Rebecca Knight | RED/ACCIÓN
Harvard Business Review | 19 de marzo de 2019

Cómo vencer el malestar que puede aparecer a media carrera

Todos tenemos momentos donde nos preguntamos: “¿estoy en la compañía correcta? ¿tengo el trabajo adecuado? y ¿hasta dónde puedo llegar?”. Estas preguntas son especialmente significativas para aquellos profesionales que están en la mitad de su carrera, es decir, que podrían estar buscando satisfacción mientras equilibran las demandas del hogar y las intensas presiones financieras. ¿Cómo se debería atender una crisis de media carrera?

“La mediana edad es el momento en el que se pierde la ilusión de la inmortalidad. Uno entiende que sus oportunidades no son inagotables, y se da cuenta de que el tiempo es finito”, dice Gianpiero Petriglieri, profesor asociado de comportamiento organizacional en el INSEAD. Incluso, aquellas personas que han alcanzado grandes aciertos en sus carreras no son inmunes a estos sentimientos, explica Whitney Johnson, una instructora ejecutiva. “Aunque es natural y normal experimentar inquietud profesional, usted necesita ser proactivo y descubrir qué hacer al respecto”, añade.

He aquí cómo hacerlo:

Reflexione y re-encuadre. En primer lugar, identifique la causa de su insatisfacción profesional. “Cuando uno siente cierto malestar, comienza a cuestionar todo”, dice Petriglieri. “Sin embargo, necesita diseccionar el problema y comenzar con el lugar donde duele. ¿Es su trabajo? ¿Es la organización en la que se encuentra? Dependiendo de su respuesta, la prescripción será diferente”.

Haga pequeños cambios. Es bastante común que, en términos generales, esté contento en la organización, pero se sienta miserable en su trabajo. Un posible remedio, dice Petriglieri, es considerar qué clase de pequeños cambios puede hacer para dedicarse con mayor plenitud al trabajo. Por ejemplo, podría buscar un proyecto emocionante e inmersivo, contratar empleados con distintos antecedentes o unirse a un comité interno que lo desafíe.

Enfóquese en aprender. Uno de los mayores culpables del malestar de media carrera es el aburrimiento. “Su vida y su carrera es una gran curva de aprendizaje”, dice Johnson. “Sin embargo, cuando llega a los 40, sabe qué es lo que está haciendo y sabe que es bueno en ello, así que se aburre”. Pedirle a su jefe un ascenso, y enfrentar nuevos desafíos y oportunidades, es una respuesta obvia. Johnson, sin embargo, recomienda considerar un movimiento lateral. “Pregúntese: ¿Subir es el único camino?” Si no hay oportunidades atractivas, Johnson sugiere que usted la diseñe buscando desafíos dentro de su organización. “Sea creativo. Piense en qué formas podría usar sus fortalezas para hacer que su compañía ahorre o gane dinero”.

Busque conscientemente significado. El deseo incumplido de generar un impacto es otro punto en común de infelicidad profesional, de acuerdo con Petriglieri. Podría llegar al punto en el que trabaje largas horas preguntándose, ¿Para qué es todo esto? Él sugiere hacer un esfuerzo concertado para conocer a las personas que se benefician directamente de su trabajo, ya sean consumidores, clientes o colegas. “Cuando puede ver cómo su trabajo es utilizado por otros, es difícil no encontrar el propósito.”

Considere un cambio de carrera. “Si estas estrategias no tienen el efecto deseado, podría ser una señal de que usted necesita hacer un movimiento dramático”, dice Johnson. “Cuando en lo profundo de su alma siente que necesita una disrupción para sí mismo, no debe ignorarlo. Si se mantiene anulado en su trabajo, con el tiempo, precipitará su propia caída”.

Rebecca Knight es una periodista independiente en Boston y académica en Wesleyan University.

©HBR, distribuido por The New York Times Licensing Group