrece música y audiolibros, y el problema es que su comercialización provocaría una reducción de más de 160 millones de dólares en las regalías de los compositores.

“Spotify ha declarado la guerra a los compositores”, dijo David Israelita, director de la Asociación Nacional de Editores de Música (NMPA) estadounidense, según la revista Rolling Stone. El punto clave está en que por determinación de la Copyright Royalty Board (CRB), cuando una plataforma ofrece un paquete —en este caso, de música y audiolibros— puede pagar menos regalías ya que las canciones representan solo una parte del producto.

El nuevo paquete de Spotify se presenta como un aumento en el costo de su suscripción premium (de $9.99 a $10.99 dólares en Estados Unidos), que incluye ahora 15 horas de audiolibros por mes. Pero aunque los suscriptores pasen a pagar más, las regalías descienden.

Actualmente, el 97 % de las suscripciones en el país norteamericano son en paquetes y, además, ahora Spotify reclasificará sus planes de suscripción dúo y familiar como paquetes. Sin embargo, en teoría, la plataforma también lanzaría una opción para pagar solamente por la música, sin los audiolibros, algo que ya funciona en Reino Unido. De esta manera, en este tipo de suscripción las regalías irían directo a los compositores.

Ahora, la NMPA presentó una queja ante la Comisión Federal de Comercio y envió cartas a fiscales estatales de Nueva York, California y Tennessee calificando la estrategia como “un plan para aumentar las ganancias engañando a los consumidores y engañando al sistema de regalías musicales”.