39 ideas para lidiar con las pantallas (personalmente y en familia) | RED/ACCIÓN

39 ideas para lidiar con las pantallas (personalmente y en familia)

Pregunté a nuestros lectores cuáles son sus estrategias para lidiar con las pantallas en casa. Más de 250 respuestas dan consejos de todo tipo.

Foto: Gerd Altmann

Estoy obsesionado con entender lo que el fenómeno de los smartphones y las pantallas está provocando en nuestras vidas. Me detengo en cada artículo, gráfico o comentario en las redes sobre el tema, y entre los últimos libros que compré hay varios que tratan el asunto, aunque sea de modo diagonal.

De modo que salí a preguntar (a los miembros de RED/ACCIÓN y a nuestros lectores en redes) sobre nuestras estrategias para lidiar con las pantallas en casa. Las más de 250 respuestas iluminan una buena cantidad de fórmulas personales y familiares, con tips e ideas que pueden sernos útiles. Después de tabular las respuestas abiertas, aquí van 39 ideas para lidiar con las pantallas.


Las respuestas están ordenadas según la siguiente lógica o categoría: separarse físicamente del aparato (respuestas 1 a 8), utilizar las herramientas o el software del propio celular (9 a 15), ejercitar diversos tips de autocontrol (16 a 20), crear alternativas analógicas (21 a 23), y finalmente reuní las estrategias familiares (24 a 39). Y no se pierdan al final los sincericidios de los que se sienten derrotados frente al tema, y algunas respuestas más extensas y muy interesantes.


Ahora sí: 39 ideas para lidiar con las pantallas.

  1. “Dejo el celular en otra habitación” (muchísimas menciones)
  2. “Pantalla cero durante las comidas” (muchísimas menciones)
  3. “Si lo dejo en una mesa, siempre boca abajo” (muchas menciones)
  4. “En una reunión no lo saco del bolsillo” (muchas menciones)
  5. “Si salgo a la noche y puedo, lo dejo en casa”
  6. “Yo necesito alejarlo de mi vista”
  7. “El celu, afuera del cuarto y de la mesa. Y la TV afuera del cuarto, también”
  8. “Celular y almohada, historia separada”
  9. “Desactivé tooodas las notificaciones” (muchísimas menciones)
  10. Lo dejo en modo No molestar(muchas menciones)
  11. “Cuando entro a casa lo pongo en silencio” (algunas menciones)
  12. “Monitoreo mi uso con la app de Apple”
  13. “El timer en iPhone me impide el acceso a algunas apps después de un horario”
  14. “Limito el tiempo en pantalla de algunas aplicaciones”
  15. “Desinstalé Instagram y Twitter de mi celu, fue la única solución...”
  16. “En casa celu se apaga a las 22.00, máximo las 23.00, a no se que alguien de la familia aún siga en la calle”
  17. “En casa apagamos el wi-fi cuando nos vamos a dormir”
  18. “Un día decidí no mirarlo tanto los fines de semana, o cuando estoy conversando con alguien. De a poco lo estoy logrando”
  19. “Una hora antes de irme a dormir, suspendo las pantallas”
  20. “TV sólamente a partir de las 20 de lunes a viernes. Celular se apaga entre las 23.30 y las 7.30, a veces dejo apagado durante todo el domingo. Netflix sábado y domingo por la tarde, a veces por la noche”
  21. “Lo único efectivo es entretenerme con una actividad analógica que me lleve varios minutos; por ejemplo, limpiar la casa”
  22. “Me gusta mucho leer en papel, es lo único que me saca de la tele”
  23. “Por cada capítulo de Netflix, dos capítulos de un libro”
  24. “Si un teléfono está en la mesa se confisca, no importa si es de los chicos, adultos o invitados”
  25. “Mi hija de dos años no ve tele ni pantallas, salvo alguna foto familiar en el celular”
  26. “Cuando miramos Netflix dejamos todos los celulares juntos para no tentarnos”
  27. “'Te quedás sin celu' es la amenaza y castigo más efectivo...”
  28. “No tengo estrategias ni tips. Pido ayuda para no sentirme despreocupada, o Hitler. O ambos a la vez”
  29. “La única prioridad del celu es para que los padres estemos conectados con los hijos cuando no están en casa”
  30. “Algunos momentos del día son de uso libre”
  31. “Pactamos un turno de 6.30 a 7.30 pm en la semana y dos turnos el fin de semana (post-almuerzo y a la noche)”
  32. “Sin pantallas para los chicos después de cenar. Para los adultos sin pantallas al llegar del trabajo, a menos que sea urgente”
  33. “Si hay una urgencia cuando comemos, hay que levantarse y usar el celu fuera de la mesa”
  34. “Horarios establecidos, sesiones de pantallas breves, controles parentales y contraseñas en los dispositivos que usa la pequeña de la casa (10 años)”
  35. “Trato de canjearles horas de pantallas por horas de lectura y deporte”
  36. “Tenemos reglas realistas, de 2019, no de 2005. Pero como adultos tenemos que ser los primeros en dejar las pantallas de lado”
  37. “Cuando se cortan las pantallas a niños, se cortan todas. Si no, hay efecto un sustitución: tablet reemplaza play, celular a tablet y TV a celular; al final, libro o "papel" reemplaza a TV para mitigar abstinencia”
  38. “Control parental en las cuentas y los dispositivos que lo permiten. Además, de 1,5 a 2 horas de Fortnite por día (incluso los fines de semana)”
  39. “Pantalla de cualquier tipo, dos horas máximo por día. Los adultos alineados, controlan”

Honestidad brutal y catársis

Algunas personas respondieron el sondeo con un sincericidio conmovedor, y admitieron que por el momento la batalla está perdida.

  1. “Yo hago lo que puedo... que es bastante poco” (varias menciones)
  2. “Llegué a contestar esta encuestas sólo para estar con el celu...” (¿La mejor respuesta?)
  3. “Mis niños son chicos, pero estoy al borde de eliminar pantallas”
  4. “¿Tips? Respirar hondo, tener mucha paciencia y decir 'No'”
  5. “No tengo ningún truco... 🙁 ”
    “No tengo trucos ni tips. Reconozco que tengo una adicción a las pantallas, y no busco controlarla”

Respuestas extensas y valiosas

“Mi estrategia es intentar presentarle a mis hijos propuestas más atractivas de las que le ofrecen las pantallas. No sirve pedirles que apaguen la tele a los gritos si no voy a proponerles una alternativa agradable: un juego, una charla, una actividad juntos. Cualquier chico prefiere mil veces más jugar a algo con sus padres o con sus pares que jugar con el celular. Pero hay que ocuparse de cultivar estas relaciones. Mi estrategia es que el vínculo se vuelva tan atractivo e interesante que no sientan ganas ni necesidad de refugiarse en las pantallas ?”

“Si cuando mis hijas me preguntan algo me encuentran mirando el teléfono por temas no urgentes, automáticamente lo dejo e intento no volver a agarrarlo por un largo rato. Las pantallas no son chupetes para ellas ni premios, son momentos de esparcimiento en familia que deben estar equilibrados con otros como leer, dibujar, pintar, contar historias, juegos y tiempo al aire libre.”

“Como padre, me preocupo de que mis hijos vayan a la escuela, hagan alguna actividad física, se relacionen bien con sus amigos y en casa, estén bien de ánimo. Si todo esto se cumple, presto un poco de atención al contenido de lo que ven en la tablet. Si todo esto se cumple y el contenido es adecuado, las horas frente a la pantalla no son un problema”

“1) Soy madre reciente: ¿qué hacían las mujeres antes mientras daban la teta? Tengo que hacer mucho autocontrol para no estar leyendo cosas que ni me interesan mientras amamanto. 2) Tengo la pantalla dinamitada del celular, a pesar de que compré uno nuevo, lo tengo en su caja, guardado. La pantalla rota me ayuda a no querer estar mucho tiempo leyendo cosas que no me interesan. 3) Me crié en el campo con un solo televisor en la casa, puesto en el lugar más 'pasillo' que se pudiera para que nadie mirara solo, nadie pudiera estar mucho tiempo mirando por la noche, y que nadie se colgara demasiado. Hoy en día, todos adultos, las consecuencias son bastante buenas: sólo un cuarto de los hermanos tiene tele en su pieza, el resto no miramos tele (ni estamos todo el día viendo contenidos en el celular). Reproduje esa ubicación en mi casa propia casa y de ese modo evito que mi marido mire tanta televisión como quisiera (si la tele está prendida, molesta a los dormitorios). Esa solución no cuenta con los smartphones, pero estoy pensando en incoporar zonas donde se habilita el celular y zonas donde no está permitido usarlo (¡el baño, por ejemplo!). 4) Distribución de las discusiones de pareja: 1/4 por las mascotas, 1/4 por la distribución de las tareas domésticas, 1/2 por no estar prestándonos atención por estar mirando el celular, escuchar audios mientras la otra persona está hablando (somos dos; es decir, uno le habla a otro y sin embargo se acciona un audio en altavoz), perder tiempo cotidiano y tiempo de compartir por estar consumiendo cosas que (no) pasan en la pantalla.”

¿Tenés otras ideas?

Recibí FUTURO

La tecnología que viene hoy. Todos los viernes, por Axel Marazzi.

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡CONOCÉ MÁS!

Opinión

Las enseñanzas del confinamiento

La pandemia de COVID-19 es el mayor choque sincronizado que el mundo ha experimentado en generaciones. Pero esta crisis no será la última de su tipo. Necesitamos urgentemente aprender todo lo que podamos de la experiencia actual y adaptar las prácticas de desarrollo internacional y la investigación en consecuencia.

Oxígeno

El después de las pandemias en la historia: salir adelante para mejorar

Pareciera que de a ratos el mundo está generando un gran acuerdo y que, como en otras pandemias, éste va a iluminar el avance tecnológico, la comunicación, la cultura solidaria y el deseo de abrazarse entre los pueblos.

Actualidad

5 motivos por los que podemos sentirnos atraídos por noticias que nos desinforman

A veces buscamos información que justifique lo que pensamos o nos apuramos a compartir noticias porque nos enojan. Otra causa bastante común es que, pese a que desconfiamos de la veracidad, creemos que la información es interesante. En esta ilustración, te compartimos ideas que te van a ayudar a no viralizar información erró

Opinión

Nos debemos un debate sobre el uso de datos digitales de nuestra conducta

Las tecnologías digitales, los datos del comportamiento humano y la toma de decisiones algorítmicas desempeñarán un papel cada vez más crucial para abordar las crisis futuras. A medida que confiamos cada vez más en los grandes datos para resolver problemas importantes, la pregunta más importante que enfrentamos no es qué podemos hacer con ellos, sino qué estamos dispuestos a hacer.

Foto: Universidad Nacional de Hurlingham

Actualidad

Quién es el físico argentino que explica el impacto de la pandemia en hilos de Twitter que son tendencia

Jorge Aliaga es investigador del Conicet y todos los días publica un hilo de unos 20 tuits en el que muestra gráficos con la evolución de casos, testeos, muertos y otros indicadores. "Mucha gente pregunta cuándo llegará el pico, como si fuera un huracán, pero el huracán somos nosotros y lo armamos cada vez que nos juntamos sin distanciamiento", asegura.

Intervención: Pablo Domrose / Foto: Enrique Cabrera - Télam

Educación

Francesco Tonucci: “Hay que defender a los buenos maestros y renunciar al aula para convertir la escuela en talleres”

El pedagogo italiano es consultado por ministros de Educación de varios países, incluido la Argentina, y propone aprovechar la irrupción de la pandemia para promover un cambio profundo en el funcionamientos de la escuela. Llama a que se acuerde con niños, niñas y adolescentes el proyecto de cada colegio y que se trabaje en descubrir la vocación de sus estudiantes.