Gordon Brown | RED/ACCIÓN

Hay que salvar a la generación COVID

Además de perturbar la economía, la pandemia también está haciendo descarrilar las oportunidades educativas para millones de los niños más pobres y vulnerables del mundo. Si los gobiernos y las organizaciones multilaterales no intervienen de inmediato, el daño causado hoy se sentirá en las próximas décadas.

Salvemos a la generación COVID

Aunque los ancianos con menos recursos se han llevado una cuota mayor del daño de la emergencia sanitaria, la pandemia ha generado una crisis educativa inédita que está afectando sobre todo a los niños más pobres y creando una generación que aprenderá menos.

Una respuesta a la crisis del COVID-19 para los pobres del mundo

Los países más pobres se enfrentan a emergencias económicas y de salud pública inducidas por una pandemia que exigen medidas inmediatas. Por lo tanto, los líderes del G20 deben ponerse de acuerdo para evitar que la recesión actual se profundice y mitigar su impacto en las personas más vulnerables del mundo.

La pandemia y la mortal urgencia del ahora

Las consecuencias de las fallas en la cooperación internacional en la lucha contra COVID-19 en los últimos meses ahora se pueden contar en vidas. Al no haber podido detener la primera ola de la pandemia, no debemos volver a cometer el mismo error.

La urgencia de educar a toda una generación

Año tras año, la comunidad internacional se atrasa aún más en el cumplimiento de su compromiso de brindar educación de calidad a todos los niños para el año 2030. Dado que la cantidad de chicos que no asisten a la escuela ya superó ampliamente los niveles de crisis, es hora de adoptar un nuevo enfoque.