Adolescentes: claves para dejar de reproducir discursos discriminatorios | RED/ACCIÓN

Adolescentes: claves para dejar de reproducir discursos discriminatorios

Los incorporan de adultos y de pares. El aspecto físico es el principal motivo de burlas entre ellos y ellas.

Foto: Gentileza Fundación Encontrarse en la Diversidad

Una encuesta entre adolescentes destaca que el aspecto físico es el principal motivo de burlas y comentarios ofensivos entre ellos y ellas. Ese discurso discriminatorio es incorporado de adultos y pares. Cómo empezar a deconstruirnos para dejar de reproducirlo (y de enseñarlo).

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Foto: Gentileza Fundación Encontrarse en la Diversidad

Algunos datos para empezar a pensar. El aspecto físico es el principal motivo de burlas y comentarios ofensivos entre adolescentes, según la “Primera Encuesta Nacional sobre Diversidad y Discriminación en la Escuela” que realizó la fundación Encontrarse en la Diversidad. Del relevamiento, que se realizó de manera virtual entre agosto y septiembre pasado, participaron 899 estudiantes secundarios de las 24 jurisdicciones. 

  • 43% del total de los encuestados. Dijo haber recibido en la escuela un chiste o comentario que lo/a ofendió o generó incomodidad, y de esas respuestas, el 86% señala que los sobrenombres o aproximaciones incómodas estuvieron vinculadas al aspecto físico, talla, peso o vestimenta.

    👉 Desde la fundación. Interpretan que estos resultados reafirman las percepciones en relación con “la belleza”, los cuerpos hegemónicos, la búsqueda por alcanzar ciertos estándares y los estereotipos que se reproducen.

    👉 También consideran. Que dichos estereotipos y patrones continúan desarrollándose, aprendiéndose y enseñándose en distintos ámbitos de la vida cotidiana: la escuela, la familia, el trabajo, el espacio público y los medios de comunicación, entre otros.

  • Teniendo en cuenta. Que las relaciones entre adolescentes hoy más que nunca transcurren en la virtualidad, el 62% consideró que el maltrato, las burlas y los comentarios ofensivos disminuyeron durante la cuarentena.
  • 9 de cada 10 adolescentes. Respondieron haber presenciado una situación de maltrato, burla o acoso, y 4 de cada 10 manifestaron no haber intervenido.

    👉 Más del 80% de quienes no pudieron intervenir. Expresaron que les hubiera gustado decir o hacer algo.

    👉 Vale destacar. Estos porcentajes se repiten indistintamente en establecimientos de gestión pública y privada.

  • En un 65% de los casos. Son las mujeres las que reciben un apodo que no les agrada.

    👉 68% de las mujeres encuestadas. Declararon haberse sentido incomodadas por chistes o comentarios ofensivos.

  • 70% de las mujeres. Reaccionan ante situaciones donde presencian la incomodidad de otros/as estudiantes.
  • Los datos de la encuesta. Fueron presentados ayer, en el marco de la 14° Jornada Anual para “Encontrarse en la Diversidad”, que reunió -este año de manera virtual- a más de 1.100 jóvenes de todo el país.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Imagen: Fundación Encontrarse en la Diversidad

Para pensar. Ante una situación de burla, acoso o violencia está quien lo dice, quien lo escucha/recibe y quien lo ve. Lo primero que tenemos que hacer es reconocer en qué lugar estamos. Por tres motivos:

  • Uno. Estamos muy acostumbrados a poner la mirada en la persona que recibe el comentario discriminatorio. Pero por qué no revisamos el discurso de la persona que lo emite y a la sociedad que construye esos discursos.

    👉 Es importante. Reconocer que quien discrimina no es original. Es decir, copia discursos consensuados y aprendidos.

  • Dos. Si uno es testigo y no interviene, vale preguntarse por qué no lo hace.

    👉 Puede ocurrir. Que no intervenimos porque coincidimos con el discurso. Pero puede ser que nos callemos porque tenemos miedo a  sufrir represalias. Entonces, debemos reconocer que también somos víctimas de esa situación.

  • Tres. Pensemos qué estamos haciendo como miembros de nuestra comunidad para que estos discursos pierdan sentido. Porque no es casual que en comunidades con mejor convivencia y trato, los niveles de angustia y malestar en los adolescentes sea más bajos que en comunidades aledañas.

3

Ariel Dorfman

#3 preguntas a Ariel Dorfman. Es el director general de la Fundación Encontrarse en la Diversidad, que acaba de presentar las conclusiones de una encuesta sobre Diversidad y Discriminación en la Escuela.

  • En la encuesta, el 86% de los adolescentes consultados reconoció al aspecto físico como el principal motivo de burlas y comentarios ofensivos en el ámbito escolar. ¿Se sabe qué pasó durante la pandemia con estos actos discriminatorios?

    👉 Si bien la encuesta se hizo en agosto-septiembre. 38% del total de los chicos y chicas que respondieron dijeron que el maltrato o acoso se sostuvo o se incrementó en la virtualidad. Es decir, se sostuvieron en las redes sociales, en los chat de WhatsApp, etc.

    👉 Vale aclarar. Que el ciberacoso tiene las mismas características que el acoso presencial, agravado con que al no estar cara a cara a veces es más ofensivo y desolador.

    👉 Algunos chicos y chicas. También nos plantearon el temor a prender la cámara y mostrar el contexto hogareño, durante las clases sincrónicas, por ejemplo. El miedo a no poder mostrar lo esperable.

  • ¿Qué es lo que está faltando desde la escuela, la familia, los medios, el espacio público para que esto se revierta?

    👉 En todos los ámbitos que mencionas hay adultos. Y es importante que seamos responsables, que tengamos en cuenta que somos nosotros los que enseñamos a discriminar. Chicos y chicas aprenden de nosotros y su pares.

    👉 En ese sentido. Los medios de comunicación, el cine, la cancha, son lugares donde se aprende a discriminar. Es responsabilidad de la comunidad dejar de mostrar un mensaje de certeza en cuanto a la imagen que corresponde tener. Debemos enseñar a respetar el cuerpo de  los demás porque no hay dos cuerpos iguales.

    👉 Tenemos que estar atentos para poder revertir las miradas discriminatorias. Estoy mirando el film “La Mujer Maravilla”, que se estrenó hace solo unos años. Y si bien incorpora un mensaje algo feminista, ella tiene una estética determinada, contundente diría.

    👉 Desde la fundación. Insistimos en la idea de que somos soberanos de un territorio: nuestro cuerpo, donde nadie nos puede discutir nada. Hay que comprender que con nuestro cuerpo hacemos lo que queremos, pero muchísimo más lo que podemos.

  • Ahora, muchas veces adolescentes que presenciaron situaciones de maltrato reconocen que hubiesen querido intervenir, pero no pudieron...

    👉 Tenemos que empezar a construir comunidad. Es decir, un grupo de pares que conviven y que nos permiten a todos vivir plenamente. A su vez, es nuestra responsabilidad que nadie la pase mal. Y poder actuar en tal caso.

    👉 Para eso. Hay que reconocer que hay desigualdad de poder, porque discrimina el que puede no el que quiere. El que puede golpear con el puño o la palabra.

    👉 También. Es importante reconocer que estos discursos habilitan a la violencia, porque pocos agarran a trompadas a alguien sin pasar por un discurso que deshumaniza y aleja.

    👉 Para poder matar. Hay que transformar al otro en cosa: judíos, armenios, putos, minitas. El gordo entonces pasa a ser “el gordo” no el que es hincha del mismo equipo, con tus mismas inquietudes. Hay que trabajar en la deconstrucción de los discursos de odio, que es lo que previene la violencia.

4

Twitter de @LucasDanielVog2

Seguimos conversando🗣️🧏🏻. Hace unos días hablamos con Mariana Maggio sobre cómo hackear 🚧 a la educación tradicional 📚 desde las redes 📱. Pocos días después, generosamente, Lucas Vogel me recomendó este artículo que publicó Valentín Muro y donde propone pasar del ‘hackear la educación’ al ‘hacer una educación para hackers’ 💡💪🏽 .

  • Desafiante e inspirador. El texto propone pensar qué significa ser un hacker en la educación y da ejemplos locales e internacionales. Les dejo un adelanto (que solo es la punta del iceberg 🧊 ) de lo que allí van a encontrar:

    👉 Los hackers. Son personas infinitamente curiosas e inquietas 🏃‍♀️🏃🏻 , que poco o nada tienen que ver con robar tarjetas de crédito o meterse en cuentas de correo electrónico. Un hacker es alguien que se divierte con el ingenio e intenta reconocer dónde están los límites para empujarlos.

    👉 Se apasionan por resolver problemas 🔎 . Es por eso que desarman las cosas para ver cómo funcionan y a partir de lo que aprenden poder crear cosas nuevas y más interesantes. Por eso es que puede haber hackers de cualquier cosa, desde astronomía a diseño de indumentaria.

    👉 Creen. En que no alcanza simplemente con vivir en el mundo 🌎 como nos es dado, sino que hay que cuestionarlo todo ❓ .

    👉 A partir de allí. Es que se pregunta: ¿Se puede ser un hacker en la escuela? ¿O acaso podemos pensar en escuelas 🏫 que generen hackers? 🚧 .

5

Decálogo para la docencia en línea💻. Lo desarrolló el grupo de investigación [email protected], de la Universitat Oberta de Catalunya. Tiene 10 recomendaciones para docentes online de los diferentes niveles educativos.👩🏻‍🏫👨🏽‍🏫

  • A esta altura. Puede parecer que ya todo está dicho. Sin embargo, este breve punteo creo que puede ayudar a organizarse no solo con los y las estudiantes, si no también con el resto de los y las docentes del equipo.💪🏽
    👉 Si está scon poco tiempo. Acá podés leer una síntesis.😉

Un mensaje de nuestro partner

#AhoraAprender. El 5 de noviembre, Educar 2050 realizará su XII Foro de Calidad y Equidad Educativa. La jornada invita a referentes educativos del ámbito público y privado a dialogar y reflexionar sobre las diversas experiencias tanto nacionales como internacionales, con el fin de brindar una mirada que nos ayude a prepararnos para el complejo escenario que tenemos por delante. Inscribite acá.

Si te parecen interesante los contenidos que publicamos en REAPRENDER, quiero contarte que los podemos producir gracias a cientos de lectores como vos, que aportan dinero para que así sea. Acá podés conocer más sobre cómo ser co-responsable✊.

Como siempre, te invito a conversar sobre la información que comparto. Tus comentarios me permiten ampliar la mirada🤗. Escribime a [email protected]. También podés hacerlo por Twitter, Facebook o Instagram. Te estaré leyendo 😉.

¡Hasta el próximo jueves!
Stella

Newsletter de Educación

Si te interesó esta nota podés seguir estos temas en REAPRENDER, nuestra newsletter de Educación. Recibila por mail todos los jueves.

Ver todas las newsletters

EN PROFUNDIDAD