한국 스페셜 에디션 - Todo lo que siempre quiso saber de Corea del Sur (y nunca se animó a preguntar) | RED/ACCIÓN

한국 스페셜 에디션 - Todo lo que siempre quiso saber de Corea del Sur (y nunca se animó a preguntar)

Cine, comida, música, poesía y moda: viví la cultura de un país fascinante.

¡Hola! O mejor dicho: ¡안녕하세요! Hoy tengo preparada para vos una edición dedicada a Corea del Sur, un país que queda a 19.000 kilómetros de la Argentina pero que podés visitar de forma fácil y barata si seguís este manual.

Algunos datos: en la Argentina reside la segunda comunidad coreana más grande de América latina y la decimoquinta a nivel mundial. La avenida Carabobo, entre las avenidas Eva Perón y Castañares, es el sitio del Barrio Coreano, adonde además de restaurantes hay unos karaokes imperdibles.


Compartí esta newsletter o suscribite

Ilustración: Pablo Domrous

1

EL CINE COREANO ES UN BOOM

Ya empezó la séptima edición de Han Cine, un festival organizado por la Embajada de la República de Corea y el Museo de Bellas Artes, que ofrece un pantallazo del séptimo arte de ese país.

Se seleccionaron 20 películas de la movida cinematográfica actual, que por cierto es muy rica -basta con acordarse de que Parasite, de Bong Joon-ho, ganó el Oscar a Mejor Película y la Palma de Oro en Cannes-. Esta vez, la programación se va a presentar vía streaming a través de la plataforma CineAr. ¡Es gratis! No te duermas. El festi dura hasta el 22 de noviembre.

El gran golpe (2012). Dirección: Choi Dong-hoon.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

HANSIK SIGNIFICA “COMIDA COREANA”

  • Fa-Song-Song: El nombre de este local de fast-food de Microcentro significa “el sonido que produce la cebolla de verdeo cuando se pica en una tabla”. Chequeado. No te equivocás con: deopbap, bibimbap o myeon (una sopa de fideos al estilo ramen que pica bastante). Todos los platos vienen acompañados de kimchi, un fermento de col picante. Para tomar: bong bong, que es una especie de juego de uva, o makguli, un vino de arroz. Esmeralda 993, Retiro.
Fa Song-Song está abierto de lunes a viernes para almorzar; para cenar, de lunes a sábados.
  • Una canción coreana: Comandado por An Ra Chung, que además de cocinera es cantante lírica (y que inspiró una película sobre su vida), el lugar se convirtió en un clásico del Bajo Flores. No te equivocás con: el kimchi akusai, que se fermenta durante tres días, y el bulgogi, un bowl de carne cortada bien finita con verduras. La clave, por supuesto, está en pedir un poco de todo. Queda en Av. Carabobo 1549, Bajo Flores. 
  • Lab Sucré: Paola Chang, la chef de esta pastelería, una mujer de ascendencia coreana, se formó en París y Asia antes de poner su propio negocio. Las delicias de este lugar fusionan las tradiciones de Occidente y Oriente, con el matcha como ingrediente clave. Avellaneda 1932, Caballito.
  • Azit Chicken Bar: El dueño, Jonathan Kang, aprendió todo de de su mamá, que desde hace varios años instaló en su casa una parrilla coreana llamada BAB (dicho sea de paso, si no fuiste nunca a una parrilla coreana ¡tenés que ir!). La especialidad de Azit es el pollo frito, una de las comidas callejeras típicas de Seúl. Encontralo en Ruperto Godoy 733, Flores.

3

UN PASEO POR EL K-POP EN YOUTUBE

K-pop es la forma de llamar a la música popular de Corea del Sur. Adentro de este paraguas gigante entran distintos géneros, como el pop hecho y derecho, la música dance, el hip hop o el rap. La movida se destaca por su estética colorida, el uso de coreografías, frases que mezclan coreano e inglés y unos videoclips de altísimo presupuesto.

Blackpink había roto el récord del video más visto en YouTube en las primeras 24 horas pero este año BTS las sobrepasó.

En los últimos años, el k-pop cruzó las barreras de Asia y pasó a ser un fenómeno mundial. La forma de cazar talentos en esta industria es bastante particular: las agencias de entretenimiento eligen aprendices y los capacitan en idiomas, música y baile hasta que estén listos para su debut. Según The Wall Street Journal, la formación de un ídolo pop coreano cuesta, en promedio, unos tres millones de dólares. Claro que el mercado es tan grande que, de lograr éxito, esa inversión inicial se convierte en un vuelto.

  • Fantastic Baby, de Bigbang, es probablemente el video más extraño de k-pop que me crucé hasta ahora. Te tiro la sinopsis: en un mundo en el que la música es ilegal, un tipo con pelo naranja de longitud nivel Rapunzel se sienta en un trono y canta mientras hay disturbios violentos en todas partes.
  • Épico. $10, de Hitchhiker En este video, una cosa gigante y peluda y brillante camina por la ciudad, los billetes de cinco dólares hablan y los carteles de la calle también. La cara del cantante no aparece nunca: sus apariciones están todas simuladas por computación.
  • Los “rivales masculinos” de Blackpink, al estilo Spice Girls vs. Backstreet Boys, son los chicos de BTS (siglas para “boy scouts a prueba de balas”) que se convirtieron en celebrities mundiales con singles como “DNA”, “Boy With Luv” o “Dynamite”.

4

UN POETA

Ko Un fue nominado al Premio Nobel de Literatura en los años 2002 y 2004.

Ko Un (1933) es uno de los escritores coreanos más importantes de su país. Hijo de campesinos pobres, se acercó por primera vez a los textos clásicos chinos cuando tenía ocho años. La traumática experiencia de la Guerra de Corea, que empezó cuando estaba en la secundaria, lo empujó en más de una ocasión a tratar de quitarse la vida.

A los 19 años entró en una orden budista para vivir de limosna, y permaneció ahí durante una década. A los 30, quemó todos sus manuscritos. A los 40, creó una organización por los derechos humanos. A los 47 años fue arrestado por sospecha de traición. Cuando lo liberaron, se casó y se dedicó de lleno a escribir. Su obra abarca más de 120 libros y recibió dos nominaciones al Premio Nobel.

Acá va un poema suyo:

LA VELA BLANCA

Nadie desea la tempestad, ¡esto es cierto!
Y, en cambio tú, blanca vela ahí fuera en el mar,
en lo hondo del corazón esperas que llegue la tempestad.
Porque sólo durante la tempestad
logras estar viva.

Oh, blanca vela paciente y nostálgica en el gran mar azul!
La lucha ha empezado.

Mi mirada no se aparta de ti.

Entre la hierba, bajo mis pies,
incluso una brisa suave es tempestad.

5

Foto: Martín Pisotti

EL OCIO SEGÚN… María Lee. Hija de un coreano (del Norte) y de una argentina, siempre buscó conectar con las historias genealógicas de las demás personas, trabajando con diseñadores y artistas con piezas que reflejen la identidad latinoamericana. En 2011 creó Panorama, una tienda de diseño de autor que tiene como premisa el respeto por lo cercano, lo manual, lo artesanal, los oficios. Seguila en su perfil de Instagram.

En el último tiempo, Lee estuvo haciendo un ciclo de encuentros en su casa entre gente que no se conocía entre sí para degustar platos de su Corea: ‘‘Tenemos el sueño de abrir un restaurante coreano en Buenos Aires y finalmente está tomando forma”, dice.

  • Un libro: Este último año estuve leyendo mucho sobre antroposofía. Recomiendo El nuevo orden social de Rudolf Steiner para adentrarse en la materia. Un libro que me encanta y me hace reír mucho es La conjura de los necios de John Kennedy Toole: creo que es mi novela favorita, e Ignatius Really, uno de los mejores personajes de todos los tiempos.
Dersu Uzala (1976). Dirección: Akira Kurosawa
  • Una película: Miro dos o tres películas por semana. ¡Me considero una persona cinéfila! Algunas de las que vi en el último tiempo y me gustaron: el ciclo Comédies et Proverbes de Eric Rohmer; Señora de nadie, de Maria Luisa Bemberg; The Belly of an Architect, de Peter Greenaway; Missing y État of Siège de Costa Gavras, Dersu Uzala de Akira Kurosawa, La flor de Mariano Llinás; Drifting Clouds y Lights in the Dusk de Aki Kaurismäki, El silencio a gritos de José Celestino Campusano; Two One de Juan Cabral; Novecento, de Bernardo Bertolucci y 7 cajas, de Juan Carlos Maneglia.

Paso también algunas de las pelis que me marcaron en la infancia y adolescencia: Tarnation, de Johnathan Caoutte; Ran, de Akira Kurosawa; La ciénaga, de Lucrecia Martel; Sympathy for Mr. VengeanceOldboyLady Vengeance, de Park Chan Wook (es coreano); Kikujiro, de Takeshi Kitano; Fanny & Alexander, de Ingmar Bergman. 

  • Un álbum: Cualquiera de Éthiopiques, una serie de discos compactos interpretados por cantantes e instrumentistas etíopes y eritreos. Estos compilados recopilan sencillos y álbumes de los años 60 y 70. Son ideales para dejar sonando en casa.
La colección Éthiopiques ya cuenta con 30 ediciones publicadas entre 1998 y 2017.
  • Un restaurant coreano: Jangukan, en Saraza al 2100, en Bajo Flores, es mi cantina coreana preferida de Buenos Aires. El cartel a la calle reza simplemente “Restaurant coreano” y hay que tocar el timbre para entrar. Otro que abrió hace poco es Nanum. Tiene una propuesta con adaptaciones al paladar argentino que me encantó.
  • Una canción: No sé, ¡millones! “A la noche la hizo Dios” de Atahualpa Yupanqui, “Haenim” de Kim Jung Mi, “The Sheltering Sky” de Ryuichi Sakamoto, “Baby” de Donnie Joe & Emerson, “Ceremony” de Joy Division, “Juan el cartero” de Los Charros, “Satchidananda” de Dan the Automator, “Stand On The Word” de The Joubert Singers (Larry Levan Mix), “Exzamba” de Ringo Galperin.
  • Un vino: Para el veranito, Montesco Agua de Roca 2019.
  • Si se acabara el mundo, ¿con quién compartirías una última cena? La compartiría con las personas que amo: mi familia, mis amigues y mis amantes. Comeríamos comida coreana como chap chae, bulgogi, eomuk bokkeum, kimchi, kimbap, dubu-jorim, gyeran-jangjorim, myeolchi-muchim o kkaennip-jangajji.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar: ¿ya la conocés? Ofrece una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilita el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

THE END. Espero que haberte hecho viajar un rato en estos tiempos en los que la perspectiva de tomarse un vuelo a Asia es bastante complicada. ¡Vuelvo el próximo jueves con más datos!

Grandísimo fin de semana. ¡Que descanses!
Delfi

Recibí CHILLAX.

Lo mejor de la comida, bebida y cultura de Buenos Aires, todos los jueves. Por Lucía Wei He.

Ver todos las newsletters